Ud. está aquíShoá

Shoá


Contenido relacionado con la Shoá (Holocausto).

El pasmoso silencio de Latinoamérica

Autor: 
Guido Maisuls
Fuente: 
Cartas desde Israel - 12/01/2012

 

A mis hermanos venezolanos, nicaragüenses, cubanos y ecuatorianos.

A todos mis hermanos latinoamericanos.
 
El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, ya inició su gira de cinco días por vuestras queridas naciones latinoamericanas. Este viaje, que comenzó en Caracas, dice realizarlo con el fin de fortalecer las relaciones y desarrollar la cooperación en los campos políticos y económicos de Irán con Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador.
 
Es un hecho lamentable que el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad esté siendo recibido con honores, bombos y platillos por vuestros gobiernos y dirigentes de las hermanas Repúblicas de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador.

Darle esta bienvenida y permitirle expresarse significa mucho más que una autentica injusticia hacia la memoria de las innumerables victimas que su siniestro régimen está  y continuará produciendo en Irán y en todos los rincones del planeta.

El presidente no es bienvenido

Autor: 
Congreso Judío Latinoamericano (CJL)

 

El CJL repudia la presencia del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad en la región

El mundo judío en el siglo pasado tuvo dos hechos que lo impactaron profundamente: El primero fue el Holocausto, donde un tercio de los judíos fueron asesinados por el régimen nazi.

El segundo fue la creación del Estado de Israel, que representó el resurgir y la concreción de una esperanza milenaria del pueblo judío, que dos mil años antes, había sido llevado al exilio.

El Reino Ultraortodoxo

Autor: 
Alberto Mazor
Fuente: 
Israelenlinea - www.israelenlinea.com - 11/01/2012

 

Estimados,
Más de una vez habrán soñado con vivir para ver el establecimiento de dos Estados para dos pueblos, ¿verdad? Pues el sueño se hizo realidad hace mucho tiempo. ¿Fantaseaban con un Estado de bienestar? No busquen más; ya está aquí. ¿Salieron a manifestar en favor de viviendas asequibles? Pasen y vean; la lucha dio sus frutos. ¿Se esforzaron para que Israel reduzca su enorme presupuesto de seguridad? Ya lo consiguieron. ¿Exigieron aulas con pocos alumnos, jornadas escolares completas y educación universitaria gratuita? Todos esos anhelos se hicieron realidad en el Reino Ultraortodoxo, que convive pacíficamente - a veces - con el Estado de Israel.

El Reino Ultraortodoxo es un Estado de bienestar capaz de provocar la envidia de los países escandinavos. La mayoría de sus habitantes viven de pensiones y subsidios, y están casi completamente exentos del pago de impuestos y tasas municipales.

La increíble historia de Julio Gotlib, un héroe de la Segunda Guerra

Autor: 
Alejandro Borensztein
Fuente: 
Mensuario identidad - www.mensuarioidentidad.com.uy

 

Huyó de un campo de concentración y peleó para los aliados.
Una de las mejores cosas que heredé de mi viejo, Tato, fueron sus amigos. A pesar del tiempo y la diferencia de edad, mantengo un fluido vínculo con varios de los que fueron sus amigos más queridos, algunos de los cuales ya se han transformado en mis propios amigos. Es el caso de Julio Gotlib.

Julio tenía la misma edad de mi viejo, y una historia única. Nació en Polonia y, como la inmensa mayoría de los judíos europeos de aquellos tiempos, fue llevado a un campo de concentración cuando sólo tenía 14 años. Viendo que sus seres queridos eran exterminados en las cámaras de gas, decidió planificar su escape. Esperó un 24 de diciembre y, mientras los soldados nazis festejaban la Nochebuena y se emborrachaban, él corrió hacia el alambrado con otro chico, con el que había organizado la huída.

Elie Wiesel: esto fue profanar la memoria del holocausto

Autor: 
Shlomo Sharon
Fuente: 
Radio JAI

 

El Premio Nobel de la Paz y sobreviviente del Holocausto Elie Wiesel criticó duramente una reciente protesta de ultraortodoxos que no tuvieron mejor idea que vestirse con trajes de los campos de concentración nazi.

En la noche del sábado, la comunidad ultra-ortodoxa se manifestó en Kikar Jerusalén Hashabbat (sábado Square), donde vestidos con uniformes de prisioneros con distintivos amarillos con la palabra "Judio", escrita en alemán, protestaron contra lo que llamaron la exclusión de los haredim.

Sucedió en el 9º FICJA - Kasztner, ¿héroe o traidor?

Autor: 
Luis Gutmann *
Fuente: 
FICJA

 

Como todos los que vieron el film KILLING KASZTNER saben –o aquellos que sin haberlo visto leyeron su síntesis argumental en el catálogo del Festival- el documental se aboca a investigar el “caso Kasztner”.

Rezso (Israel) Kasztner fue un judío húngaro que durante la 2ª guerra mundial integró un grupo llamado Vaada, dedicado a hacer lo posible para proteger a los judíos de su país en peligro. Kasztner llegó a negociar cara a cara con Eichmann hacia finales de la guerra, cuando los alemanes (salvo Hitler) sabían que la misma estaba perdida para ellos, y trataban por todos los medios de salir indemnes de la situación, enriqueciéndose lo más posible. Es así como aceptaban sobornos de toda naturaleza: desde dinero y joyas hasta pertrechos para huir lo mas rápido y silenciosamente posible. Sin embargo, aun manejaban la potestad de enviar gente a las cámaras de gas.

Berlín y la memoria

Autor: 
Marcos Aguinis*
Fuente: 
Diario Perfil - 26/11/2011

 

Estuve numerosas veces en Berlín, incluso cuando la dividía el implacable Muro. Antes de su caída lo atravesé con mis documentos en regla, para registrar lo más que podía. Sólo me dejaron pasar ante las puertas de la Universidad Humboldt, caminar rápido por la inspiradora Alexanderplatz, asombrarme ante el monumento a Stalin y los enormes cubos que representaban a las tropas soviéticas, asistir a una función en el teatro Bertolt Brecht y... nada más. Mis pupilas hambrientas rebotaban contra la uniformidad de los edificios y la niebla que se expandía por las calles desiertas. Debía regresar al lado occidental el mismo día. Sé que otros turistas o investigadores consiguieron más, pero cumplieron diversos trámites o exhibieron mejores credenciales.

Yo recordaré por ustedes

Autor: 
Juan Forn
Fuente: 
Diario Página12 - 02/12/2011

 

En Lituania, hasta que llegaron los nazis, pasaban cosas como ésta: cuando en algún diario de la capital no recordaban dónde había aparecido algún artículo, llamaban a un joven de veinte años que vivía en un pueblo de 22 familias y 98 habitantes, y él les daba la respuesta. Lo llamaban a la oficina de correo del pueblo, él dejaba lo que estaba haciendo, atendía el teléfono, les daba la respuesta (la sabía siempre) y volvía a lo suyo.

El joven se llamaba Jonas Mekas, había empezado leyendo todos los libros y diarios viejos que había en su granja, y en las granjas vecinas, y en todas las casas del pueblo, y después siguió ampliando su radio de influencia con una táctica infalible: iba al correo de cada pueblo, relojeaba a los que recibían paquetes con libros o revistas y los encaraba ahí mismo para pedirles si le dejarían leer ese material cuando ellos lo hubieran terminado. A los veinte años había leído prácticamente todo lo que se había escrito en lituano. Además había publicado sus primeros poemas y de tanto en tanto bardeaba al pequeño mundo literario lituano atacando su provincianismo. Pero igual lo llamaban de la capital cada vez que necesitaban algo y él sabía siempre la respuesta, y las cosas habrían seguido así, con el joven Mekas bardeando al pequeño mundo literario lituano y escribiendo sus poemas y atendiendo llamados desde la capital en aquella aldea de 98 habitantes, hasta que lo agarraron los nazis y lo mandaron a conocer mundo.

Impresiones de mi viaje a Marcha por la Vida - Parte 5

Autor: 
José Chelquer
Fuente: 
Pensándonos.com.ar

 

TREBLINKA

20 a 40 SS, todos de alta graduación; muchos experimentados en exterminio eutanásico.

100 ucranianos. Ex prisioneros de guerra. Algunos “étnicamente alemanes”. Todos con experiencia en el odio a los judíos del Este.

700 “obreros no calificados” para la atención del “personal”, para los comandos azules de recepción y limpieza de vagones, para los comandos rojos de clasificación de bienes. Judíos con unos días más de vida antes de integrarse al “tratamiento” general.

Apenas 15 meses de operación. Cuando Alemania ya empezaba a perder la (otra) guerra.

Nada de rastros posteriores.

Un millón y medio de personas exterminadas, (6000 – 7000 por día “en régimen”).

Aprovechamiento integral: cabellos, coronas dentales, joyas, ropas.

Costo mínimo: mano de obra esclava; nada de balas, apenas gas.

20 minutos de intoxicación. Aquí, donde la “eficiencia” hubiese ahorrado dolor, no la hubo.

Impresiones de mi viaje a Marcha por la Vida - Partes 3 y 4

Autor: 
José Chelquer
Fuente: 
Pensándonos.com.ar

 

Bialistok 50 km

El viaje en micro a la salida de Varsovia es una oportunidad para mirar esta tierra y buscar rastros del pasado. El camino es verde, bordeado de bosques -de esos en que la abuela decía pasear y juntar hongos.. ¿Cuándo se habrá convertido en carretera asfaltada? ¿Será el mismo camino que otros hacían tirando de una carreta?

Los carteles del camino anuncian ciudades extrañas; cada tanto, nos golpea un nombre que escuchamos de chicos, que leímos en un libro, o que recuerda al apellido de alguien más o menos cercano. Esos nombres propios dejan de ser códigos arbitrarios: son los nombres de gente concreta que probablemente habría nacido allí y adoptado el nombre del lugar. Los imagino andando los mismos caminos, hablando de los mismos lugares.