Ud. está aquíDiálogo entre la Santa Sede e Israel

Diálogo entre la Santa Sede e Israel


Publicado por: nora el 11 Mayo 2009

Bookmark and Share
Autor: 
Ana Jerozolimski
Fuente: 
Semanario Hebreo. Uruguay

 

“EL DIALOGO ENTRE LA SANTA SEDE E ISRAEL, DEBE VERSE EN EL CONTEXTO DEL DIALOGO ENTRE LA IGLESIA CATOLICA Y EL PUEBLO JUDIO”.

 
El embajador Shmuel Hadas, diplomático de carrera hoy retirado, atesora dos misiones pioneras en la historia de la diplomacia israelí. Fue el primer Embajador de Israel ante la Santa Sede hace algo más de una década , tras haber sido también el primer Embajador en España. Sin duda, representaciones con gran carga emocional e histórica para el pueblo judío.
En marzo del año 2000, poco antes de la visita del Papa Juan Pablo II, Hadas nos concedió una entrevista –que recuerda como “una de las primeras que di”- en la que nos dijo: “ Estoy absolutamente convencido de que efectivamente, va a ser la visita más importante en toda la historia del Estado de Israel”.
Ahora , pocos días antes de la llegada del Papa Benedicto XVI a Israel, Hadas analiza ...y recuerda con emoción.

 
P: ¿Cómo definiría la visita que el Papa Benedicto XVI está por realizar a Israel-Tierra Santa: como un paso político, porque es jefe del Estado del Vaticano ,o religioso,  ya que viene en peregrinación como jefe de la Iglesia católica? Supongo que será una combinación...
R: Básicamente hay que hablar de una peregrinación , pero es evidente que es una visita que tiene connotaciones políticas  inevitables, sobre todo porque-no olvidemos-la diplomacia del Vaticano està condicionada en la misma medida  por consideraciones religiosas  y políticas  y es evidente que reforzar la presencia de la Iglesia católica en Tierra Santa es una meta importante. En este caso, otra connotación política es dar un paso adelante en el proceso de reconciliación de la Iglesia católica con el pueblo judío.
 
P: Si bien estamos conversando antes de que llegue el Papa a Israel y habrá que ver todavía cómo se desarrolla la visita, hay algunos elementos que llaman la atención . Por ejemplo, lo relacionado a Yad Vashem. Por un lado, va allí de visita el primer día, después de visitar al Presidente Shimon Peres. Por otro lado, tiene allí, al menos según el horario ya publicado, una hora bruto entre que llega a Yad Vashem y la hora en la que tiene que estar en la cita que le sigue. ¿Crees que estos elementos tienen importancia, reflejan algo para bien o para mal?
R: En las relaciones entre católicos y judíos tienen mucho que ver los símbolos y los gestos. Por ahora, el gesto mismo es la llegada del Papa a Yad Vashem y deberíamos darle menos importancia al tiempo que dedica a esa visita. Creo que un elemento como ese no tiene importancia, en absoluto Tenemos que  ignorar la agenda desde el punto de vista del tiempo que dedica a cada una de sus visitas. Ya que mencionamos Yad Vashem creo que es importante destacar algo en lo que la Santa Sede y el propio Papa ponen un muy especial énfasis en los últimos tiempos, sobre todo luego del affaire Williamson del que seguramente hablaremos después, cuando reitera no solamente su solidaridad con el pueblo judío-sus “hermanos mayores”, tal cual lo definió el Papa Juan Pablo II-sino que recalca la condena  a las declaraciones negacionistas. No puede ser màs claro cuando dice que la Shoa sea para todos una advertencia contra el olvido, contra la negación, contra el reduccionismo. Creo que eso es importante y no debe ser olvidado.
 
APORTE A LA PAZ
P: Sin duda, es un elemento que amerita ser destacado. Uno de los declarados objetivos de la visita, tal cual comentó hace unos días el portavoz oficial de la misma de parte de la Iglesia aquí, Wadie Abu Nassar , es el mensaje en pro de la paz en la región. ¿Cree que el Papa está en posición de ejercer influencia al respecto? Lo pregunto porque si bien está claro su rol a nivel internacional, en esta zona, sus seguidores y correligionarios, son una pequeñísima minoría...se podría hablar de minoría dentro de una minoría…
R: Creo que la importancia de esta dimensión de su visita es su posición en el mundo, porque está a la cabeza de una iglesia de mil millones de fieles. Sï hay tal cosa como influencia espiritual o moral, es evidente que esta visita tendrá importancia por el mensaje de la importancia de la paz que va a transmitir. Es algo que no se puede medir con exactitud, pero yo creo que alguna influencia va a tener.
 
MOMENTOS DE TENSION
P: El Papa llega tras una época de cierta tensión en el diálogo judeo-cristiano, tanto por el tema de la Misa de Viernes Santo  como por lo del Obispo Williamson, al que usted ya ha hecho referencia. Recordemos que nos referimos al Obispo inglés Richard Williamson, respecto al que se levantó una orden de excomunión. Williamson formuló declaraciones muy problemáticas para el pueblo judío al poner seriamente en duda que las cámaras de gas hayan sido lo que fueron durante el holocausto y minimizando el número de asesinados por los nazis de forma terrible. Aunque no hay certeza acerca de si el Papa mismo tenía conocimiento de esas declaraciones del Obispo, el caso causó daño al diálogo con el ¡ Vaticano. ¿Eso es  una nube seria en el ambiente?
R: En las relaciones entre judíos y católicos , que fueron definidas en alguna oportunidad precisamente por un sacerdote católico como “laberínticas, tortuosas y  plenas de malentendidos”, ha habido altibajos desde que establecimos las relaciones. Ambas partes han sumado errores, no solamente el tema de la Misa de Viernes Santo con las alusiones a la conversión de los judíos y el levantamiento de la orden de excomunión del Obispo Williamson. Yo creo que ambas partes son conscientes de la necesidad de superar estos malentendidos y otros. No olvidemos la controvertida canonización de Pìo XII. Creo que en muchos casos se debe a falta de conocimiento, de falta de tacto y sensibilidad, pero creo que ambas partes, en este diálogo en el que están empeñados, han sabido superar  de una u otra forma los problemas que ha habido. El diálogo es profundo, abierto, crítico, y esto posibilita que ambas partes puedan llevarlo adelante, pese a las dificultades que hay.
Es evidente que en el subconsciente de muchos de nosotros todo esto estará presente pero la visita en si no puede ni va a estar condicionada de ninguna manera a estos altibajos. No olvidemos que los altibajos fueron causados también por traspiés de la parte israelí. Tenemos en nuestra cuenta también algunos errores. Yo creo que ambas partes ven la visita del Papa un poco desconectada de los problemas que tuvimos en el pasado y que no van a malogra este proceso de reconciliación.
 
LAS DISCREPANCIAS
P: El hecho que aún no se haya llegado a un acuerdo entre Israel y el Vaticano  en temas como visas a sacerdotes, bienes de la Iglesia, impuestos  ¿significa que alguien actuó mal, que Vaticano o Israel se equivocaron en el enfoque, o es un resultado lógico de la complejidad de los temas?
R: En primer lugar, los temas son complejos porque no olvidemos que cuando el último dìa de 1993 se firmó el acuerdo fundamental, se dejó para resolver más adelante dos problemas: el del estatuto de la Iglesia católica en Israel y el tema fiscal. Se fijaron tres años para ello. El tema de la Iglesia católica llevó mucho menos y en pocos años el estado de Israel concedió estatuto legal a la Iglesia católica, cosa que no habían hecho ni el imperio otomano ni el mandato británico. El acuerdo por el cual Israel reconoce el estatuto jurídico y la autoridad del derecho canónico dentro de la Iglesia Católica en el Estado de Israel fue firmado el 10 de diciembre de 1997.
El otro tema es mucho más complejo porque obliga a Israel a reformas legislativas y a conceder las mismas facilidades que exige la Santa Sede también a otras religiones. –Con todo, leí hace poco una noticia según la cual precisamente el impacto positivo de la inminencia de la visita del Papa a Israel, ha permitido que haya progreso significativo en las reuniones de la comisión bilateral que está discutiendo este tema.
 
P: ¿Cuáles son exactamente los problemas al respecto?
R: Sencillamente, la Iglesia católica tiene una presencia milenaria aquí , reconocida casi siempre de facto tanto en la época del imperio otomano como del mandato británico. Hay aquí más de 300 instituciones católicas de toda clase, de beneficencia, educación, culturales, órdenes, congregaciones todas ellas, desde que reciben estatuto legal, pienso que se sienten más seguras ante la sociedad y las autoridades. Israel, antes, también las reconocía de facto, pero luego concedió el estatuto legal.
Yo creo que cuando iniciaron las negociaciones no estaba clara la complejidad. Al fin y al cabo se trata de establecer precedentes y ese es el problema principal. No sé si se puede hablar de errores o falta de conocimiento, sino de la problemática especial que tiene  el tema del precedente, ya que esto tendrá impacto no sólo respecto a la Iglesia  católica sino también a las demás iglesias, a las instituciones musulmanes y  también de la religión judía.
 
RESUMEN POSITIVO
P: Recuerdo cuando una importante delegación de la Santa Sede visitó Israel siendo Yosi Beilin vice Canciller y se firmó el acuerdo entablando relaciones diplomáticas. Hoy, mirando hacia atrás ¿diría que las cosas avanzaron satisfactoriamente?
R: No sé si satisfactoriamente  o no, pero han avanzado. Hay un diálogo fluido, abierto, también crítico y esto ha permitido que ambas partes lleven adelante un proceso de reconciliación en el marco de una historia que fue definida en algún momento como la historia de dos Estados no beligerantes que han tenido relaciones tortuosas y laberínticas. Quien esto lo dice, un padre jesuita, cree que no ha habido un caso análogo en la historia. Esto hay que tenerlo en cuenta. Y también hay que tener en cuenta otra cosa: que el diálogo Santa Sede –Israel debemos verlo en el contexto de las relaciones entre la Iglesia católica y el pueblo judío. Esto es imposible de separar.
Y esas relaciones cambiaron a partir del  Segundo Concilio Vaticano en los años 60.Si bien el  proceso de reconciliación es lento, creo que es seguro porque ambas partes tienen muy clara la necesidad de llevarle adelante. El propio Benedicto XVI no pierde ocasión de señalarlo en cualquier encuentro, en cualquier visita, en reuniones con comunidades judías….siempre lo destaca.
 
P: Supongo que para usted ,habiendo sido el primer Embajador de Israel en la Santa Sede, esta visita tiene un significado especial ¿no es así?
R:  Yo fui embajador de Israel ante la Santa Sede cuando el Papa era Juan Pablo II. Conocí a Benedicto XVI cuando era el Cardenal Ratzinger.  No tuve sin embargo muchas ocasiones de verlo ya que los temas de los que se ocupaba no eran los relacionados al diálogo entre Israel y la Santa Sede. De todas maneras yo creo que se mantiene un significado especial sobre todo al ver cómo han ido adelante ambas partes , en este diálogo tan especial.
 
P: Eso de haber sido "el primero" en algo, siempre es un título importante, si se trata de algo positivo por cierto. ¿Me equivoco si digo que en su caso, eso es más evidente todavía ya que ser embajador en el Vaticano no es un destino cualquiera? Será un destino diplomático, pero es un puesto con mucha carga emocional, religiosa...yo diría casi de dimensión histórica.
R: Pues comenzaré contando una anécdota que creo que es significativa  al mencionar esto...Cuando me nombraron embajador ante el Vaticano me preguntó un amigo español- te recuerdo que yo había sido también el primer embajador de Israel en España- si no me parece un destino un poco complicado.”De 500 años de distanciamiento, pasas a 2000”, me dijo, en clara referencia al hecho que Israel me nombró embajador en España 500 años después de la ruptura entre España y el pueblo judío pero que de los cristianos nos habían separado 2000 años . Yo le respondì a mi amigo que 500 no me habían alcanzado asì que busquè 2000…
 
P: Hombre de desafíos……
R:  Asì es..!  En cuanto a tu pregunta, sin duda creo que la carga emocional que significa ser embajador ante el Vaticano es motivada sobre todo por estas dificultosas relaciones que habíamos tenido hasta ese momento tanto en el contexto general de la Iglesia católica con el pueblo judío como entre el estado de Israel y el Vaticano. No olvidemos que el contexto histórico tiene una larga historia que va mucho más allá de la creación del estado de Israel y del rechazo del Vaticano de establecer relaciones diplomáticas con Israel .Recordemos que a principio del siglo pasado Hertzl fue al Vaticano a pedir el apoyo de la iglesia católica a la creación de un estado judío. La respuesta fue tajante: “Ustedes no han reconocido a nuestro Señor, pues nosotros no vamos a  reconocer vuestro derecho a retornar a Tierra Santa”. Eso hace que el que un judío llegue al Vaticano representando a Israel, evidentemente es un pedacito de historia.
 
NO SOLO POLITICA...
P: Y esta cita histórica tan significativa destaca que si bien estamos hablando de relaciones diplomáticas, también la teología está involucrada.
R: Precisamente querìa agregar este aspecto. La actitud del  Vaticano  a Israel desde su creación fue negativa y hasta hostil y en primer lugar pesaban las consideraciones de orden teológico. Para los teólogos católicos, la pérdida de la soberanía y la expulsión de los judíos de la tierra de Israel fueron consecuencia de su negativa de reconocer a Jesùs como el Mesìas. Para ellos el exilio fue el castigo y se les hacía muy difícil reconocer la legitimidad de un estado judío.
Pero las consideraciones teológicas fueron poco a poco reemplazadas por las políticas. En los primeros años de Israel las consideraciones de la Santa Sede se referían a sus relaciones con los países árabes , a la situación de las comunidades cristianas en esos países-…eso fue lo que más influyó…
 
P: Hemos estado hablando aquí de muchas cosas buenas y también de los problemas que surgen a veces en las relaciones. Bien sabemos que la situación de los cristianos en los países árabes, en el mundo islámico,  es a menudo muy problemática, aunque no se puede generalizar. Pero la sensación es que ante Israel el Vaticano se quejará por cosas menores con mucho más fuerza que lo que hará ante gobiernos islámicos o árabes por cosas mucho más serias…¿Se debe a que temen la reacción en otros lares mientras que saben que en Israel no tienen que temer?
R:  Si, creo que la respuesta está en tu propia pregunta. Creo que básicamente hay una gran cautela en relación a acciones en el mundo árabe  y eso condiciona un poco la acción del Vaticano.
 
LOS ENCUENTROS CON JUAN PABLO II
P: Publicamos aquí una foto de su encuentro con el Papa Juan Pablo II .¿Qué recuerda de sus encuentros con él  como embajador de Israel?
R: Cuando un embajador llega al Vaticano, con el propio Papa se encuentra dos veces, cuando presenta las cartas credenciales y cuando se despide. Yo tuve la ocasión, sin embargo, de verme con Juan Pablo II siete u ocho veces, inclusive antes de ser oficialmente el Embajador. Recibí una invitación de la Secretaria de Estado del Vaticano para entrevistarme con el Papa. Ya había sido designado como representante .Las relaciones diplomáticas se establecieron seis meses después de firma del Acuerdo fundamental, en junio de 1994. Yo había llegado como representante de Israel en febrero de ese año. Y fue en ese lapso que me invitaron a esa entrevista con el Papa, aunque no tenía ninguna obligación protocolar. Esa visita creo que es la que recuerdo con más cariño porque no se habló de política, de relaciones, sino que más bien tuvo un carácter  personal. El me contó sobre su vida en su ciudad natal y sobre sus vecinos judíos. Se interesó por mi familia , aunque sabía perfectamente que era originaria de Polonia. Se interesó  por el destino de mi familia después del holocausto, de quiénes quedaron. Fue un encuentro muy emotivo.
 
P: ¿En què otras ocasiones lo vio, fuera del protocolo?
R: Hubo otras ocasiones muy emotivas. En 1994 tuvo lugar en el Vaticano por primera vez un concierto conmemorando el Holocausto. Fue el día de la liberación de Auschwitz. Ese día, en enero del 94, el Vaticano por primera vez en la historia conmemoró el Holocausto y fue muy emotivo. Hubo otros momentos muy emotivos como plantar un olivo de Jerusalem  en los Jardines vaticanos. El Papa no estuvo en esa ceremonia misma. Pero después de la misma, en la que cual estuvo toda la plana mayor del Vaticano, fuimos a verlo a  él personalmente y le entregamos un retoño de olivo para su residencia. Lo vi también cuando hicimos por primera vez una exposición de los Rollos del Mar Muerto en el Vaticano y por cierto cada vez que se reunían con él figuras israelíes, como Itzjak Rabin, Shimon Peres y Netanyahu, cuando fue por primera vez Primer Ministro. Luego lo vi por supuesto en la despedida. El se interesó sobre cómo habían sido mis años de representación en el Vaticano y sobre el tratamiento que recibí por parte de los funcionarios de la Santa Sede.
P: ¿Qué inspiraba Juan Pablo II? En Israel dejó un halo de respeto muy grande cuando estuvo...
R: Yo creo que sobre todo humanidad. Al estar con él . siempre lo hacía sentir a uno que hablaba y lo trataba de igual a igual. Las conversaciones siempre han sido  muy poco protocolarias, muy sencillas. El trato de él siempre fue muy sencillo, muy directo.
 
UN DESTINO POCO COMUN
P: ¿Cómo era ser embajador ante la Santa Sede? Me imagino que es un destino sumamente diferente a todos los demás..
R: Sin duda. El Vaticano es otro planeta. Todo lo que yo aprendí en mi carrera diplomática, de poco me sirvió en el Vaticano. Allí no se tratan relaciones económicas o consulares sino básicamente una labor de diálogo , de esclarecimiento sobre Israel y llenar un importante vacío informativo importante que había en el Vaticano no solamente entre los diplomáticos sino también en las distintas congregaciones. En Roma solamente hay siete universidades católicos. En el mundo hay decenas y decenas de agencias informativas católicas, todas ellas con representantes en el Vaticano. Mi labor era más que nada de contactos y diálogo con todos ellos.
P: Y supongo que la estancia misma en Roma, también supuso encuentro con distintos puntos de la historia judía..
R: Claro que si , y también momentos muy interesantes, por ejemplo  cuando visité una Iglesia  en un suburbio de Roma, en la que habían escondido a judíos durante la Segunda guerra mundial, construyendo en el altillo un refugio especial para ellos en el que estuvieron durante años en plena oscuridad. Fui allí y me tocó participar en la ceremonia en la que se les entregaba el diploma de Justos del Mundo, de parte de Yad Vashem.
 
LAS RAICES
P:  Shmuel, usted ha  abierto muchos caminos. Además de haber sido el primer embajador en el Vaticano, fue también el primer Embajador en España, como ya hemos mencionado.. ¿Pensó que llegaría a eso, como representante del Estado de Israel, cuando vivía en su tierra natal del Chaco en Argentina?
R: Lo único en lo que pensaba en el Chaco, en Resistencia, era en ir a vivir a un kibutz. Fue lo primero que hice al llegar a Israel a los 22 años.Todo lo demás vino posteriormente, con una cadena de acontecimientos que me llevaron a la carrera diplomática y así a mis dos primeras Embajadas. Lo menos que pensaba era que ingresaría a la carrera diplomática  y que la finalizaría en el Vaticano. En ese sentido creo que uno de los momentos importantes para mi ha sido mi retorno posteriormente allí, al Chaco, para recibir todo tipo de homenajes. La Cámara de Diputados del Congreso de la Nación  me otorgó el título de Ciudadano Ilustre, a propuesta de un diputado peronista del Chaco , además de los títulos que me concedieron el gobierno y la Cámara de la provincia.
 
P: ¿Todavía se siente ligado a su Chaco natal?
R: Si, por supuesto, Al fin y al cabo están ahí mis raíces.
 
 www.porisrael.org
 

Sin votos aún
Bookmark and Share