Ud. está aquíMahan Air, terror en el aire

Mahan Air, terror en el aire


Publicado por: YG el 03 Mayo 2018

Bookmark and Share
Autor: 
Flavio Goldvaser
Fuente: 
comunidadesplus.com

Este artículo es un resumen de las actividades que han llevado a las autoridades americanas a realizar un embargo comercial sobre esta aerolínea iraní. Y de sus relaciones con la Guardia Revolucionaría de Irán y su relación con el tráfico de armamentos e individuos a zonas de conflicto.

Nos imaginamos cómodamente sentados en primera clase de un vuelo internacional de Mahan Air con destino a algún país asiático. La vista asiste a las presurosas típicas azafatas de la Republica Islámica de Irán vestidas con un uniforme de camisas a rayas, polleras largas, chalecos haciendo juego y la infaltable famosa hijab que cubre su pelo. Mientras el vuelo atraviesa los diáfanos cielos del Medio Oriente se presenta el menú del vuelo. Abrimos el menú donde se detalla la cena dispuesta para este vuelo y de la cual se podrá elegir entre: pollo kebab al limón, carne hallal trozada con salsa de soya o pescado kebab con salteado de vegetales, siempre acompañados con arroz al azafrán. Mientras bebemos el irresistible te con hielo iraní, que nos ofrece una sonriente azafata, al cruzar el estrecho de Ormuz con un mar azul debajo y las montañas persas que reflejan el color del desierto en el horizonte, que separan Emiratos Árabes de nuestro destino. Giramos la vista y preguntamos quienes son los misteriosos pasajeros o la carga del avión que nos acompañan en aquella mezcla de aventura con exploración de una cultura que resulta casi mágica para occidente. Esta pregunta surge al recordar que Mahan Air fue incluida en el 2011 por el Departamento del Tesoro Americano, a través de la Orden Ejecutiva (E.O.) 13224, en la lista de empresas con sanciones comerciales internacionales por proveer apoyo a movimientos terroristas. Un no grato pensamiento nos recorre la espina mientras concluimos el vuelo y este llega a su destino.

Y es que la lista de sanciones impuestas a la Republica islámica de Irán, se remontan a más de cuatro décadas. Habiendo sido impuestas las primeras en Enero de 1984, por la Administración del Presidente Ronald Regan. Las que designaron al Régimen islámico, como nación promotora del terrorismo internacional, luego de varios atentados atribuidos a las

Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) contra tropas americanas en Europa y la voladura de la Embajada Americana en Beirut. Imponiéndole EE.UU. restricciones generales a través de la Export Administration Act, de la Arms Export Control Act, de la Foreign Assistance Act y de la U.S. Munition List. En la que prohíben la exportación de productos militares y de uso dual, además de la prohibición para entidades, empresas o individuos de asistencia general a este país. Incluyendo la prohibición de venta de productos destinados a la navegación aeronáutica, aeroespacial y de sus motores de propulsión. Ya durante el gobierno del Presidente Clinton las sanciones contra el régimen se extendieron con la firma de la Executive Order 13059 en el año 1999. En la que se prohíbe la re-exportación desde cualquier otro país, de todo elemento elaborado en los EE.UU. con destino a Irán.

Mientras las anteriores sanciones eran generales contra el país, la redacción de la orden E.O. 13224 del año 2011 es particular contra Mahan Air, otros individuos y empresas relacionadas. Sustentada en cargos de proveer apoyo financiero, material y tecnológico a la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) y a la Brigada Islámica Qods Force. Al mismo tiempo que la aerolínea fue acusada por el F.B.I. en tribunales federales americanos, de transportar al equipo encargado de la planificación del frustrado asesinato, durante el 2011, del embajador Saudí en Washington, Adel Al-Jubeir en un restaurant de aquella ciudad. Equipo encabezado por los operativos iraníes, Manssor Arbabsiar y Gholam Shakuri. Los que tenían planificado un atentado en la misma ciudad contra las embajadas Saudí e Israelí y que posteriormente planeaban dirigirse a la Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Originariamente esta aerolínea fue creada en 1991 en la provincia Iraní de Kerman bajo la forma de una aerolínea privada cuya titularidad corresponde a la organización caritativa, Molal-Movahedin Non-Profit Institute. Siendo el fundador de la misma, según investigaciones realizadas por la Fundación de Defensa de la Democracia con base en Washington, el fallecido en 2017 ex presidente de aquel país y acusado por el atentado a la sede de la AMIA en Argentina, Akbar Hashemi Rafsanjani. Quien designo como CEO de la empresa a un hombre de su confianza, miembro retirado de la IRGC y veterano de la guerra de Iraq, Hamid Arabnejad Khanooki. Quien según reportes de inteligencia americanos, habría servido en la misma unidad militar que el Comandante en jefe de las Quds Force, Qassem Soleimani. Pesando sobre Khanooki según informes del Departamento del Tesoro Americano, el privilegio de haber suministrado armamento, entrenamiento y asesores militares a las fuerzas Bosnias Musulmanas durante el conflicto de los Balcanes en la década del 90 y asistido a los separatistas kosovares.

Mahan Air cuenta en la actualidad con una flota superior a las 60 aeronaves, y se ha constituido en la segunda empresa aeronáutica más importante de Irán. Realiza vuelos domésticos e internacionales a más de 29 países y 43 aeropuertos. Que incluyen entre otros: Paris, Estocolmo, Moscú, Kiev, Milán, Atenas, Dusseldorf, Estambul, Ankara, Damasco, Jeddah, Dammam, Dubái, Kuwait, Najaf, Bagdad, Erbil, Kabul, Delhi, Kuala Lumpur, Bangkok, Guangzhou, Shanghái, Almaty, Lar, Qeshm, Shiraz, Ahwaz, Mashad, y Teherán. De acuerdo al informe presentado por el Departamento del Tesoro Americano, que dio lugar al embargo de todos los fondos en suelo americano de esta aerolínea.Por la cual prohíbe la realización de cualquier tipo de transacción económica o tecnológica con la misma, como la venta de repuestos para sus aeronaves. Mahan Air trabaja coordinadamente en exportar la revolución

iraní con miembros de las anteriormente mencionadas organizaciones terroristas y aparatos de inteligencia del gobierno iraní.

Podemos, detallar las siguientes operaciones que incluyen el transporte en forma secreta de personal y equipamiento militar ilegal al Líbano para su afiliada Hezbollah, y a los gobiernos de Siria e Iraq. Realizando en forma sistemática la violación de normas y procedimientos de seguridad establecidos mundialmente con el uso ex-profeso de códigos erróneos de vuelos. Excluyendo simultáneamente de estos reportes los informes de pasajeros o carga transportada en los manifiestos de abordo. La manipulación intencional de los transponders por parte de la tripulación a fin de evitar ser rastreados y desaparecer de la vista de los radares. Situaciones estas que se ven muchas veces reflejadas cuando los vuelos están sobrevolando el espacio aéreo iraní, iraquí o el sirio. Transportando en forma ilegal y sin registros, a personal militar y paramilitar en zonas de conflicto. Asimismo la aerolínea fue denunciada por transportar personal tanto para ser entrenado militarmente en Irán como por el transporte de los heridos y muertos en este conflicto, a efectos de recibir sepultura en suelo iraní. Sirviendo al mismo tiempo para la transferencia ilegal de dinero destinada al pago de milicias que alimentan la guerra civil en Siria. Mahan Air realiza una alta frecuencia de vuelos desde Teherán, Mashhad, Isfahan, Shiraz y Abadan a Damasco y otros destinos militares en Siria. Irónicamente utilizando el espacio aéreo iraquí, lo que demuestra la influencia cada vez más notoria de Irán en la escena política y militar en aquel país. No logrando Estados Unidos jamás, que las autoridades iraquíes bloquearan o prohibiesen la circulación de esta aerolínea por sobre su espacio aéreo.

Para citar solo uno de los casos más notables de transferencia de cargamentos prohibidos, podemos recordar cuando Israel ataco una instalación militar en el aeropuerto internacional de Damasco, Siria, en la madrugada del 11 de noviembre de 2015. Jornada en la que destruyo por completo varios depósitos llenos de armamentos destinados al Hezbollah. Debido a informes de la inteligencia israelí, que daban cuenta sobre dos vuelos simultáneos con poca diferencia horaria con destino a Damasco acontecidos la semana anterior al ataque. Con origen en el puerto de Abadan, donde se encuentra una de las bases navales de entrenamiento en guerra marina de la IRGC más grandes de Irán. Las que completaran una misteriosa carga no declarada que se sumaban a las realizadas desde el mes de Septiembre de ese año y almacenada en las instalaciones de aquel aeropuerto y que tenían a la organización Hezbollah como destino.

De la misma forma en Mayo de 2013 el gobierno canadiense sanciono a esta aerolínea incluyéndola en su lista de embargos comerciales, bajo los cargos de ser una entidad que contribuye a la proliferación de material nuclear sensible y de actividades relacionadas al desarrollo de armamento nuclear, biológico y químico o de sus sistemas de lanzamiento. Por lo que prohibió a cualquier empresa o particular de aquel país dar asistencia financiera o vender productos a la misma.

A pesar de la imposición de sanciones comerciales contra esta aerolínea, el transporte de tropas por parte de la IRGC y la Brigada Qods a Siria se intensifico desde comienzos del 2012. Como sita un despacho de REUTERS del 15 de Marzo del 2013 “ los envíos de armas a Siria se intensificaron en los últimos meses, donde Irán Air (línea estatal de bandera) y Mahan Air transportan en cada envío cantidades de armas que llegan a las 5 toneladas por vuelo”. Y

Asimismo, según reportes de inteligencia americanos, la compañía realiza el puente aéreo a los milicianos afganos, residentes en Irán, reclutados por la IRGC. Entrenados en los campamento militares de las ciudades de: Mashhad, Pazouki, Chamran y Shahriar, y a los que hoy podemos ver combatiendo en los frentes Ssirios. Al mismo tiempo que es la responsable del transporte de milicianos iraquíes ligados a la brigada Quds. Los que según los mismos reportes fueran reclutados en la ciudad chiita de Basra en Iraq, y posteriormente enviados a la ciudad de Abadan en buses para ser entrenados en la base militar de aquella ciudad. Desde donde fueran embarcados en aviones pertenecientes a la flota de Mahan Air y trasladados a Damasco. Milicias combatientes que desde el 2016, en Siria se agruparon bajo las banderas de diversas unidades como por ejemplo: al-Nojaba, Badr, Kataeb Hezbollah y Asaib al-Haq. Las que están bajo órdenes de comandantes de la IRGC y que participan activamente en todas las grandes operaciones militares en ese país.

Debemos decir que a pesar de las sanciones impuestas, lamentablemente el anterior gobierno americano correspondiente a la administración Obama nunca implemento completamente las mismas. Permitiendo a Irán continuar con las operaciones internacionales de esta aerolínea. Burlando el embargo impuesto, comprando repuestos y aviones en diversos destinos y a través de intermediarios internacionales. Mahan Air, en cada destino comercial tercerifica su espectro de servicios de asistencia terrestres. En los que incluye: asistencia en rampa, manejos de equipaje y carga, abastecimiento de nafta, ticketing, servicios de check-in y administración de equipos de vuelo. Donde ninguna de las empresas intermediarias han sido sancionadas por su colaboración con el régimen iraní.

Tejiendo una red internacional con empresas ligadas económicamente a Irán, Mahan Air trata de burlar el embargo impuesto por los Estados Unidos. Podemos citar el caso de la empresa aérea Iraquí “Al Nasser” y del comerciante Sirio Issam Shammout dueño de la compañía Sky Blue Bird Aviation, quienes compraron a favor de Mahan Air en Julio del 2011 nueve aviones Airbus usados por diversas compañías europeas. Y de la compra a través de Hilton Worldwide Holdings Inc., parte del grupo de inversión Blackstone Group L.P de un avión fabricado por BAe Systems perteneciente a una empresa británica. Según denuncio el diario International Bussines Times en Junio del 2015 en un artículo de Erin Banco.

O por la denuncia realizada por el Department of Commerce’s Bureau of Industry and Security de los Estados Unidos ante tribunales federales en el 2018. En la que se detallan las maniobras donde, a través de una tercera empresa con asiento en Turquía, cuya presidente una empresaria llamada Gulnihal Yegane, habría intentado comprar motores de repuestos para sus aviones Boeing. Asímismo se detallan las actividades de la empresa iraní Teherán Air, fundada en el año 2017, subsidiaria de Mahan Air. Que en un esfuerzo por burlar las sanciones comerciales impuestas por los EE-UU. durante el último mes de Febrero del 2018 ha comprado en Hungría tres Airbus A319 con los registros EY-527, EY-558 y EY-559. Los que se encuentran , actualmente aparcados, en el Aeropuerto de Mashhad, a la espera de ser desplegados en los vuelos comerciales de la flotilla.

El uso de esta aerolínea para el transporte y contrabando de armas no se encuentra limitado a los escenarios de Medio Oriente, como hemos detallado anteriormente. Sino también se extiende a las fronteras europeas en una proporción de la cual todavía no tenemos la exacta

magnitud. Pero que quedo en evidencia el 19 de Enero de 2017 cuando la Guarda Fronteriza Ucraniana detuvo un embarque de misiles antitanques AT-4 Spigot destinados a Irán. El secuestro del material se produjo en el Aeropuerto de Kiev y estaba siendo embarcado en un vuelo de UM Airlines, cuyo Presidente es el comerciante de origen libanes Rodrigue Merhej, con destino a Teherán. Según explica el investigador Emanuele Ottolenghi de la Foundation for Defense of Democracies en Washington: Kiev permite en forma constante que Irán use su sector aeronáutico para evadir las sanciones impuestas sobre Mahan Air y otras aerolíneas iraníes.Esta cooperación comercial entre Kiev y Teherán no es nueva. Pudiéndose rastrear las relaciones comerciales entre ambos países a través de los últimos años. Por ejemplo se ha demostrado que Dart Airlines, arrienda aviones de su flota a operadores iraníes, comercialmente desconocidos. Que incluyen entre otros a Kish Air, de la cual Mahan Air es parcialmente propietaria y otros operadores como Irán Air Tours fundada en 2017, ATA Airlines y Zagros Airlines. Quienes usan estos aviones en las rutas Teherán-Beirut sin declarar carga ni pasajeros. También existen informes que la compañía ucraniana Air Khor´s alquila aviones a la empresa Al-Naser Airlines (citada anteriormente) y los utiliza en la misma ruta aérea.

Debemos añadir que desde Marzo de 2016 UM Airlines y Mahan Air firmaron un acuerdo de cooperación avalado por el gobierno ucraniano. Por el cual se abre una frecuencia aérea diaria Kiev-Teherán y un vuelo semanal que enlaza Kiev con otros destinos asiáticos a través de Teherán. Acuerdo que según los protocolos firmados, permite a Mahan Air, recibir entrenamiento y asesoramiento a sus pilotos, ingenieros y técnicos. Como así también el intercambio en leasing de aviones. Lo que le permite a Mahan Air mantener su flota al día, evadiendo las sanciones internacionales.

Sumado a las situaciones descriptas anteriormente debemos abrir otro capítulo en la historia de esta aerolínea. Es la referida a la firma de un acuerdo por el cual se establecía un puente aéreo de 14 vuelos semanales, a ser realizado, por Yemenia Aviation y Mahan Air para profundizar los lazos turísticos y humanitarios entre Yemen e Irán. Luego que un cruento golpe de estado, organizado por fuerzas sectarias Houthi (de extracción Shiita) apoyadas por la republica Islámica de Irán tomaran control de aquel país. Produciéndose en los cielos yemenitas, uno de los incidentes más destacados y poco usuales en la historia de la aviación comercial mundial. Fue el que ocurrió en abril del 2015 según reporta el periódico, The Guardian en su edición internacional. Donde aviones F-15 de la Fuerza Aérea Saudí trataran infructuosamente de detener y hacer descender un avión de Mahan Air proveniente de Irán con destino a Yemen, para inspección de carga. Terminando la acción con el consecuente bombardeo y destrucción de la pista y terminal de Sana’a. Acontecimiento que llevo a Arabia Saudita, en 2016, a retirar la licencia de vuelo, por sobre su territorio, de Mahan Air.

Finalizando este articulo y a fin de comprender en forma sencilla la magnitud de las redes tejidas por el aparato militar y de inteligencia iraní, a través de la creación de un tejido comercial, fundamental para la expansión de la revolución islámica en el mundo y de su red de influencia. Debemos decir que existen otras aerolíneas operando a favor del régimen iraní sobre las cuales pesan embargos transaccionales como Pouya Air, Caspian Air o Meraj Air y otras que no se ven alcanzadas por estos.

Excluimos de este artículo el análisis de las vastas operaciones realizadas por Irán Air, y de los acuerdos firmados con la aerolínea venezolana Conviasa. Luego de los tratados entre el gobierno de Venezuela e Irán y que requieren un análisis por separado debido a las implicancias estratégicas regionales y globales de los mismos.

Por último, vemos en el cambio de Administración americana y de su enfoque estratégico en materia de política exterior, la apertura de nuevas posibilidades para la completa aplicación de las sanciones impuestas a la Republica Islámica de Irán. Apoyadas por las palabras del Asesor de Seguridad Americano H.R. McMaster en el Foro de Seguridad de Múnich, Alemania realizado en Febrero de 2018. Donde ha llamado a Europa al compromiso en la aplicación de las sanciones sobre Irán y sobre las empresas e individuos extranjeros que apoyan sus actividades en forma indirecta.

Sin votos aún
Bookmark and Share
Etiquetas