El judo israelí le presenta pelea al antisionismo