No queremos transitar el camino de la violencia