Ud. está aquíINTERPOL arresta a cientos en la represión de las rutas terroristas en el sudeste asiático

INTERPOL arresta a cientos en la represión de las rutas terroristas en el sudeste asiático


Publicado por: YG el 27 Abril 2020

Bookmark and Share
Fuente: 
Eurasia Review

Una operación dirigida por INTERPOL con el nombre en código 'Maharlika III' vio a las fuerzas del orden público de Brunei, Indonesia, Malasia y Filipinas (BIMP) desplegarse en puntos estratégicos a lo largo de las rutas de tránsito terrorista conocidas en el sudeste asiático en una serie de acciones simultáneas de control de fronteras y aplicación de la ley.

La medida coordinada, del 24 de febrero al 20 de marzo en medio del brote global de COVID-19, resultó en el arresto de más de 180 personas por diversos delitos, incluido un presunto miembro del grupo terrorista Abu Sayyaf (ASG).

La operación vio a 82 víctimas de la trata de personas, principalmente mujeres jóvenes de entre 20 y 30 años, rescatadas por las autoridades filipinas. Además, las autoridades indonesias identificaron y rescataron a otros 35 adultos y 17 niños (12 niños y cinco niñas), con edades comprendidas entre 10 y 15 años, que llegaron de Malasia.

 

También se incautaron armas de fuego, explosivos ensamblados ilegalmente hechos de nitrato de amonio y otros bienes y sustancias ilícitas por valor de más de un millón de euros.Con las unidades participantes en primera línea provistas de acceso directo a las bases de datos globales de INTERPOL, las autoridades pudieron realizar más de 13,000 verificaciones en documentos de viaje, armas de fuego y datos nominales.

"La pandemia de COVID-19 no impedirá que los grupos terroristas y del crimen organizado sigan con sus actividades, lo que significa que las operaciones de aplicación de la ley deben continuar y continúan", dijo Karel Pelán, Subdirector de la unidad antiterrorista de INTERPOL.

"Los resultados de la Operación Maharlika III confirman la importancia estratégica de asegurar las rutas de viaje utilizadas por terroristas y delincuentes en la región del BIMP, incluso durante una crisis de salud global", agregó Pelán.

La Organización Mundial de Aduanas también se asoció en la operación, coordinando el papel de los agentes de aduanas e informando las incautaciones a las Oficinas Centrales Nacionales de INTERPOL en cada uno de los cuatro países participantes.

 

Interrumpir el viaje terrorista

Armados con inteligencia en las rutas más comunes utilizadas por los grupos terroristas y del crimen organizado que viajan dentro del Área de Crecimiento del Este de la ASEAN (EAGA), particularmente las fronteras BIMP, INTERPOL trabajó con las autoridades nacionales para seleccionar siete ubicaciones estratégicas.

Ubicados en puertos y puntos de tránsito alrededor de los mares Celebes y Sulu, estos puntos actuaron como centros operativos desde los cuales lanzar acciones de cumplimiento simultáneas y coordinadas, incluidas patrullas marítimas, controles de pasajeros y vehículos, e inspecciones secundarias de identidad de personas sospechosas.

La geografía de la región, dispersa con pequeñas islas y múltiples puntos fronterizos, ha presentado históricamente un desafío para las fuerzas del orden que buscan combatir la actividad terrorista y el crimen organizado. 

Afluencia de combatientes terroristas extranjeros

El flujo de militantes del sudeste asiático a Oriente Medio para unirse a grupos terroristas, ahora se ha revertido.

Desde el colapso de las fortalezas ISIS / Daesh en el Medio Oriente, la región BIMP-EAGA ha visto una marcada afluencia de combatientes terroristas extranjeros (FTF), muchos de ellos viajando desde zonas de conflicto. Esto se debe en parte a la presencia de grupos terroristas locales inspirados por ISIS / Daesh en la región, como el ASG.

Los FTF están integrados en estos grupos terroristas locales y les proporcionan propaganda, personal, finanzas y experiencia operativa, como la fabricación de bombas.

En 2017, los combates en la ciudad de Marawi (Filipinas) entre militantes afiliados al EI y las fuerzas del gobierno filipino causaron más de mil muertes. Entre los muertos en Marawi se encontraban combatientes terroristas de Chechenia, Indonesia, Malasia, Arabia Saudita y Yemen.

La Operación Maharlika III se realizó con fondos del Gobierno de Japón, los Emiratos Árabes Unidos y la Fundación INTERPOL para un mundo más seguro.

 

 

 

 

 

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
Bookmark and Share
Etiquetas