Ud. está aquíForos / General / Contradicciones en la definición de Pluralidad

Contradicciones en la definición de Pluralidad


Publicado por: jpodjarny el 26 Agosto 2009

Bookmark and Share

En su definición, Plural Jai se declara pluralista, reconociendo a los judíos agnósticos o ateos como tales, pero por otro lado, solo reconoce como origen de la judeidad las vías religiosas, ya sea linea matriarcal o patriarcal, o las conversiones.

Ahora bien, de acuerdo a esta definición una institución judía laica como el Max Nordau de La Plata, a la que pertenezco, se encuentra por lo tanto inhabilitada para incorporar una persona al judaísmo, mientras que, una institución judía religiosa como el Seminario Rabínico si se encuentra habilitada vía la conversión. Esto es discrimatorio.

Si tengo el derecho de ejercer mi judaísmo desde una visión agnóstica, también tengo que tener el mismo derecho de incorporar al marco judío a una persona como aquel que ejerce su judaísmo desde una visión religiosa.

Sino tenemos judíos de primera, aquellos que pueden incorporar, y judíos de segunda, aquellos que no pueden incorporar.

Claro que esto no es fácil, históricamente se ha delegado en las organizaciones religiosas el "certificado" de pertenencia. Quizá sea hora de replanteárselo cuando queremos ser plurales.

Bookmark and Share
Etiquetas

Bueno, parece que pueden aparecer "judios" hasta de las piedras...

Estimado amigo Podjarny:
He leído tu post en el foro y creo que has sido parcial en la lectura de los postulados de Plural JAI, en virtud de que solo haces referencia a una parte de lo que para nosotros es ser judío.
No es cierto que "solo reconocemos como origen de la judeidad las vías religiosas, ya sea linea matriarcal o patriarcal, o las conversiones".

Para ello, transcribo aquí nuevamente lo que planteamos cuando hablamos de PLURALISMO:

El reconocimiento como tales de los judíos laicos, ortodoxos, conservadores, reformistas, agnósticos y ateos.

El reconocimiento como origen de judeidad basados en la halajá y la aceptación de la “ley de retorno” vigente en Eretz Israel. Para ser claros, reconocer la línea matriarcal y patriarcal por igual.

El reconocimiento de las conversiones efectuadas por las diferentes corrientes religiosas.

Es voluntad de este movimiento la consideración del debate acerca de los matrimonios mixtos, sus características, la judeidad por elección. Si bien reconocemos que este tema es sumamente conflictivo, ha llegado el momento de encontrar los caminos que conduzcan a una efectiva salida del mismo a través del intercambio amplio y generoso con las distintas posturas existentes sobre el tema.

Trabajar por una solución digna y definitiva en todos y cada uno de los ritos que hacen al ciclo de vida judío. Obviamente en lo que refiere al entierro de los judíos por elección.

Para ello, necesitamos gente como vos que tenga ganas de participar para cambiar la situación imperante en nuestra comunidad, y generar el debate correspondiente.

Gracias por participar en este foro.

David Salischiker

Estimado David:
Mi parcialidad está dada por seguir lo enunciado.
O sea, para PlurarJai, judío es:

Hijo de Madre o padre judío (lo que constituye la visión reformista).

o

Convertido por alguna corriente religiosa

En estas definiciones, no hay otra forma de entrar al judaísmo para una persona que ni su padre ni su madre son judíos que alguna conversión religiosa.

Lo lamento, pero es lo que surge de las definiciones.

O sea, aquella persona que dice de si misma que es judía, que se crió en un marco judío, que es reconocida por su medio como judío, si no tenemos la seguridad que alguno de sus padres fue judío, (por ejemplo, una persona adoptada de bebe), no es judío, y tiene que hacer la conversión.

No estoy de acuerdo, creo que debemos adoptar otra definición, que una persona que dice de si misma que es judía y que es reconocida como tal por su medio debe ser reconocida como judía.

Lamento el uso del termino "mixto", para las parejas interculturales.
No creo que las parejas interculturales sean un problema, El problema es la discriminación a las mismas por las instituciones judías.

Mi experiencia me indica que la aceptación del miembro no judío de la pareja como un igual tiene como consecuencia la integración de la misma y de sus hijos en el marco comunitario. Así lo hemos vivido por años en el Max Nordau de La Plata.

Estimado,
Siguiendo con el intercambio, insisto en que estás leyendo parcialmente el texto de nuestro documento fundacional.

Te sugiero leer el reportaje realizado a Raúl Stolarza y Leonardo Feiguin por Iton Gadol en http://www.pluraljai.com.ar/articulos/PluralJAI/2009-08-25/ReportajeIton...
Allí podrás ver reflejada la opinión de dos integrantes del movimiento.

Sería muy buena tu participación en nuestras discusiones y debates. Te invitamos a ponerte en contacto en comunicaciones@pluraljai.com.ar para invitarte.

Saludos cordiales,
David Salischiker

Me cuesta encontrar límites, creo muy atinada la definición emitida respecto a líneas matriarcal o patriarcal, o conversión; me resulta muy complejo hallar idea más abarcativa y a su vez estricta para ser judío; considero que también pertenezco a Max Nordau La Plata y me permito dudar, al menos con el moderado conocimiento de la institución, si ella es capaz de determinar quién es o no judío. Mis dos hijos concurren al Max y yo procuro colaborar, estoy muy conforme con la educación recibida pero la determinación referida me parece en principio difusa.
Este tema me apasiona y creo haber hallado el lugar para debatir y poner en juego lo que pienso, deseo no haber herido a nadie, no es esa mi intención. Un abrazo, espero vuestra respuesta.
Mariano Sujatovich.