Lea Novera: “Hoy sigo sin saber por qué sobreviví, pero sí sé para qué: para contar”‏