Ud. está aquíAMIA. Fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y una "Histórica Mesa" de abogados y dirigentes judíos

AMIA. Fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y una "Histórica Mesa" de abogados y dirigentes judíos


Publicado por: David Salischiker el 02 Junio 2009

Bookmark and Share
Autor: 
Lic. Eduardo Alberto Chernizki
Fuente: 
AJN - Daniel Berliner

 

Como es de dominio público el miércoles 27 de mayo se conoció el falló de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, referido al recurso interpuesto por las querellas de AMIA-DAIA y Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA, el que ha sido ampliamente comentado en los medios nacionales y en algunos comunitarios. Habiendo transcurrido algunos días, analizaremos en esta nota lo expuesto por los querellantes, las sorpresivas presencias y ausencias de dirigentes en la "Histórica Mesa" en la Plaza Seca del edificio de la AMIA y las dificultades que surgieron para definir el lugar de la conferencia de prensa por parte de las instituciones y dirigentes.

Enteradas de la novedad las autoridades de la AMIA y de la DAIA convocaron a una conferencia de prensa, a las 16 horas, con la finalidad – nos imaginamos – de hacer conocer su interpretación del fallo, a la que, como era lógico, invitaron a participar a representantes de la otra querella.
Sorpresivamente, para quienes habitualmente concurrimos a este tipo de actividades en el edificio de la calle Pasteur 633, la conferencia de prensa se realizó en la Plaza Seca. Sentados en una larga mesa, estaban las autoridades de ambas instituciones, los letrados de la querella AMIA-DAIA, Luis Czyzewski (miembro de Familiares) y tres ex presidentes de la DAIA, de espaldas al monumento de Agam y a la placa recordatoria de las víctimas fatales del atentado a la AMIA.

No son pocos los que comentaron las diferencias y la dificultad que se presentó para definir el lugar de la conferencia de prensa. Se propusieron , el auditorio de AMIA en el subsuelo de Pasteur, el quinto piso presidencia de la AMIA y el septimo piso de la DAIA y finalmente de resolvió que se haría en la Plaza Seca.
Frente a la larga mesa se ubicaron los periodistas, las cámaras de televisión y los fotógrafos enviados por los medios, en su gran mayoría nacionales. Hacemos esta aclaración debido a que, según nos informaron, el aviso a los medios se realizó en forma apresurada, posiblemente con el mismo apuro que se decidió hacer la conferencia de prensa.
En la soleada pero fría tarde otoñal en el edificio de la AMIA, llamó la atención tanto la presencia de tres ex presidentes de la DAIA como ciertas ausencias.
Los tres ex presidentes de DAIA presentes fueron José Hercman, Roberto Zaidenberg, y Jorge Kirszenbaum, son dirigentes que desde el mismo 18 de julio de 1994 estuvieron relacionados con la investigación del atentado, los ex presidentes de la AMIA que no estuvieron presentes: Alberto Crupnicoff, Oscar Hansman, Hugo Ostrower, Abraham Kaul y Luis Grynwald, también relacionados con la investigación del atentado.

 

Guillermo Borger, el actual presidente de la AMIA que en el momento del atentado era vocal de la Comisión Directiva, le manifestó a la Agencia Judía de Noticias, AJN, que no se invitó a ningún ex dirigente a la conferencia de prensa, sino que los que asistieron se acercaron al edificio “en forma espontánea”.
Estas palabras fueron confirmadas, por otros directivos de ambas instancias centrales comunitarias y funcionarios que aseguraron que a uno de los ex presidentes presentes le informó de la realización de la conferencia de prensa la doctora Marta Nercellas, letrada de la DAIA. Algo similar le ocurrió a quien esto escribe, pues se enteró gracias a un colega.

De los conceptos expresados por Guillermo Borger, el vicepresidente de DAIA, Ángel Schindel y el secretario general de AMIA y vicepresidente de DAIA Julio Schlosser, se podría deducir que lo establecido por la Corte Suprema era positivo para la causa, pues permitiría continuar investigando a la conexión local, que fue la parte de la causa que se había elevado a juicio oral. Si bien Schlosser explicó que pese a que el fallo era de pocas páginas, su contenido era muy denso y debía ser analizado en profundidad.

Luis Czyzewski, familiar de las víctimas del atentado, en cambio se refirió al futuro, cuando afirmó: "Los familiares recién vamos a estar conformes cuando sepamos la verdad, cuando los que tuvieron alguna participación estén donde deban estar".
Respecto a los letrados presentes, los doctores Marta Nercellas, Juan José Avila, Miguel Brofman, Mariano Fridman y Agustín Zbar, los cuatro primeros fueron activos partícipes de la querella AMIA-DAIA, mientras que Zbar, como invitado permanente al Ejecutivo de la AMIA, es quien junto con Schlosser son encargados de monitorear el estado de la causa principal del atentado a la AMIA, a cargo del juez Ariel Lijo que investiga las deficiencias y/o errores que se cometieron en la investigación que realizó el destituido juez federal Galeano. Que no estuviera presente el letrado de Familiares y Amigos de las Víctimas, Pablo Lanusse y el presidente de la DAIA Aldo Donzis, también son ausencias que no puede obviarse de mencionar.

Es innegable que para varios de los que estuvieron en la conferencia de prensa, el fallo de la Corte Suprema convalida, aunque sea en parte, lo que sostuvieron a lo largo de los años, y si bien reiteramos que la presencia de los ex presidentes de la DAIA "sorprendió", también la opinión que el abogado de Memoria Activa, Pablo Jacoby, cuando expresó a la Agencia Judía de Noticias, que algunos hicieron “una sobreactuación de triunfo”.

Al día siguiente, al leer los comentarios periodísticos, observamos que en varios de ellos además de informar sobre los alcances del fallo y la conferencia de prensa, daban a entender que tanto la DAIA como la AMIA, habían celebrado festivamente lo resuelto por la Corte Suprema, lo que a nuestro entender no refleja lo ocurrido.
Quizás la premura con la que se convocó la conferencia de prensa, y la cantidad de personas sentadas en la mesa frente a los medios, les dio esa impresión a los periodistas no comunitarios, mientras que a nosotros "esa larga mesa" nos hizo observar no sólo las presencias sino también las ausencias y preguntarnos si las mismas fueron casuales o causales, algo que por el momento nos será muy difícil de responder.

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (2 votos)
Bookmark and Share