Ud. está aquíAlejandro Kladniew: “Los votos de SOMOS AMIA terminarán en el BUR”

Alejandro Kladniew: “Los votos de SOMOS AMIA terminarán en el BUR”


Publicado por: YG el 18 Febrero 2020

Bookmark and Share
Fuente: 
iton gadol

El candidato de Una AMIA para presidir la institución comunitaria, Alejandro Kladniew, se refirió a la nueva lista que se sumó a la competencia por las elecciones del 5 de abril. Además, destacó que “el propósito de la AMIA es atender a las personas quienes más sufren o lo necesitan”.

-Apareció una nueva lista en la competencia, ¿cómo lo tomá?
-Es un secreto a voces que los votos de SOMOS AMIA terminan en el BUR, por lo tanto, considero que la verdad no debe ser ocultada. Se ha creado una especie de colectora llamada SOMOS AMIA cuyos líderes hoy gobiernan junto al BUR nuestra KEHILÁ.
Las cosas por su nombre. Es lo mejor.
Muchos dirigentes de ambos espacios se muestran públicamente, tienen similares concepciones, arman programas en conjunto y se sienten cómodos así.
Incluso consideran al Rab. Levin como uno de sus líderes.

-Es muy crítico con la gestión actual, ¿por qué?
-Porque la gestión es mala.
Cada año, la AMIA reparte menos dinero para educación y juventud. Solo el 2% del presupuesto va para el apoyo de la educación y menos del 1% para juventud. Luego escuchamos que se habla de continuidad judía, pero es imposible con menos del 3% en estas áreas.
Debemos sincerar la situación.
La AMIA de hoy no cumple con la misión para la que fue creada. Quienes conducen no tienen las habilidades necesarias para llevarla a cabo y desarrollar un presupuesto acorde para la continuidad o para ayudar a quienes lo necesitan.
Es una conducción enfocada en los aspectos religiosos. Hoy excluyen, porque quienes no respondemos a su visión religiosa quedamos afuera.

-¿Cómo viene la campaña de UNA AMIA?
-Muy bien, con mucho trabajo.
Con una enorme cantidad de personas hablando uno a uno, explicando nuestro mensaje. De diversidad, pluralismo. De que lo que se juega es: quiénes son los que deben mejorar la mala gestión actual.
Las otras listas buscan confundir.
La conducción de AMIA ni siquiera nos da los padrones como corresponde (los entrega con datos equivocados, personas fallecidas o números antiguos).
Pero cada obstáculo que nos ponen nos hace más fuertes y motiva aún más a nuestra gente… la gente que pide y quiere un cambio. Una transformación positiva.
Este esfuerzo sentimos que vale la pena.
El 5 de abril votamos en comunidad para poder tener una conducción con todos, incluso con aquellos que hoy gobiernan. Nuestra mirada es inclusiva, no excluyente.
La comunidad no debe estar dividida.

-¿Qué se juega en la elección el 5 de abril?
-Hay un dilema claro.
La elección es sobre un grupo de personas que quieren una AMIA diversa, plural y concentrados en una gestión de calidad o una dirigencia actual que se enfoca en cuestiones religiosas y deja de lado los programas y planes necesarios.
Nosotros consideramos que puede realizarse un plan integral con un equipo de trabajo que otorgue las garantías para llevarse a cabo seriamente
Se elige quien pueda proponer y gestionar la AMIA
Se juega la posibilidad de tener una AMIA representativa de sus socios, enfocada en revitalizar la comunidad en su diversidad, versus una minoría ortodoxa que excluye y deja de lado la gestión.
Tenemos volver a sentir orgullo por la AMIA.

-¿Cuál es, a su criterio, el principal propósito de la mutual?
-El propósito de la AMIA es atender a las personas quienes más sufren o lo necesitan. Sobre todo, en cuanto a apoyo social, ayuda laboral, crédito, etc.
Continuidad, educación, juventud, empleo, ayuda social…
Básicamente hoy no se cumple con esas funciones y la conducción ligada a la ortodoxia y algunos líderes de la agrupación Somos Amia, dejan de lado a quienes piensan diferente.

-¿Qué debería hacer la AMIA, tomando en cuenta la crisis política y social en Argentina?
-Si va a haber continuidad de quienes gobiernan hoy la AMIA, lo que nos espera es más de lo mismo.
Las transformaciones se dan a partir de la experiencia que tenemos muchos de los dirigentes de UNA AMIA. Sobre todo, en programas de empleo, del trabajo de microcréditos, atender a la gente con necesidades sociales con calidad y calidez. En mi caso particular pudimos llevarlo a cabo con éxito y mucho reconocimiento en el Joint.
En una situación nacional complicada, se necesita una gestión que respalde los principios básicos de la misión de la AMIA y en cuánto a la Tzedaká.

-¿Qué implica ser presidente de AMIA?
-Implica trabajar con seriedad.
Trabajar día y noche por una comunidad que se sienta representada.
Para lograr planes y programas que puedan desarrollarse y no quedarse en una propuesta de campaña.
No se trata de un puesto como cualquiera y siento que vamos a poder conseguir resultados muy positivos para toda la comunidad.

 

Sin votos aún
Bookmark and Share
Etiquetas