Ud. está aquíEl nuevo-viejo rebrote antisemita

El nuevo-viejo rebrote antisemita


Publicado por: Agrun el 25 Julio 2014

Bookmark and Share
Autor: 
Dra. Mirta Goldstein*
Fuente: 
Red de Mujeres Judías Argentinas°

 

 

Los judíos, hoy como muchas veces antes, nos encontramos ante la coyuntura de defender nuestra condición de sujetos de derecho, de Estado de derecho y de judíos; todo esto es lo que se juega con la lucha por nuestra supervivencia.

El discurso antisemita no solo sigue vigente sino que está cobrando nuevas fuerzas sobre todo porque se infiltra en las instituciones políticas. Representantes de muchos gobiernos se arrogan el derecho de acusar a Israel, a la par que se hacen replicadores del discurso palestino terrorista.

El otricidio o el fratricidio es permanente en el mundo y hay distintos motivos por los cuales pueblos enteros son aniquilados y por los cuales la ONU debería reaccionar. Sin embargo es permanente la culpabilización a Israel por defenderse.

Los sucesos antisemitas se organizan con premeditada anticipación discursiva. Esto es lo que hoy ocurre con el discurso palestino que se ha infiltrado a nivel internacional.

El discurso de propaganda permanente del fundamentalismo terrorista de querer aniquilar a Israel, encuentra eco en los corazones antisemitas.

Así como la demagogia nazi convenció al pueblo alemán de la impureza judía con el sólo objeto de que se convierta en el brazo ejecutor del horror de los campos y cómplice del fanatismo ciego de su líder, hoy lo mismo ocurre con el uso que se hace de la victimización palestina.

Los regímenes que se han dejado comprar por los capitales fundamentalistas tienen al enemigo dentro de su territorio. Y entonces, ¿no temen que después de atacar a Israel y levantar banderas antisemitas, no destruyan sus propios recursos? O es que la amenaza fundamentalista y terrorista es solo para el pueblo judío e Israel?

Las calaveras que las SS hacían figurar en sus cascos y boinas, anunciaban el horror. Lo mismo, las imágenes y estandartes de la propaganda de Hamas y Hezbolia, anuncian una guerra de odio contra el mundo; porque el odio no se terminará con la matanza de judíos e israelíes, sino que continuará. El odio es una pasión que no tiene límites. Hoy contra los judíos, en algunos lugares contra los cristianos y después irá por todos.

El odio insiste en su repetición. Debido a su estructura compulsiva, es que advertimos sobre un nuevo lanzamiento fratricida que reduce al semejante, como bien expresado el filósofo Giorgio Agamben, a “nuda vida”, o sea, a un desecho a ser eliminado.

Las imágenes en las cuales se ve a los fundamentalistas siendo adiestrados para atentados suicidas, quedan inscriptas en el imaginario de los niños y jóvenes, quienes no pueden comprender el alcance cruel de los mismos y pueden quedar fascinados.

La psicología de los genocidios incluye tres elementos: la psicología de las elites y de los líderes tiránicos, la psicología de los pueblos sometidos demagógicamente y la psicología de aquellos que pueden cometer excesos fanáticos.

Estos tres elementos se hallan en los discursos terroristas fundamentalistas que tanto hombres ilustrados como simples ciudadanos compran ciegamente.

El antisemitismo actual engaña en tanto parece circunscribirse a los conflictos entre Israel y los Palestinos, pero en el fondo oculta sus raíces más primitivas, esas que por siglos sostuvieron los hermanos europeos y que exportaron al resto del mundo.

 

°Publicado jueves 24 de julio de 2014 en Facebook de la Red de mujeres
Judías Argentinas.

*Presidenta de la Red de Mujeres Judías Argentinas, Secretaria de Derechos
Individuales y Colectivos de DAIA.

 

Su voto: Ninguno Promedio: 3.7 (3 votos)
Bookmark and Share