Abrasha Rotenberg: “Esencialmente, me siento un judío argentino”