Ud. está aquíRAT, la sutil diferencia entre lo legal y lo legítimo

RAT, la sutil diferencia entre lo legal y lo legítimo


Publicado por: Agrun el 16 Junio 2014

Bookmark and Share
Autor: 
Mario Goldberg
Fuente: 
Mario Goldberg

 

Como muchos sabemos el día Miercoles sesionó (un eufemismo) la asamblea ordinaria de AMIA (RAT) que debía tratar (otro eufemismo) entre otros items trascendentes la memoria y el balance del año 2013.

Allí fuimos los representantes de socios para cumplir nuestra misión, para la que fuimos electos el 7 de Abril de 2013.

Por supuesto los factores de oposición, que no estamos representados en la actual comisión directiva creíamos que era una oportunidad para preguntar, averiguar, cuestionar, proponer, e incluso acordar la gestión del año pasado.

Es necesario recordar que nuestra mutual tiene un presupuesto que ronda los 15 millones de dolares anuales.

Tiene un padrón de casi 25000 socios activos (y muchos otros no activos pero en condición de rehabilitarse).

Tiene un sinfín de departamentos, un servicio de empleo importantísimo, y desde hace muchísimos años es claramente la institución referencial de los judíos ya no solo de Buenos Aires y Gran Buenos Aires sino de todo el país.

Pues bien, una institución de esta envergadura merecía de su asamblea de representantes una consideración de su memoria y balance exhaustiva.

No porque haya dudas de la probidad de sus ejecutivos, sino porque aquellos que no estamos en el gobierno debemos saber como se gasta, como se asignan las partidas, cuales son los subsidios, como se apoya a la educación, a las juventudes, a los adultos mayores, etc.

Y hay que diferenciar muy bien lo que puede ser publicitar la acción de gobierno con lo que significa rendir cuenta de estas mismas acciones.

Pues bien, mientras nos estabamos acomodando en nuestros asientos ya se habían tratado dos puntos del orden del dia (no eran significativos), cuando se pasa a tratar el tema fundamental del orden del día (el balance), un asambleista del BUR propone que se de por aprobado el mismo sin tratar ningun punto (mocion de orden), a pesar de nuestra oposición (incluso de un representante que está en la comisión directiva) la votación arrojó la lógica aprobación de la moción de orden.

Luego todo siguió de la misma manera y la asamblea tuvo una duración de...35 minutos.
Sí, en 35 minutos se dió por aprobado toda la gestión de un año de una d elas mayores mutuales de la Argentina.

Cuanta similutud a lo que vemos a diario en los ambitos políticos nacionales (sin embargo hay que decir que dentro de nuestro parlamento al menos los opositores pueden argumentar y discrepar con las iniciativas del gobierno).

La tan criticada disciplina partidaria, que hace que muchos legisladores voten leyes que les repugnan, se vió en el subsuelo de la AMIA.

Hay que diferenciar entre los asambleistas pertenecientes a partido de gobierno (BUR) y los asambleistas de sus aliados, con la digna diferencia del ingeniero Junovich, que se opuso a esta práctica.

Los asambleistas de AVODA mostraron un papel por lo menos lamentable.

Es curioso que estos señores de la vieja y decrépita política comunitaria, que entraron a esta comisión directiva por la ventana, (traicionando a sus propios votantes) sobreactuen su papel sumiso y obediente, con una abstención no cambiaban el resultado de la moción, pero al menos hubieran guardado una pequeña porción de dignidad.

¿Lo que ocurrió fué legal?

Por supuesto que sí, está contemplado en los reglamentos de cualquier sociedad, es absolutamente reglamentario.

¿Pero es legítimo?

Por lo pronto es sorprendente, ¿porque no quisieron debatir?

La respuesta de vicepresidente en ejercicio fue por lo menos endeble, dijo, sin casi avergonzarse, que los asambleistas son personas muy ocupadas y no se podría estar largas horas dando un debate, cuando el balance fue enviado a las casas de los asambleistas con muchos meses de anticipación.

¿Ignora el vicepresidente que el único ámbito legítimo para dar ese debate es la misma asamblea?

Seguimos creyendo que el pasillo de Pasteur es el ámbito adecuado para preguntar porque por ejemplo se destinan mas de 1.800.000 pesos al Superior Rabinato, ámbito virtualmente paralizado por la acción legal del rabino anterior.

¿Cuales son los recursos que se destinan a educación, quienes dejaron de recibir subsidios?

¿Quienes vieron incrementados sus subsidios?

¿Cómo creen que se pueden tratar todos estos temas en ambitos privados, en oficinas cerradas?

¿Porque no se aclara la situación de socios que pagan 2 pesos, y ni siquiera lo hacen ellos?

Los asambleistas tenemos justamente la función de representar a los socios, para eso fuimos electos el 7/4 de 2013.

Evidentemente la mayoría sigue creyendo que los designios de un lider espiritual es suficiente fundamento para gobernar con prescidencia de la mínima legitimidad democrática.

¿Que debemos hacer nosotros?

¿Dar por pérdida la AMIA?

De ninguna manera, debemos ser aún más prolijos y correctos, debemos seguir difundiendo este estado de cosas, debemos contarles a los nuestros lo que ocurre.

Estamos preocupados, el peligro del desmanejo tiene un correlato con la absoluta discrecionalidad.

Para los que levantaron la mano disciplinadamente les dedico mi última afirmación: dan lástima y verguenza ajena.

Shavua Tov

 

Mario Goldberg, socio y representante de la AMIA

Su voto: Ninguno Promedio: 1 (3 votos)
Bookmark and Share