Ud. está aquíBlogs / blog de Pablo Schvartzman / EL AUTÉNTICO PERFIL DE SAN MARTÍN EN LA MEDALLA DE UN ARTISTA JUDÍO

EL AUTÉNTICO PERFIL DE SAN MARTÍN EN LA MEDALLA DE UN ARTISTA JUDÍO


Publicado por: Pablo Schvartzman el 16 Mayo 2010

Bookmark and Share

EL AUTÉNTICO PERFIL DE SAN MARTÍN
EN LA MEDALLA DE UN ARTISTA JUDÍO

Cuando –en mi nota anterior—escribí el párrafo sobre Lucien de Hirsch, su pasión por la numismática y la donación de su impresionante colección a la Biblioteca Real de Bélgica, se me presentó, por asociación de ideas, la notable medalla de Jean Henri Simon dedicada a San Martín por la logia belga “La perfecta amistad” a principios de 1825.
Esa hermosa medalla tiene una historia atrapante, y se considera que el perfil del Libertador copiado del natural por el eximio medallista judío Simon es uno de los más auténticos retratos de San Martín.
En su ostracismo, el general San Martín se trasladó con su hija a Bélgica a fines del año 1824, radicándose en Bruselas, donde fue recibido fraternalmente y homenajeado por la masonería.
La logia “La perfecta amistad” hizo grabar una medalla con el destacado grabador, judío y también masón, Jean Henri Simon que logró plasmar una de las más nobles efigies del héroe.
La pieza confeccionada en un anverso y dos tipos de reverso, fue ofrecida en venta públicamente apenas llegado San Martín a Bruselas, lo que se puede comprobar en la nota del periódico “Le belge, ami du roi et de la patrie” de fecha 19 de enero de 1825 que dice textualmente: “El caballero Simon, grabador de S.M., va a editar diez medallas de hombres ilustres (…) Varias medallas grabadas del natural van a ser emitidas por este artista. La que acaba de aparecer ofrece a los amigos de las artes la semejanza perfecta de un general extranjero, justamente célebre, el general San Martín, tan conocido en la revolución de la América española del Sud”.
Esto prueba también la acogida que se dio al Libertador en Bélgica, la que fue –como dice Bonifacio del Carril—rápida, espontánea, fraternal y excepcionalmente admirativa.
Hablemos de la pieza en sí. Se conocen ejemplares en plata, cobre y bronce y sus detalles son los siguientes:

Anverso: en el campo, busto de San Martin, perfil izquierdo, de casaca con charreteras, luciendo la placa de Fundador de la Orden del Sol de Perú y la leyenda “LE GENERAL SAN MARTIN”.

Reverso: la leyenda del reverso, traducida del francés y de las peculiaridades, abreviaturas y jeroglíficos masónicos, dice: “La Logia La Parfaite Amitié constituida al oriente (en la ciudad ) de Bruselas el 7 de julio de 5807 ---al General San Martín – 5825”. Hay que aclarar que la masonería agrega cuatro mil años a las fechas de la era cristiana común. En letras pequeñas, en ambas caras, se lee “Simon F.”, la frase latina que significa Simon fecit o sea “la hizo Simon”.

Reverso número 2: dentro de dos ramas de helecho, estrella radiante de seis puntas, en su centro triángulo conteniendo la letra G (Gran Geómetra del Universo).

Con motivo de la IX Conferencia Interamericana de la Masonería Simbólica realizada en Buenos Aires en 1973, la Gran Logia de la Argentina emitió un medallón que reproduce fielmente, en su módulo original, el anverso y el reverso de la medalla de Simon (en mi colección, dos piezas en distintos metales).
No hemos podido encontrar muchos datos de Jean Henri Simon, solamente que nació en 1752 y murió en 1834 y que heredó el arte de su padre Jacob Simon, pero consideramos que este trabajo que tuvo de modelo al Libertador muestra una excelencia en el arte medallístico nada común.

Pablo Schvartzman

Concepción del Uruguay, 12 de mayo de 2010.

Su voto: Ninguno Promedio: 2.8 (5 votos)
Bookmark and Share