Ud. está aquíPresidente Obama, No we can't

Presidente Obama, No we can't


Publicado por: David Salischiker el 06 Junio 2009

Bookmark and Share
Autor: 
Guy Senbel
Fuente: 
Guysen International News

 
El discurso pronunciado en El Cairo este jueves 4 de junio señala la voluntad clara y firme de Washington de reconciliarse con el mundo árabe con Estados Unidos. Después de haber saludado en árabe a los más de 3.000 invitados, Obama hizo hincapié en “la verdad es que América y el Islam no se excluyen”. Declaración de principios reconciliadores basados en el “respeto mutuo”, el discurso de Barack Obama confirma la nueva doctrina de la Política Exterior americana para Medio Oriente.

 
Obama también se dirigió a los musulmanes para confirmarles que la diabolizacíon del Islam es inaceptable; el discurso era necesario.
 
Al anunciar que las tropas americanas no tienen vocación por permanecer en Afganistán, que América quiere “entregar Irak a los iraquíes”, que la “colonización” debe cesar en Israel, o que Irán tiene derecho a la tecnología nuclear, el Presidente americano pasa la página tras los años Bush y cambia radicalmente el enfoque de la Política Exterior de Estados Unidos.
 
Un fuerte compromiso para la paz y la estabilidad a toda costa, que vendría a justificar el final del intervencionismo americano en la región. La guerra se volvió demasiado cara para un país que parece aún distante de ver el final de la crisis.
 
Es necesario inventar la paz. Obama debe seguir creyendo en la posibilidad de un mundo en calma. El famoso lema ganador “Yes we can” no debe sólo cambiar a América, sino al mundo entero.
 
La prensa republicana en Estados Unidos reprocha, desde hace meses, las decisiones ingenuas de la Política Exterior en nombre de principios y lemas, menospreciando los riesgos terroristas y la seguridad. Su política de la confianza a priori hace temer lo peor en el país que sufrió el 11 de septiembre y en los países afectados por el terrorismo.
 
Obama insiste en que el “ciclo de la desconfianza debe terminar”, ignorando que las fuentes de confianza son raras. Por esta opinión, Israel debe seguir preocupándose de su seguridad, los Palestinos también. ¿No sería preocupante ver mañana al Hamás controlar la Autoridad palestina? Ese es el riesgo de una normalización con el Hamás que Obama desea. ¿Cómo puede ignorar que la razón de ser de la organización terrorista consiste precisamente en seguir sembrando el terror y la muerte, la inseguridad y el peligro?
 
El reconocimiento no permitirá solucionar el conflicto, porque no habrá reconocimiento. La demanda del jefe del Gobierno israelí que pide que los países musulmanes reconozcan a Israel como un “Estado judío” no tendrá éxito.
 
Es el “No we can't” que responden los Israelíes, primeros afectados por la amenaza iraní y la voluntad destructiva de sus contactos en las fronteras de Israel, Jizballah y Hamás.
 
“No we can't”. Porque es peligrosamente ingenuo creer que el Hamás renunciará mañana a las armas. El Hamás es un movimiento terrorista que desea instaurar la ley islámica como método de régimen político de un futuro Estado palestino.
 
“No we can't”. Porque no es posible confiar en Irán en la continuación de su programa nuclear, cuando su Presidente quiere la destrucción de Israel.
 
El peligro no sólo concierne a Israel. Son todos los países moderados de la región, empezando por Egipto, que están amenazados por el islamismo. Que se llamen Hermanos musulmanes, Hamás, Jizballah, la escalada radical que practican tiene como objetivo hacer caer a los regímenes pro occidentales de la región, para instituir regímenes dictatoriales y ultra religiosos.
 
En Oriente Medio hay dos campos: el de la moderación que aspira a la paz, por la política o por la economía, con tal que esté en el programa de los candidatos elegidos; y el campo del extremismo, que la rechaza. Hay el campo de la vida, y el campo de la muerte. Son irreconciliables.
 
“No we can't”. El Presidente americano se equivocó al pedir a los países occidentales “dejar a los ciudadanos musulmanes practicar su religión como lo desean, como por ejemplo dictando las vestimentas que una mujer debe llevar”. Barack Obama ignora seguramente que la más Alta Autoridad sunita, el imam de Al Azhar, la universidad en la cual había pronunciado su discurso el jueves 4 de junio, aprobó la ley francesa de 2003.
 
Obama “lamenta que para algunos países en Occidente el hecho de cubrirse el pelo tiene algo de desigual”. Crítica a la tradición republicana laica francesa que dijo “no” al velo islámico, como a todas las otras señales ostentatorias religiosas. La laicidad no combate la religión. Es en realidad un asunto privado.
 
La laicidad es también una defensa contra las desigualdades. Las cantinas Hallal en los establecimientos públicos franceses fueron abiertas en nombre de la igualdad de los niños; almorzar juntos en la escuela...
 
La violencia inter palestina que prevalecía este jueves 4 de junio y que provocó otros tres muertes sucedía en el momento en que Barak Obama comenzaba su discurso. A la par, un cohete Kassam era disparado desde Gaza sobre Mefalsim, en el Neguev occidental. A la hora en que el Presidente americano llamaba a una “nueva paz” en Oriente Medio, un atentado provocaba nueve muertos y cuarenta heridos en Bagdad. Ossama ben Laden, por su parte, pidió a los musulmanes “que se preparen para una larga guerra contra los infieles del mundo entero y sus agentes”…
 
Durante su discurso "reconciliador", Barack Obama no mencionó a Guilad Shalit. Soldado de Tzahal, rehén del Hamás desde hace 1076 días.
 
Publicado en Guysen International News el viernes 05 de junio de 2009
http://www.guysen.com/articles.php?sid=10060

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
Bookmark and Share