Ud. está aquíNunca Más

Nunca Más


Publicado por: Anónimo el 21 Abril 2009

Bookmark and Share
Autor: 
Bernardo Kliksberg *

 
Simon Wiesenthal, relata que al inicio de la guerra fue apresado con otros jóvenes judíos por soldados ucranianos colaboradores de los nazis. Fueron puestos contra una pared, un oficial asesinó a uno de los jóvenes de un disparo, tomó licor y mató al próximo, cuando llegó a Wiesenthal sonaron los campanarios de la iglesia, “suficiente” dijo, “es la misa de la noche”. Así se salvó. Explica: “lo que yo vi fue el exterminio sistemático de cada judío sin ningún motivo, hecho por personas que tenían un real placer en matarnos”.
Samuel Pisar narra (Washington Post 23/1/05): “cuando comenzó la liquidación del Ghetto de Bialystok, Polonia, sólo tres miembros de mi familia todavía vivían, mi madre, mi pequeña hermana y yo, de 13 años. Mi padre había sido ejecutado por la Gestapo. Mi madre me pidió me pusiera pantalones largos, esperando que si me parecía a un hombre el trabajo esclavo podría salvarme. “¿Y tú y Frieda?” pregunté. No me contestó. Sabía que su destino estaba sellado. Cuando fue llevada a la fuerza con otras mujeres, los chicos, los ancianos y los enfermos, hacia los vagones de ganado, no pude sacar mis ojos de ellos. La pequeña Frieda se tomaba de mi madre con una mano, y en la otra tenía su muñeca favorita. Ambas me miraron, antes de desaparecer para siempre de mi vida. Poco después fui llevado a Auschwitz, cuando los SS abrieron el vagón muchos ya habían muerto de hambre, sed, o falta de aire. Nos ordenaron desnudarnos, y pasar por delante de Mengele. Decidía con su pulgar quiénes irían a la derecha y serían asesinados enseguida, quienes a la izquierda para sus atroces experimentos. En el fondo se escuchaba música de Bach, Shubert y Mozart”. 40 presidentes se reunieron recientemente en Auschwitz para conmemorar el 60 aniversario de su liberación. Una sobreviviente irrumpió, tomó el micrófono y preguntó: ¿por qué fui traída a este lugar cuando tenía sólo 16 años y reducida a una piltrafa?. Me sacaron mi nombre y lo sustituyeron por un número. ¿Qué derecho tuvieron en matar a mi familia?. Ana Frank también tenía 16 años. Soñaba en su escondite con ser escritora. Escribió: “quiero ser de utilidad y de alegría para la gente y por eso le agradezco tanto a Dios la oportunidad de escribir y expresar lo que llevo dentro de mí”. Fue asesinada por los nazis, pero no lograron destruir su mensaje. Su Diario es uno de los libros más leídos de la historia. Ha sido traducido a 62 idiomas y se enseña en muchísimas escuelas del mundo.
El holocausto sistemáticamente planificado y ejecutado por los nazis, aniquiló en menos de tres años seis millones de judíos, entre ellos un millón y medio de niños. Tuvo colaboradores en diversos países europeos, y espectadores pasivos en gran parte del mundo. No hubiera sido posible, si hubiera habido resistencia, como la del pueblo y la iglesia búlgara que salvaron 50.000 judíos, y la del Rey y el pueblo de Dinamarca que salvaron sus 10.000 judíos. ¿Por qué en cambio los cielos no se oscurecieron con aviones?, pregunta el célebre historiador francés Pierre Vidal Nacquet. ¿Por qué los ejércitos aliados en 1944 con la guerra ganada no bombardearon las vías férreas por las que 800.000 judíos húngaros estaban siendo conducidos a morir en Auschwitz?.
Pisar refiere que cuando las puertas se cerraban en las cámaras de gas de Auschwitz, las personas tenían sólo tres minutos de vida. A pesar de ello encontraron la fuerza para escribir con sus uñas en las paredes “no olviden”.
El género humano termina por fin de responderles. La Asamblea General de la ONU aprobó por unanimidad, establecer el 27 de enero aniversario de la liberación de Auschwitz como el Día Internacional del Holocausto. La resolución presentada por 91 naciones, entre ellas 8 musulmanas, urge a los estados miembros a desarrollar programas educativos para llevar el holocausto a las futuras generaciones, rechaza cualquier intento de negarlo total o parcialmente, condena toda discriminación o violencia basada en la religión o la etnicidad, y llama a la Secretaría General a movilizar a las sociedades civiles para el recuerdo del holocausto.
En el debate Alemania dijo: “el Holocausto es el más oscuro capítulo de la historia del país”. Austria: “vivimos el dolor de saber que muchos austriacos tomaron parte en el mayor de todos los crímenes”, Rumania y Francia recordaron sus historias de colaboración con los nazis, Brasil: “el holocausto judío es el paradigma del genocidio“. China: “la Segunda Guerra Mundial fue un evento sin precedentes en la historia por el intento nazi de eliminar a toda la nación judía paso a paso“, Jordania lo llamó: “un crimen de proporciones colosales“, Guatemala: “será por siempre una carga en la conciencia de la humanidad y de todas las naciones“, Argentina: “el holocausto revela grandes verdades, que no deben ser olvidadas acerca del daño que unos pueden hacer a otros. A pesar de los esfuerzos para combatirlo el antisemitismo reemerge periódicamente en ataques a sinagogas, profanaciones de cementerios o las cínicas especulaciones de supuestos historiadores que relativizan o niegan lo que sucedió“. El presidente de la Asamblea Jan Eliasson (Suecia): “el holocausto ha sido un momento límite en la historia, que ha llevado a la humanidad a decir nunca más. Esta resolución llama a recordar los crímenes del pasado con la mirada puesta en prevenirlos en el futuro“.
El “nunca más“ deberá ser puesto en práctica en los hechos frente a las limpiezas étnicas, racismos y discriminaciones de todo orden que afligen el globo, y particularmente a los más pobres. También para repudiar categóricamente como lo hizo por unanimidad el Consejo de Seguridad de la ONU, el Secretario General y muchísimas naciones, llamados genocidas como el del nuevo presidente de Irán a “borrar de la tierra“ un país entero, el Estado de Israel.
Es muy positivo que después de tanto silencio, complicidad y pasividad, cuando el gran crimen se cometía, la humanidad haya decidido recordarlo anualmente. Pero se necesita junto a ello extraer las lecciones y extirpar las nuevas formas del antisemitismo, la xenofobia y el racismo. Un gran poeta español León Felipe escribió sobre Auschwitz versos que obligan a la reflexión y la acción.
“Estos poetas infernales, Dante, Blake, Rimbaud, ¡que hablen más bajo, que toquen más bajo, que se callen! Yo sé que Dante toca muy bien el violín ... ¡Oh!, el gran virtuoso. Pero que no pretenda ahora con sus tercetos maravillosos y sus endecasílabos perfectos asustar a ese niño judío que está ahí, desgajado de sus padres. Y sólo, ¡solo! aguardando su turno en los hornos crematorios de Auschwitz. Dante, tú bajaste a los infiernos con Virgilio de la mano y aquello vuestro de la Divina Comedia fue una aventura divertida de música y turismo. Esto es otra cosa ... Mira ¡este es un lugar donde no se puede tocar el violín. Aquí se rompen las cuerdas de todos los violines del mundo! “.
 
* Asesor de ONU, BID, UNICEF, UNESCO, OPS, OEA, y otros organismos internacionales.
Fuente: AJN - www.itongadol.com.ar

Sin votos aún
Bookmark and Share