Para Plural JAI, el adversario es “la apatía comunitaria”