Efraim Katzir: la muerte de un “Presidente comprometido”