Ud. está aquíEl nieto de un ex gran Rabino de Israel se casa con su novio en una ceremonia que dirigirá una rabina gay

El nieto de un ex gran Rabino de Israel se casa con su novio en una ceremonia que dirigirá una rabina gay


Publicado por: YG el 12 Junio 2018

Bookmark and Share
Fuente: 
YNet.Traducción: May Samra/Enlace Judío
Ovadia Cohen, nieto del rabino Ovadia Yosef, ex rabino jefe y líder espiritual del Partido Shas y principal autoridad halájica sefardí de los últimos tiempos, se casará con su compañero Amijai Landsman, en una ceremonia dirigida por una mujer religiosa gay.
“Fui bendecido con una maravillosa familia que me aceptó desde el primer momento, y también aceptaron a Ovadia”, dijo Amijai a Yediot Aharonot. “Estamos completamente orgullosos. Ovadia dio un paso muy valiente para estar en una relación conmigo y estamos felices de casarnos. No soy parte de la comunidad gay religiosa, pero creo que hace un gran trabajo “.
La ceremonia nupcial de la pareja estará a cargo de Zahorit Sorek, activista prominente de la comunidad religiosa gay y miembro del partido Yesh Atid; ella ocupa el puesto 19 en la lista del partido para la XX Knesset. Ella misma estaba casada con un hombre, tuvo hijos con él y estudió en importantes instituciones del sionismo religioso.
El abuelo de Cohen, Ovadia Yosef, fue la principal autoridad halájica para Oriente Medio y España de los últimos tiempos. La familia Yosef es muy influyente y la mayoría de los 11 hijos y yernos del rabino Yosef ocupan importantes cargos rabínicos; el más prominente entre ellos es su hijo, el rabino principal sefardí, Yitzhak Yosef.
Ovadia era muy cercano a su abuelo. Sus padres se divorciaron cuando era un niño y aunque su abuelo acababa de terminar su mandato como rabino jefe y estaba ocupado tanto con su escritura halájica como con la fundación de Shas, se dedicó a ayudar a criar a su nieto como si fuera su hijo.
Viviendo en la casa de su abuelo, Ovadia frecuentó una variedad de líderes religiosos y políticos sefardíes y conoció todos los rabinos jefes sefardíes recientes, así como los líderes del partido Shas, entre ellos el Ministro del Gabinete de Seguridad Arie Deri.
El año pasado estalló una controversia sobre la participación de Shas MK Yigal Guetta en el matrimonio homosexual de su sobrino. Guetta rechazó la demanda del liderazgo espiritual de Shas de que debía emitir una disculpa por asistir a la boda y se vio obligado a renunciar a su puesto en la Knéset.
Como es común entre los miembros religiosos de la comunidad gay, Cohen estaba casado con una mujer con quien tuvo dos hijos. Después de varios años se divorciaron y Cohen se proclamó gay. Hace tres años conoció a Landsman, que creció en una comunidad religioso-sionista en Haifa, y los dos se mudaron juntos, manteniendo un estilo de vida religioso.
Poco a poco, comenzaron a exponer su relación a sus respectivas familias. La familia de Landsman llegó a aceptarlo relativamente bien en comparación con la comunidad religiosa; por otro lado, a la familia de Cohen le resulta mucho más difícil aceptar su homosexualidad.
En un foro de Internet para miembros religiosos de la comunidad LGBT, Landsman habló sobre su experiencia elogiando a su familia por su aceptación y discutiendo la mentalidad “¿qué pensarán los vecinos?”, común entre los sectores conservadores de la sociedad israelí. “Mi pareja es parte de la familia”, dijo.
Se esperan unos 200 invitados a la boda, en su mayoría miembros de la familia de Landsman, miembros de la comunidad gay religiosa y una pequeña cantidad de parientes de Cohen.
Los dos son parte de una comunidad creciente de miles de hombres y mujeres, de yeshivá y ulpaná (estudiantes religiosos de secundaria) graduados del movimiento sionista religioso, que comenzaron a sospechar de una orientación homosexual a temprana edad pero que no podían concebir una vida contraria a la halajá (ley judía) y a las rígidas convenciones religiosas.
En los últimos años, los miembros de la comunidad religiosa LGBT han estado librando una lucha pública por la conciencia y la tolerancia. En el marco del cambio social reciente, cada vez más bodas entre personas del mismo sexo han tenido lugar con la participación de las familias de las parejas.
Muchos miembros de la comunidad religiosa gay habían sido forzados anteriormente a participar en talleres dirigidos por la organización “Atzat Nefesh”, que practica la terapia de conversión para intentar convertir a los homosexuales religiosos en hombres heterosexuales.
Accedían a participar en esos talleres por consejo de un rabino o en la creencia de que era posible “romper” la tendencia homosexual. Sin embargo, durante el año, muchos de ellos tuvieron experiencias muy difíciles al participar en los talleres: depresiones, ataques de pánico e intentos de suicidio, debido a la creciente brecha entre su orientación sexual inherente, la prohibición halájica y el tabú social.
Hace unos años “salió del closet”, se casó con una mujer y desde entonces ha acompañado a jóvenes religiosos que están luchando con su identidad sexual. A pesar de la disonancia inherente, todavía se describe a sí misma como ortodoxa. La boda de Cohen y Landsman será la séptima ceremonia de boda que dirigirá para los miembros de la comunidad religiosa LGBT.

 

Sin votos aún
Bookmark and Share
Etiquetas