Ud. está aquíMirta Goldstein: "Buscamos incorporar en la DAIA a los jóvenes, las mujeres, y los intelectuales"

Mirta Goldstein: "Buscamos incorporar en la DAIA a los jóvenes, las mujeres, y los intelectuales"


Publicado por: David Salischiker el 29 Octubre 2012

Bookmark and Share
Autor: 
Julián Blejmar
Fuente: 
Para Plural JAI

 

La doctora Mirta Goldstein es psicoanalista pero posee también un gran interés en todo lo relacionado a lo social. “Mi especialidad, además de la clínica, es el pensamiento sobre lo político, y he publico incluso libros sobre esta temática, que me interesa no solo en el plano de las estrategias, sino también en el del pensamiento, en este caso referido a lo comunitario”, señala a Plural JAI esta profesional, quien fuera además fundadora de de la de Red de Mujeres Judías Argentinas, -cuya misión es trabajar por el esclarecimiento y divulgación de acciones contra la violencia y la discriminación-, y hasta hace pocos meses presidente de la organización Amigos de la Universidad de Haifa.

Candidata a ocupar el cargo de Vocal de la DAIA por parte de la agrupación Nuevo Modelo Comunitario (NMC), -lista que se presentará a las elecciones del próximo 5 de noviembre-, Goldstein señala que a su parecer  "existe una diferencia entre el modelo centralista y congregacioista. Nuestra tradición comunitaria en la DAIA es la del primer modelo, que a diferencia del congregacioista no plantea una separación sino una centralidad, y de hecho las cosas funcionaban bien cuando la DAIA ocupaba su lugar de representatividad política, representando a instituciones e individuos en los temas de discriminación y antisemitismo. En este modelo la AMIA se ocupaba de lo mutual, que es el área de servicios donde los socios son beneficiarios de cultura, asistencia social, laboral, educación, o tercera edad entre otros. Creo que hay una función para cada institución, la cual estaba muy bien delimitada a antes del atentado a la Amia, pero que luego fue desvirtuada. Y en este sentido, antes que culpar al gobierno prefiero pensar el tema desde la comunidad judía, ya que creo que acá hubo un déficit en la participación de ciertos actores”.

En este sentido, Goldstein señala que en la decisión de postularse por NMC influyó mucho su pertenencia a Plural JAI, “donde encontré un espacio para plantear ideas que venía pensando, así como la visión de un cierto estado comunitario que me preocupaba. Esto tiene que ver con la poca presencia y participación dentro de las instituciones centrales de las mujeres, los intelectuales y los jóvenes”. Y al respecto, afirma observar que en esos espacios algunas cosas se empezaron a modificar “Tanto en Plural JAI como en NMC las mujeres ya no son un accesorio a la que no se lo escucha, y hoy en ambas listas hay varias mujeres activas y participativas, y si bien todavía falta, veo esto como un procesos a largo plazo”.

En cuanto a los jóvenes, Goldstein señala que los mismos suelen tener poca participación institucional ya que en la mayor parte de los casos están absorbidos por sus obligaciones laborales y familiares, pero que igualmente “empieza a haber en estas listas una generación más joven de voluntarios, y aunque todavía no se llega a contar con todas las edades que uno desearía, está claro que actualmente existe una muy interesante convivencia entre jóvenes y mayores, con una dispersión etaria inédita para la dirigencia comunitaria y también para muchos ámbitos, ya que ambas franjas pueden convivir y sumar sus potencialidades en el trabajo conjunto”.

Por último, remarca la inserción en la dirigencia por parte de los intelectuales, aspecto que considera “problemático” al afirmar que “escucho a otros pensadores judíos decir que prefieren mantenerse por fuera de las gestiones, pero si los intelectuales nos quedamos fuera de las gestiones, no podemos sumar las nuevas ideas para el trabajo diario. Me parece fundamental que los intelectuales dejen ese lugar de privilegio y aporten sus pensamientos, también desde su rol de voluntarios. De hecho el voluntariado tiene una larga historia, mi padre y el de muchos era voluntario, y muchos recogimos esa herencia, pero no todos logran reproducirla”.

¿Buscarán entonces recuperar el lugar de DAIA como interlocutor exclusivo con el gobierno nacional?

Si, aunque la exclusividad no tiene porque excluir el acompañamiento. El presidente de DAIA puede pedirle al presidente de AMIA que lo acompañe, porque de hecho tiene que haber un dialogo, y además, si desde NMC hablamos de inclusión, también tenemos que hacerla en las áreas políticas. Por supuesto que eso no significa uniformidad ni tampoco una disociación tal que no se entienda para que están las instituciones. En ese aspecto será claro que el liderazgo estará en la Daia, agrupando a las fuerzas que unen lo laico, lo secular, y el movimiento conservador, siempre con un criterio inclusivo.

¿La ortodoxia no está contemplada?

Creo que queda del otro lado, ya que en nuestra voluntad el ser inclusivos incluye a la ortodoxia, pero por parte de cierta ortodoxia, por lo menos la que intenta conducir a la comunidad, parece tener una estrategia y política comunitaria propia, creo que más bien del lado de lo congregacioncita.

¿Existen también aspectos que rescaten y planeen continuar sobre la actual gestión?

De hecho hay algunas cuestiones que son muy positivas. En mi caso tengo que agradecer a la gestión de Aldo Donzis y a Jorge Elbaum, el Director Ejecutivo, ya que ellos me ayudaron mucho con el desarrollo de la Red de Mujeres Judías, pues hicimos varias actividades conjuntas. Estas actividades de esclarecimiento que propicia la Red me interesa incluso profundizarlas, manteniendo su apertura a toda la comunidad, ya que si bien la DAIA es una representación de una federación de instituciones, sabemos que “el pueblo quiere saber de qué se trata” y quiere ser participe en las actividades.

¿Cualés son las principales diferencias que tienen con la lista rival encabezada por el ex director ejecutivo durante la gestión de Rubén Beraja, Claudio Avruj?

Plural JAI comenzó a trabajar con NMC ya hace tiempo, cuando la reciente lista de Avruj ni siquiera existía. De hecho su lista fue formada a último momento, y eso demuestra que se insiste en la vieja tradición de armar listas sin proyectos. Responder las razones por las que Avruj hizo esto sería entrar en el terreno de la elucubración, y además no me parece pertinente repetir lo que se dice en la calle y alimentar los rumores. Si sabemos que la DAIA es un lugar de prestigio y requerido, y por eso hay una vieja tradición de armar listas solo para ocupar lugares, pero nuestros movimientos armaron proyectos de gestión y son además independientes de cualquier partido político

En relación a la Causa, Adriana Reisfeld, titular de Memoria Activa, expresó críticas al candidato a presidente por NMC Julio Schlosser, ya que señaló que como dirigente no denunció ni planteó un quiebre con las políticas de Beraja. ¿Cree que en su posible nueva gestión esto será diferente?  

El año que viene se realizarán los juicios, y quien presida la DAIA va a tener que enfrentar esta problemática. En el caso de que no se haya hecho antes, va a tener que definirse y plantear un quiebre con las políticas anteriores, y para eso estaremos nosotros al lado de Julio, con el objetivo de apoyarlo en una definición que sea a favor de la resolución y el esclarecimiento de todos los hechos.

 

Su voto: Ninguno Promedio: 1 (1 vote)
Bookmark and Share