Un nuevo ciclo ha comenzado en el cercano oriente