Ud. está aquíCausa AMIA

Causa AMIA


Publicado por: nora el 01 Junio 2009

Bookmark and Share
Autor: 
Agustin Zbar
Fuente: 
El cronista- 29/0/09

 
Causa AMIA: han renacido las esperanzas en el esclarecimiento y castigo a los culpables
La investigación actualmente abierta no necesitaba de este fallo para avanzar, pero desde ahora no podrá ignorarse la senda marcada y el compromiso asumido por el tribunal supremo. 
 

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolviendo positivamente el Recurso Extraordinario presentado por las instituciones en la ‘Causa AMIA’, es una reivindicación fundamental del accionar de la AMIA, la DAIA y los familiares de las víctimas desde el inicio del proceso. Reivindicación fundamental porque fueron éstos los únicos que continuaron en la lucha judicial por demostrar que la causa no estaba terminada, a pesar de las muy duras, infundadas y difamatorias expresiones del Tribunal Oral N´ 3 que anuló toda la investigación y liberó a todos los acusados.
Muchos intentaron cerrar definitivamente la ‘Causa AMIA’ en la conciencia ciudadana, dándola por terminada a pesar de la apelación pendiente ante el máximo tribunal del país. Este mismo año, hubo muchas ‘operaciones’ para desalentar toda esperanza en el fallo pendiente de la Corte Suprema. Los imputados, (Telleldín y compañía) lograron eficazmente instalarse como víctimas de un supuesto complot en su contra, contando para ello con la apreciable ayuda de la sentencia del TOF 3 y de algunas otras instancias estatales. En tanto, a muchos familiares de las víctimas y a las instituciones judías (encarnadas en sus circunstanciales dirigentes) se las hacía aparecían como los autores de ese complot, o como sus execrables defensores. Uno de los efectos más contundentes del fallo de la Corte, es que ha calificado a la teoría del complot como arbitraria, dogmática y sin fundamentos en prueba alguna. La teoría de que existió un complot entre funcionarios, políticos y dirigentes comunitarios para endilgar el atentado a un grupo de ‘perejiles’ totalmente ajenos al hecho ha quedado definitivamente desacreditada por el mayor tribunal de justicia del país, y muchas de esas probanzas desechadas por ‘sospechosas’ por las instancias anteriores ahora serán tomadas en cuenta para reiniciar el juicio más importante de la historia argentina.
La constancia y la coherencia de quienes contra todas las presiones se mantuvieron afirmando sus convicciones a lo largo de los 15 años, ahora tienen un justo reconocimiento en esta sentencia ejemplar que, como otras de esta Corte Suprema, seguramente servirá para renovar la menguada confianza de la sociedad argentina en el Poder Judicial.
Por otra parte, a mi juicio, queda ahora claro que la virtual parálisis que afectó a la causa desde 2004 (luego de la sentencia ahora revocada) en relación a la conexión local fue innecesaria. Ahora queda demostrado que sólo partiendo del arma homicida, la traffic que tuvo en su poder Telleldín antes de entregarla a los integrantes de la conexión local, podremos llegar a esos asesinos. La investigación actualmente abierta no necesitaba de este fallo contundente para avanzar, pero a partir del 27 de mayo de 2009 no podrá ignorarse la senda marcada y el compromiso asumido por el tribunal supremo de la nación.
Han renacido las esperanzas en el esclarecimiento y castigo a los culpables del mayor crimen contra la humanidad, y como tal imprescriptible, cometido por el terrorismo internacional en el territorio latinoamericano.
 
 

Su voto: Ninguno Promedio: 4 (1 vote)
Bookmark and Share

El señor Szbar inventa en beneficio propio. El fallo de la Corte Suprema en nada reivindica lo actuado por la DAIA. Todo lo contrario, deja via libre para que se avance, sobre todo en lo que se conoce como la pista Siria, la misma que el ex juez Galeano, quien cometió todo tipo de tropelías en la causa, fue siempre defendido por los dirigentes de la DAIA a través de su abogada Nercellas, llamativamente recomendada para su puesto en la entidad judía por el mismísimo Galeano. La única persona que se ha dignado últimamente a tratar de entender y abrir los ojos ha sido el Fiscal Nissman. No por casualidad el señor Szbar lo atacó diciéndole algo así como que le iba a tirar la comunidad encima cuando él fuese presidente de DAIA. Al igual que Donzis, pero con diferencias de intereses personales, Szabr es parte del berajismo, más allá de que sus comienzos estuvieran ligados a Elztain. ¿Qué defiende?