Ud. está aquíPrincipios de Plural JAI

Principios de Plural JAI


Bookmark and Share

 

Creando un movimiento

Conformarse con poco y hasta valorizar lo inexistente, parecen ser las líneas centrales del pensamiento actual. Esta cultura se revela en la desconfianza, el escepticismo y la declinante participación comunitaria. Situación que tiende a reforzar el individualismo o las actitudes de optar por el mal menor, por considerar que no es posible construir un futuro superador.
La condición esencial para concebir un proyecto comunitario es:

  • Recuperar una ética sustentada en valores de solidaridad, cooperación, honestidad personal y honradez política.     
  • Respetar la dignidad y los derechos de todos y cada uno de nuestros hermanos.
  • Aceptar la diferencia como base de la igualdad y no como razón de desprecio.
  • Aportar lo mejor de cada uno, sin renunciar a su individualidad y a opciones personales.
  • Poner en juego los valores de un modo constructivo, abierto e inclusivo en nuestro imaginario.

 

La Comunidad puede

La actual crisis global y sus manifestaciones trajeron y traen consecuencias de alcance aún impredecibles, en nuestras instituciones. Este grupo asume la necesidad de trabajar intensa y responsablemente diseñando otros caminos posibles.
Tenemos el potencial humano y los recursos necesarios para alcanzar una comunidad hacia el futuro. La reserva de principios  éticos, valores solidarios y profundos sentimientos originarios de nuestra comunidad sigue vigente.

Propuestas para un cambio

La tarea pasa tanto por recuperar valores, ideas y sentimientos, como por su apropiada re-significación,  porque nuevos e inéditos son los desafíos del presente. El desafío ante la crisis consiste en asumir el derecho y la responsabilidad de pensar con libertad, pluralidad e independencia; identificar desaciertos para proponer alternativas y valorar y viabilizar la integración por encima de las diferencias, en nuestro carácter indelegable de miembros de esta comunidad,  protagonistas del futuro que nos debemos.
La construcción de un imaginario común, requiere del debate, la confrontación, la apertura, la inclusión de todos y la opción por aquellos que siempre quedan fuera de los discursos y de las acciones. Supone la tarea de integrar ideas en un todo coherente regido por un eje central que definimos como Proyecto de Comunidad, al servicio de todos y de un futuro sustentable.

Bookmark and Share