Plural Jai evalúa su año de trabajo destacando que en la comunidad no había espacios adecuados para fomentar la participación