Ud. está aquíDerechos Humanos

Derechos Humanos


LA DAIA DENUNCIARÁ PENALMENTE A SANTIAGO CUNEO DE CRONICA TV

Fuente: 
DAIA

La DAIA, Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, a partir de las ilegales manifestaciones antisemitas del periodista Santiago Cuneo de Crónica TV, promoverá las acciones penales pertinentes previstas en la Ley 23.592 y normas complementarias, así como las denuncias ante el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), el INADI y todo ámbito que corresponda.

 

El discurso de Cuneo pone de relieve la más execrable y clásica tipología antisemita de conspiración internacional, asociación de los judíos con el dinero e intenciones imperialistas, la reinstalación del panfleto Plan Andinia, la demonización del Estado de Israel, la extranjerización, la acusación de doble lealtad y el menoscabo de la dignidad de toda una comunidad.

 

Para la entidad representativa este mensaje amenazante, estigmatiza a los judíos como traidores a la patria, y está cargado de ignorancia e irresponsabilidad, ya que puede derivar en actos violentos contra la comunidad judía, alimentando un prejuicio que la sociedad argentina no debe tolerar. Su discurso lleno de odio confunde a los televidentes, instigándolos a construir vínculos sociales prejuiciosos y excluyentes.

TERRORISMO, una decisión a nivel mundial

Autor: 
Ariel Grun
Fuente: 
Plural JAI

Estados Unidos ha sufrido un nuevo atentado por parte del extremismo islámico y t

Un test genético puede ser la solución

Autor: 
David Mandel
Fuente: 
Mi Enfoque #653, Octubre 6, 2017

La Oficina Central de Estadísticas de Israel informa que cerca de 400,000 (396,000 para ser exactos) ciudadanos israelíes, que no son musulmanes, no son considerados judíos. Tienen los mismos derechos de todos los otros ciudadanos, hablan hebreo, hacen servicio militar, tienen pasaporte israelí. No sufren discriminación, con la excepción de que no pueden casarse en Israel con judíos o judías (lo hacen en Chipre, y el matrimonio tiene validez legal en Israel). Si son mujeres, sus hijos no son considerados judíos- Y,  cuando mueren, la burocracia clerical hace dificultades para permitir que sean enterrados en cementerios judíos.

La Corte de Israel reprende al Gobierno por no crear zona mixta en Muro Occidental

Fuente: 
Aurora

 

La Corte Suprema de Justicia instó al Ejecutivo del primer ministro, Biniamín Netanyahu, a reconsiderar la suspensión de un plan para crear un espacio de rezo mixto e igualitario en el Muro de Occidental (conocido en el mundo gentil como el Muro de los Lamentos), como demandan los sectores judíos no ortodoxos.

La presidenta de la Corte, Miriam Naor, tuvo duras palabras contra una resolución gubernamental que frenó en junio la implementación del acuerdo cerrado en enero de 2016, tras años de negociaciones y peticiones encabezadas por organizaciones como las Mujeres del Muro y los movimientos reformista y conservador del judaísmo.

Ese pacto daba luz verde al establecimiento de un espacio en el lugar de rezo más sagrado para los judíos en el que hombres y mujeres puedan rezar juntos y siguiendo rituales ajenos a la ultra ortodoxia, que controla el lugar e impone la separación por géneros y limitaciones a la oración de las mujeres, como no vestir los taledos (talit) o filaterías (tefilin) y no leer del rollo de la Torá (Pentateuco).

Los Hermanos Musulmanes, un arma de doble filo

Autor: 
Eitan Salischiker
Fuente: 
Código y Frontera

La primavera árabe apareció en el panorama geopolítico como un acontecimiento de gran importancia para repensar las relaciones de poder en el medio oriente, donde todavía se encuentran presentes las tensiones entre la visión de la democracia occidental y la cultura árabe. ¿Cuál fue el rol que cumplieron los Hermanos Musulmanes en medio de esta vorágine revolucionaria?

Los dos lados de la grieta Israel – judíos estadounidenses

Autor: 
Evelyn Gordon
Fuente: 
Aurora

La decisión del gobierno israelí de congelar un compromiso muy aclamado sobre el muro occidental, que habría creado un espacio de oración no ortodoxa de igual importancia en el área ortodoxa existente, provocó numerosas advertencias sobre una grave grieta entre Israel y los judíos estadounidenses.
Rachel Sharansky Danziger, por ejemplo, se preguntó cómo la relación podría continuar después de que el gobierno israelí “pronunció un rotundo ‘en realidad no nos importa a nosotros’” a los judíos de Estados Unidos. Pero la cuestión de Danziger tiene un lado opuesto que muchos comentaristas han ignorado: la confrontación terminó como lo hizo en parte porque demasiados judíos estadounidenses han entregado el mismo mensaje retumbante a los israelíes en los últimos años.
Numerosas batallas anteriores sobre asuntos religiosos en Israel han terminado de manera opuesta, con el primer ministro inclinándose ante la presión judía estadounidense. En una fecha tan reciente como 2011, por ejemplo, el gobierno congeló y en última instancia desechó un proyecto de reforma de los procedimientos de conversión porque los judíos estadounidenses se opusieron. Dado que los judíos norteamericanos son miembros de la familia y son importantes fuentes de apoyo político estadounidense, ningún primer ministro israelí quiso alienarlos, ni tampoco la mayoría de los israelíes comunes.
Si ese sentimiento se está deshilachando hoy, no es sólo por grupos marginados antisionistas como Jewish Voice for Peace (Voz Judía por la Paz) o incluso por el aumento de la indiferencia hacia Israel en la comunidad, sino también por las actitudes de muchos judíos estadounidenses que son genuinamente pro-Israel. Para entender por qué, es digno de reflexión lo que dijo el autor judío-norteamericano Jamaica Kincaid en una entrevista con Haaretz a principios de este mes sobre el control de Cisjordania de Israel.

Los diez mandamientos capitales de la ultraortodoxia judía

Autor: 
Joseph Hodara

Recientes actitudes adoptadas por la ortodoxia antisionista- incluyendo a sus representantes en la Knéset- conducen a meditar sobre los principios que la orientan y sus perceptibles y probables resultados en la cultura ciudadana de Israel. No se trata de actitudes aisladas; conforman más bien un síndrome que si no es debidamente comprendido debilitará gravemente la estabilidad y los avances del país.

Llamado de la Agencia Judía a la Knesset

Autor: 
La Agencia Judía Para Israel
Fuente: 
La Agencia Judía Para Israel

Decepción, dolor, enojo

Autor: 
Mario Goldberg

 

Decepción, dolor, enojo.
Algunas de las sensaciones que dejó la resolución del gabinete de Netanyahu el domingo 25/6.
En sus dos decisiones más cuestionadas se demoran, difieren, suspenden, las obras que iban a posibilitar que el Kotel tuviera un sector de rezos igualitarios, con respeto a las distintas corrientes religiosas que tiene el judaísmo.
La otra resolución coloca al gobierno israelí en una posición claramente favorable al monopolio ultraortodoxo en cuanto a las conversiones.
Si todo esto no fuera suficientemente preocupante los líderes religiosos haredim se encargan de demostrar que no se quedaran conformes con estas actitudes gubernamentales.
Van por más, van por todo.
El rabino Lau destila enojo denostando a los comerciantes que pretenden trabajar en Shabat y los acusa de "americanismo".
Los diputados de Shas pretenden acabar con el transporte público sabático en las ciudades donde lo hubiera.
El rabino jefe de Shas propone que "los reformistas construyan su propio muro y rezen ahi".
¿Son solo manifestaciones demagógicas?
Da toda la impresión que no, es una búsqueda, buscan apropiarse del judaísmo y por supuesto cuentan con la parálisis de los sectores progresistas del pueblo judío, cercados por una retórica retrógada y chauvinista.
La decisión de reconocer solo las conversiones haredim socava fuertemente los cimientos fundacionales del Estado de Israel y su relación con las diásporas.
Ya hace unos meses una familia venezolana fué al principio impedida de hacer aliá y luego, y para concretar su acogida al estado, compelida a un nuevo proceso de conversión.
Todo esto es sumamente peligroso, afortunadamente al frente de la Agencia Judía está nada menos que Natan Sharansky, un valiente y lúcido dirigente, un hombre que se enfrentó al poder sovietico y concretó su esfuerzo de posibilitar la inmigración de miles de judíos rusos a Israel.
Somos los judíos liberales los que tenemos la tarea de revertir esta situación.
No solo en Israel, en el resto de la diáspora nos encontramos con infinidad de avances del integrismo, avalado por la inacción, la indiferencia o la defección de quienes tienen que luchar por un judaísmo plural, inclusivo y tolerante.
Somos nosotros los que dejamos los lugares vacíos que ocupan los extremistas.
Debemos reaccionar, despertar del letargo, poner un límite como muy valientemente puso la Agencia Judía.
Ese es el ejemplo a seguir.


Mario Goldberg