Ud. está aquí¿El buen judío?

¿El buen judío?


Publicado por: David Salischiker el 21 Julio 2009

Bookmark and Share
Autor: 
Luis Grynwald
Fuente: 
Plural JAI

 
Nací en un hogar del barrio de Villa Lynch. Provengo de una familia que sobrevivió la Shoá. Con esfuerzo me educaron en una escuela judía y llegué a formarme como maestro. Continué mi perfeccionamiento docente en Israel, lugar donde conocí a mi mujer. Tengo tres hijos y dos nietos. Hemos respetado la tradición judía en todas las etapas de nuestra vida. Tuve el regocijo de guiar a mi hijo hacia la jupá (el altar), y en pocas semanas, si Dios quiere, tendré la dicha de poder acompañar a mi hija menor a casarse en la Comunidad Bet El.  
  
Es verdad, viajo en shabat y no observo estrictamente la kashrut. Más allá de ello, me considero un hombre generoso, trabajador y honesto, que ayuda a su Comunidad en todo aquello que está a su alcance. En este sentido me siento un buen judío. Un buen judío que se pregunta, se cuestiona y ejerce el libre albedrío. Elijo sin ataduras, sin temor y sin castigo, porque percibo que debo ejercer mi libertad para poder ser judío.

 
El 18 de julio del 1994 yo era tesorero de la AMIA. Tenía en ese momento 40 años.  Estaba sólo a dos cuadras de la calle Pasteur, cuando la criminal bomba estalló. Corrí y llegué a ese mundo plagado de sangre, de dolor, de muerte y de escombros. Ese minuto de fuego cambio mi existencia para siempre.
 
Pasé las siguientes semanas, incontables días y noches intentando coordinar y ordenar, con muchos otros dirigentes más, el proceso de reconstrucción; acompañando a los familiares, corriendo a la morgue, ayudando a enterrar a los muertos, y llorando en secreto ante la trama de esas imágenes que me acompañarán toda mi vida.
 
El último sábado 18 de julio del 2009 acompañé a los familiares a depositar una flor frente a Pasteur 633. La voz corrió y resultó que fuimos unas 500 personas. No fuimos simplemente individuos, como nos describió despectivamente el presidente de la AMIA.  Más allá de nuestra presencia, sorprendentemente estuvieron el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández y el Agregado de Comercio en funciones de Embajador de los EEUU, Thomas Kelly. Nadie eligió que fuese shabat. Tampoco nadie lo provocó. Ocurrió accidentalmente en el calendario. Nuestra presencia fue respetuosa. No fue invasiva. Sin discursos. Sin pancartas. Sin proclamas.
    
Estuve allí como amigo, como judío, como miembro de mi Comunidad y como ex Presidente de AMIA, recordando a las víctimas que no están y acompañando en el abrazo a los familiares.
 
Con dolor me enteré que el actual presidente de la AMIA, Guillermo Borger, está indignado y  nos descalifica. Pero yo me pregunto, como lo haría cualquier otro judío:
 
¿Acaso quebramos la tradición por el hecho de haber estado frente al edificio de la AMIA ?
 
Quisiera recordarle al actual presidente de la AMIA que él representa en su función a todos los miembros de la comunidad: a laicos, conservadores, ateos, seculares y  ortodoxos por igual, y que acorde a esa función no le cabe juzgar al resto, sino comprenderlos desde la humildad.
 
¡Qué lástima que Guillermo Borger no se disponga a preguntar, sino a sentenciar!.
 
¡Qué lástima que desatienda a quienes no piensen como él!.
 
Desde mi espacio, prefiero mantenerme del lado de la pregunta, que permite a los demás ejercer la diversidad y la pluralidad.
 
Estimado Guillermo, el dolor no diferencia entre laicos y religiosos, como no distinguió en la segunda guerra mundial, ni el 18 de julio de 1994. Por eso te invito a pensar en términos integrativos, plurales y diversos. Porque ser Presidente de AMIA significa apreciar a todos los judíos por igual y respetarlos, encontrando equilibrio entre tradición y modernidad, rechazando de manera categórica el pensamiento autoritario y acompañando aquella máxima de Elie Wiesel:
 
"Ser judío no significa pretender que el mundo sea más judío, sino que sea más humano".
 
Luis Grynwald
Ex-Presidente de AMIA
 

Su voto: Ninguno Promedio: 3.9 (28 votos)
Bookmark and Share

Sres. Plural Jai
Queridos Amigos.

A la distancia (en mi caso desde Israel, donde resido), las cosas se ven desde muy distinta óptica.
No puedo entender como aún gran parte de la dirigencia, de la oposición y de todos los movimientos (tan variados en la Argentina), siguen con los dimes y diretes, con los cuestionamientos vulgares; realmente unos contra otros, todos contra todos.
En Israel, no se realiza ningun Acto un dia Sábado. Ningún funcionario - tenga el rango que tenga - asiste en Shabat a un Evento. Simplemente porque esa es la ley judia, porque así lo manda nuestra tradición milenaria y porque tenemos todo el resto de la semana, incluido el dia domingo, para -en vez de ir al Country-, realizar Actos y movilizar a la gente. He leido también la triste y lamentable movilización para Iom Hatzmaut en la Ciudad de Buenos Aires. Mientras aquí nosotros orgullosos ondeabamos las banderas de Israel, un puñado de personas ( no el grueso de la comunidad Judia), se congregaba y encima soportaba las agresiones de unos pocos inadaptados antisemitas.
Los que critican generalmente son los que estuvieron antes gobernando la A.M.I.A. y las Instituciones Centrales; son los que permitieron estos 15 años de injusticia, son los que avalaron la corrupción dentro y fuera de la A.M.I.A, son los que se aliaron como complices con el gobierno que permitió las colocación de las bombas en la Embajada de Israel y luego en A.M.I.A.. Son los mismos que por acción o por omisión permitieron el quiebre y la pauperización de la Comunidad Judia. Son los mismos (de uno y otro extremo), que destruyeron el Banco Patricios, el Banco Mayo, el Banco Israelita y las incontables Cooperativas, que mantuvieron siempre a los shules, a los Templos, a los Colegios y a los Clubes de la Comunidad Argentina.
Con tanto amor recuerdo mi infancia en el Colegio "judio" de mi zona y otros cientos de Instituciones que solo están en nuestras memorias y que nos vieron crecer inculcandonos el amor por el Sionismo y al Estado de Israel. Aprendimos que significaba "Ama a tu projimo como a ti mismo", trabajamos desde dentro de tantas Instituciones para continuar con ese legado milenario que recibimos y que debiamos resguardar.

Los Argentinos han perdido la memoria, solamente viven para la crítica y para adaptarse a los distintos gobiernos que se van sucediendo y por arte de magia se mimetizan con ellos; por eso nos pasó lo que nos pasó.
Por que la ortodoxia ganó las elecciones; alguna vez se preguntaron si ganaron ellos o si las perdió realmente la oposición?. Por que no reaccionan de una buena vez y se unen para trabajar por una comunidad que de casi 500.000 almas ya perdió mas de la mitad, porque no trabajan para mejorar la educación judia, para recuperar el espíritu de lo que fué la red Escolar judia, orgullo en el mundo; porque no mejoran el nivel de hebreo (en vez de tanto ingles), para que las futuras generaciones que hagan Alia, puedan integrarse mas rápido al estado de Israel y ser "parte" de él, es decir que esten en condiciones de ingresar con el mismo nivel a las Universidades, a las empresas, a los distintos puestos laborales. Porque no elaboran un plan amplio para sacar a los judios de las villas miserias, de la indigencia, para tratar de mandarlos en planes donde ellos puedan reinsertarse y no como los que llegaron del 2000/1, que solo querían bienestar sin ningun esfuerzo.
Hay tanto y tanto para realizar, hay tanto para corregir; miren el pasado, asuman los gravisimos errores que llevaron a esa maravillosa Comunidad al triste lugar que hoy ocupa. Terminen con la politica que tanto ha destruido las relaciones entre nosotros mismos, entre los propios hermanos. Hagan un examen de conciencia para poder sentarse con los que Gobiernan hoy y llegar a un acuerdo para el futuro, para el bienestar de todos y cada uno de los judios argentinos. Todos Ustedes son responsables, no solo los que están o los que estuvieron.
Trabajen por los que vendrán, para que ellos puedan sentirse orgullosos de pertenecer al pueblo judio y saber distinguir que el Shabat salvó al pueblo judio, no al reves y que debemos respetar cada una de las opiniones. No hay judios de primera y segunda clase; ese es un fantasma que hemos creado y lo mas triste que lo seguimos manteniendo.....

Jose Caro*
Raanana, Israel

* Presidente de la O.L.E.I. Organizacion Latinoamericana en Israel.
* Secretario General del la O.L.E.I. CENTRAL.
* Vicepresidente de la zona Centro, del Ateneo Sionista Liberal.

Estimado José,
Nuevamente en contacto!

Leemos tu nota con suma atención y nos permitimos responder a algunas de tus reflexiones.

En primer término, acordamos en que la óptica desde la distancia es muy diferente a si residieras aquí, de la misma manera que cuando desde Argentina emitimos opinión sobre la realidad cotidiana Israelí.

No entendemos a que te referís cuando decís: “siguen con los dimes y diretes, con los cuestionamientos vulgares”.

A modo de simple aclaración, lo que sucedió el día 18 de Julio, no fue un acto. Fue simplemente la autoconvocatoria de los familiares de las víctimas, que querían poner una flor, y hacer un minuto de silencio.

Esa iniciativa, fue acompañada desde Plural JAI, pues entendimos que tienen derecho, y todos tenemos derecho a manifestar el dolor tanto, acompañando a los familiares en Pasteur, como desde cualquier lugar en que uno se encuentrase, haciendo un minuto de silencio a las 9.53hs. De la misma forma que en Iom Hazikaron, y frente al sonido de la sirena, todos y cada uno homenajea a los caídos en las guerras de Israel, estén donde estén.

En referencia al Acto de Iom Haatzmaut, coincidimos en que fue un hecho lamentable, del que seguramente, convivamos con dichas expresiones mientras que en Israel, en libertad se celebra festivamente la Independencia.

En el párrafo siguiente haces alusión a una “cuasi acción conspirativa” de gestiones anteriores, a quienes a nuestros ojos, colocas y mezclas en una misma bolsa. Es cierto que las desgracias de los atentados sucedieron en dichas gestiones. También es cierto, que dirigentes de dichas gestiones son cuestionados. Pero además es también cierto, que muchos dirigentes son quienes pusieron en pie nuevamente a esta kehilá. Y en varias gestiones además de dedicarse a reconstruir hacia el interior comunitario, se comenzó en tareas de acercamiento y hasbará hacia el afuera, que dieron muy buenos frutos en construir redes con la sociedad en la que vivimos.

La asimilación, el alejamiento de los jóvenes de las redes institucionales, el creciente individualismo, el mundo global, no son inventos argentinos, como la birome. Es un fenómeno mundial. Y Argentina no está exenta del mismo. De la Pérgola no nos coloca como paradigma de ese hecho. Tampoco en Israel, la única respuesta a estos fenómenos se da a través de la ortodoxia. Es una respuesta, válida, sincera y viable para algunos, pero no para todos.

Por eso surge Plural JAI, Movimiento Pluralista, democrático e inclusivo. En un espíritu de dialogar y llegar a consensos, y a través de ellos recrear la “magia” de la kehilá de tu infancia, a la que te referís.

Nuestro motor es saber que dejaremos una kehilá pujante para nuestros nietos e hijos. Y en pos de ello, es que sumamos y te sumamos a acercar tu visión y sugerencias creativas, superadoras.

Te saludo con un cordial Shalom!!

Nora Tage Muler
Coordinadora

MI NOMBRE ES DANIEL RYBAK,SOY UN JUDIO EDUCADO EN ESTA COMUNIDAD DE BUENOS AIRES,CIUDADANO ISRAELI DESDE 1970,ARQUITECTO,OFICIAL DEL EJERCITO DE ISRAEL,EN AÑOS PASADOS SERVI EN ESTA COMUNIDAD COMO SHELIAJ DEL TAKAM,PARA ARGENTINA Y LATINO AMERICA.
EN LA TERRIBLE SITUACION DE LA EXPLOSION DE AMIA,FORME PARTE DEL CUERPO DE RESCATISTAS QUE VINO DE ISRAEL PARA COLABORAR CON LA OPERACION DE RESCATE,TAL COMOLO REALICE EN INUMERABLES LUGARES EN EL MUNDO EN OCASIONES DE DESASTRES ,ATAQUES Y GUERRAS QUE AFECTARON AL PUEBLO JUDIO Y A ISRAEL.
TAMBIEN PARTICIPE EN SILENCIO Y EN EL ANONIMATO EN EL HONROSO Y DOLOROSO ENCUENTRO DE FAMILIARES,Y ALGUNOS POCOS PRESENTES FRENTE A AMIA,EL ANTERIOR SABADO.
SOY UNO DE AQUELLOS TANTOS QUE RECOBRO LOS CUERPOS DE LAS VICTIMAS, MUCHOS DE ELLOS PARA MI CONOCIDOS DURANTE MI INMEDIATA ANTERIOR FUNCIONES DE SHELIAJ.
ME ENCUENTRO EN ARGENTINA Y SIENTO UN PROFUNDO DOLOR DE SENTIR LA SEGREGACION DE MIS PROPIOS HERMANOS, O ACASO EL SR PRESIDENTE DE AMIA PUEDE COMPROBAR QUE ES MAS JUDIO QUE OTROS O DUEÑO DE ALGUNA VERDAD IRREFUTABE QUE ALGUIEN LE HAYA OTORGADO DESDE LA TIERRA O DESDE LOS CIELOS,PARA TRANSFORMARSE EN JUEZ DE AQUELLOS QUE HUMILDEMENTE RESPETAN A SUS AFECTOS Y AL TERRIBLE SALDO DE 85 ALMAS VICTIMAS DEL MAS TERRIBLE TERRORISMO ...
TODA MI VIDA LA DEDIQUE A MI PUEBLO Y NO CON SIMPLES PALABRAS O PLERGARIAS SINO CON ACTOS REALES Y COMPROBABLES DE DEDICACION Y ENTREGA AL JUDAISMO, A MI PUEBLO ,ISRAEL, Y PARTICIPE EN FORMA ACTIVA DE ACTOS Y HECHOS ,GUERRAS Y ACCIONES BELICAS QUE AFECTARON A ISRAEL Y AL PUEBLO JUDIO,QUE SUPONGO HUMILDEMENTE QUE EL SR PRESIDENTE DE LA AMIA NI SIQUIERA TIENE NOCION DE ELLAS.
QUIEN ES EL PARA JUZGAR MI JUDAISMO COMO EL DE CADA UNO DE AQUELOS QUE RESPETARON A SUS QUERIDOS.
SIENTO UN GRAN ORGULLO DE FORMAR PARTE DE MI PUEBLO Y A LA VEZ SIENTO UNA PROFUNDA VERGUENZA DE QUE PARTE DE MI PUEBLO SEGREGUE A SUS HERMANOS.
DANIEL RYBAK

Estimado Señor Grynwald,
Segun leo su articulo los 2 primeros parrafos, podrian ser mi propia historia no aqui sino en mi Venezuela Natal y por supuesto no pude, hacer nada activamente ante el atentado en la Amia, aun cuando desde Caracas siendo Directivo (cuando me fui de Caracas, era Vice presidente de la comunidad Ashkenazi)
dimos todo nuestro apoyo a la comunidad local, pero puedo hablar con propiedad de solidaridad y comunitaria.
Lo que no logro entender estimado Señor en la frase que dice:
Nadie eligio que fuese Shabat, es verdad, pero tods sabiamos que era Shabath y hace varios miles de años, nuestras celebraciones o conmemoraciones terminan antes o comienzan despues de Shabath, nuestros cementerios permanecen cerrados en Shabath y no casamos anuestros hijos en Shabath, no creo que ningun funcionario publico asista a un evento que no se va a hacer, y solo la presencia de algun representante comunitario pudo generarlo.
En resumen creo que a esta comunidad le hacen falta directrices que puedan generar un denominador comun, eso de que cada uno haga lo que le parece es valido para lo particular pero de ninguna manera puede ser valido para como nos comportamos colectivamente, creo que tanto usted como el SR. Borger hacen mal en mostrar sus diferencias en la prensa nacional en lugar de buscar los sitios comunes: En Venezuela siendo una comunidad chica hicimos el ezfuerzo y lo logramos, que tal si aqui lo intentan?
Saludos
Enrique Khon
Buneos Aires 22/07/09
ekk623@yahoo.com

A pesar de ciertos desencuentros que he tenido con el Sr. Grynwald durante su presidencia de Amia, deseo expresar mi más ferviente adhesión a su respuesta al que considero exabrupto conceptual por parte del Sr. Borger respecto de lo ocurrido este último 18 de Julio frente a la Amia.
La institución ha apoyado el Festival de Cine Judío que he creado en el año 2003 (y que en Noviembre próximo cumplirá su 7ª edición), en los años 2004, 2005, 2006 y 2007. Es notorio que el año pasado, bajo la nueva conducción de Amia, la institución se ha privado de presentar el que se ha convertido en uno de los eventos judíos públicos más importantes en la Ciudad de Buenos Aires. Y esto ocurrió porque el Festival -que no está recluído en una institución judía sólo para judíos, sino que se lleva a cabo en un sitio público a fin de transmitir la cultura judía a través del cine a la totalidad de la sociedad- realiza proyecciones durante el Shabat. El retiro del apoyo de Amia puso en peligro la prosecusión del Festival, pero judíos íntegros y buenos judíos (bajo la justa descripción que realiza Grynwald) permitieron con su asistencia que el Festival siga existiendo.
No dejamos de ser judíos porque depositemos una flor recordatoria del dolor en un día Sábado. No dejamos de ser judíos porque no seamos observantes y -respetando a quienes respetan el Shabat- continuamos con nuestra vida cotidiana. Lo más sano y apropiado que podría sucederle a las comunidades judías de hoy -a mi entender- es preguntarse, justamente, qué es ser judío en el mundo de hoy. Porque este mundo contemporáneo impone más preguntas que respuestas, sobre todo respuestas previsibles y sectarias, que se acercan peligrosamente a aquellos núcleos que, horrorosamente, provocaron la persecusión de los judíos desde el nomadismo. Es así como hemos llegado al colmo de... perseguirnos a nosotros mismos. Es muy triste, pero esto no debe desalentarnos, mientras se alcen voces contundentes y representativas como la del Sr. Grynwald.

Luis Gutmann

Quiero aprovechar este espacio y la pluralidad que el mismo argumenta y sustenta desde su nombre para hacer un comentario que me viene dando vueltas desde el último 18 de julio y las notas relacionadas en este sitio con los acontecimientos y sucesos posteriores a partir del mismo.
Quiero aclarar, aunque para mi no es pecado serlo, que no soy un judío observante, pero me molesta que se cuestione al presidente de la AMIA por los comentarios por él vertidos.
Paso a aclarar en que se funda mi molestia.
Es verdad que uno como individuo libre y autónomo que es puede tomar decisiones individuales de los actos que realiza y que siente correctos y uno no puede cuestionar el dolor que cada persona siente por los seres queridos que perdió en esa brutal masacre sin sentido y la forma que decide para recordarlos.
Pero cuando uno representa a un conjunto de individuos, en este caso a nuestra querida comunidad judía, independientemente de sus principios y valores personales se debe regir por las normas del judaísmo.
Y quiero recordarle a todos los que están en contra de los comentarios del presidente de AMIA, que si yo como judío quiero ir a un cementerio judío el día sábado no puedo porque el mismo se encuentra cerrado por shabat.
Quiero recordarles que si uno tiene la desgracia de haber perdido un ser querido y se encuentra en el periodo de Shiva o shive (de recogimiento y recordación del ser querido) el shabat lo interrumpe y así con todas las recordaciones y celebraciones de la religión... el shabat esta por sobre ellas.
Con lo cual, me parece coherente que la institución que se ocupa de representar a la comunidad judía toda, tome la decisión de respetar el shabat, porque por sobre todo, siendo religioso o laico el shabat esta por encima... y como docente que soy, creo que se enseña con el ejemplo y es la mejor forma de enseñar.
No quiero entrar en discusiones banales, porque creo que este no es ni el momento ni el lugar, pero me parece que es fundamental para nuestras instituciones preservar la esencia básica de nuestro ser y nuestra identidad judía, sino en algún momento vamos a terminar preguntándonos que es lo que realmente somos.
Los saludo con un cordial Shalom.

Ezequiel Rozic

La nota publicada por el Sr. EZEQUIEL ROZIC, es incorrecta, ya que la AMIA como institución debe actuar como manifiesta, pero su presidente no puede hablar en nombre de la AMIA para criticar la actuación individual de los judíos. Si lo hace, debe aclarar que lo hace en forma personal y no representando a una institución que "debe representar" a todos por igual, sean ortodoxos, conservadores o laicos. Creo que el Sr. Borger, se equivocó nuevamente, y debe aprender que cuando uno toma la decisión de dirigir una institución representativa de un vasto sector de opinión de sus representados, no puede segregar a nadie, pues eso es discrimación. Y la AMIA es de todos y para todos, le guste o no a los Borgers que circunstancialmente la gobiernan.

Saul (Lito)Dryzun.