El diálogo interreligioso nos fortalece.