Ud. está aquíDiscriminación

Discriminación


AMIA SIGUE DISCRIMINANDO

 

AMIA SIGUE DISCRIMINANDO

Autor: 
Mario Goldberg

Muchos se han sorprendido por la descortesia manifestada por las autoridades de AMIA, al  "desisinvitar" a la rabina Sarina Vitas a una actividad a razón del día de la mujer
A muchos otros no nos sorprende en lo más mínimo.
Esta es la AMIA que tenemos hoy.

AMIA SIGUE DISCRIMINANDO (Bet-Hilel)

Querida Rabina Sarina Vitas
La comunidad Bet-Hilel, tu casa durante muchos años, se solidariza con vos, repudia la aberrante decision de los intolerantes y denuncia a la conduccion de la AMIA que se creen dueños de la verdad como todo accionar fundamentalista.
Nunca la tradicion judia tuvo un pensamiento unico, siempre se distinguio por la multiple interpretacion de cada evento y eso la enriquecio milenariamente.
Con estas decisiones no hacen mas que contribuir  al empobrecimiento de nuestro acervo cultural y religioso.
Porque te conocemos, sabemos que tu aporte a dicha conferencia hubiera sido sumamente enriquecedor, motivo por el cual el oscurantismo decidio que no se escuche tu voz.
Lucharemos, al igual que vos y junto a vos, siempre por el respeto a la diversidad, a la convivencia a pesar de las diferencias y por el respeto a nuestro semejante.
Con todo el cariño que nos une, estamos junto a vos ayer, hoy y siempre.
Comunidad Bet-Hilel.

COMUNICADO DE PLURAL JAI - Esto no es sorpresa, pero tiene un límite

El miércoles 14 de Marzo estaba convocada una actividad denominada “Entre Mujeres” organizado por la Secretaría de la Mujer de AMIA en celebración del “Día Internacional de la Mujer”. Estaban invitadas a participar del evento Fanny Mandelbaum, Maru Botana, Marta Harff, Sarina Vitas, Susana Salzamendi, Noemí Muchnik y Liliana D´Anunzio.

El martes 13 de Marzo nos enteramos que a la Rabina Conservadora del Templo y Escuela Jaim Weitzman, Sarina Vitas, la conducción actual de la AMIA le comunicó que no quería que participe de la actividad. Luego de mensajes de protesta por la actuación de AMIA en este hecho, Rosita Nagelberg, miembro de la Secretaría de la mujer de AMIA, en clara muestra de desacuerdo con la decisión de las autoridades de AMIA suspende la actividad el mismo día en el que se ibrealizar.

AMIA SIGUE DISCRIMINANDO (Escuela Prof. Jaim Weitzman)

Sarina Vitas: Desinvitar a alguien es de mínima una falta de cortesía. Desconvocar a quien se le pidió una charla es una falta de respeto.
La Amia, la entidad que debe asistir mutual y solidariamente a sus asociados, cambió repentinamente de planes y decidió que la Rabina Conservadora Sarina Vitas no podía dar la charla que estaba prevista para celebrar el Día de la mujer.
Será muy pertinente: lo harán discriminando a una mujer rabina por no ser ortodoxa.
Suponiendo que era un error, nos comunicamos con el presidente Zbar para que lo reconsideraran. No hubo error. Hubo decisión de parte de la Amia que no nos incluye a todos y que no desplegó la neutralidad institucional que sería precisa.
La identidad y el modo de vivir el judaísmo no es un carnet ni un pasaporte.
Nuestra bandera es la ideología Masortí y no permitiremos ser discriminados por eso. La ideología no se negocia

COMUNICADO DE PLURAL JAI

Plural Jai repudia todo tipo de discriminacion y lamenta profundamente los
 ultimos acontecimientos con declaraciones xenofobas que solo ayudan a profundizar la division en nuestra sociedad.
Solo con libertad y respeto podremos construir una sociedad mejor.
 
Jorge Szczapowy - PRESIDENTE
Leonardo Feiguin -  SECRETARIO GENERAL

TERRORISMO, una decisión a nivel mundial

Autor: 
Ariel Grun
Fuente: 
Plural JAI

Estados Unidos ha sufrido un nuevo atentado por parte del extremismo islámico y t

Un test genético puede ser la solución

Autor: 
David Mandel
Fuente: 
Mi Enfoque #653, Octubre 6, 2017

La Oficina Central de Estadísticas de Israel informa que cerca de 400,000 (396,000 para ser exactos) ciudadanos israelíes, que no son musulmanes, no son considerados judíos. Tienen los mismos derechos de todos los otros ciudadanos, hablan hebreo, hacen servicio militar, tienen pasaporte israelí. No sufren discriminación, con la excepción de que no pueden casarse en Israel con judíos o judías (lo hacen en Chipre, y el matrimonio tiene validez legal en Israel). Si son mujeres, sus hijos no son considerados judíos- Y,  cuando mueren, la burocracia clerical hace dificultades para permitir que sean enterrados en cementerios judíos.

Los separa un largo conflicto, los une la pasión por el fútbol

Gol de la Igualdad. Así se llama el programa que una ONG israelí puso en marcha hace 10 años. Reúne a chicos árabes y judíos de escuelas pobres. Y los hace jugar.

Unos 10 mil chicos ya participaron del programa de la ONG Gol de la Igualdad en Israel. Cada año, en decenas de escuelas se mezclan razas, orígenes y religiones.

Podría ser el sueño idealista de un adolescente ingenuo: la paz en el mundo, los pueblos dejando atrás sus diferencias, niños compartiendo un juego sin distinción de razas, género y religión. Una canción de John Lennon. Una quimera… Y resulta que en Medio Oriente, tierra de tensiones eternas, de pretensiones mutuamente excluyentes, de miradas desconfiadas y desafiantes, esa imagen utópica empezó a cobrar vida hace menos de una década. ¿Hay responsables de semejante atrevimiento? Ni las Naciones Unidas, ni la Cruz Roja ni el Vaticano. Una ONG fundada por un grupo de estudiantes de la Universidad Hebrea de Jerusalén y empujada por un brasileño que eligió el idealismo a la abogacía. ¿Tiene un hilo conductor la idea? Sí. Ni Dios, ni el Estado ni la Justicia. El fútbol.

La Corte de Israel reprende al Gobierno por no crear zona mixta en Muro Occidental

Fuente: 
Aurora

 

La Corte Suprema de Justicia instó al Ejecutivo del primer ministro, Biniamín Netanyahu, a reconsiderar la suspensión de un plan para crear un espacio de rezo mixto e igualitario en el Muro de Occidental (conocido en el mundo gentil como el Muro de los Lamentos), como demandan los sectores judíos no ortodoxos.

La presidenta de la Corte, Miriam Naor, tuvo duras palabras contra una resolución gubernamental que frenó en junio la implementación del acuerdo cerrado en enero de 2016, tras años de negociaciones y peticiones encabezadas por organizaciones como las Mujeres del Muro y los movimientos reformista y conservador del judaísmo.

Ese pacto daba luz verde al establecimiento de un espacio en el lugar de rezo más sagrado para los judíos en el que hombres y mujeres puedan rezar juntos y siguiendo rituales ajenos a la ultra ortodoxia, que controla el lugar e impone la separación por géneros y limitaciones a la oración de las mujeres, como no vestir los taledos (talit) o filaterías (tefilin) y no leer del rollo de la Torá (Pentateuco).