Ud. está aquíBlogs

Blogs


Proverbios y Refranes

PROVERBIOS Y REFRANES

Mi padre (1890-1973) y mi madre (1897-1971) vinieron de Ucrania y se conocieron aquí.
Habían nacido en pequeñas aldeas cercanas a importantes ciudades (no hay que olvidar las “zonas de residencia”): Kiev y Dniepropetrovsk, antes Ekaterinoslav, y trajeron en sus semi vacíos equipajes un bagaje de cuentos y leyendas, pero especialmente proverbios y refranes, retruécanos y aforismos en ruso, ucraniano, ídisch y hebreo que –cuando los recuerdo en sus expresiones originales– todavía me impresionan y deleitan. Y los anoto.

MI AYUNO DE IOM KIPUR

MI AYUNO DE IOM KIPUR

Por mi falta de cumplimiento de los preceptos religiosos, mi madre venía batallando conmigo desde que tengo noción de las cosas.
Fui y seguramente seguiré siendo un rebelde en esta materia.

ORATORIA

LA ORATORIA

Estoy hojeando el diccionario ídisch-español y encuentro la definición de “rede kunst” (arte de hablar, arte de la palabra) que define a la oratoria, a la retórica. Y es exactamente lo mismo en alemán.
Esto sucedió en mi pequeño pueblo natal hace más de medio siglo.
Un humilde muchacho, algo menor que yo, acertó el premio mayor de la lotería. Luego de la conmoción decidió ir a pasear a Europa.
Y allí se fue. No sé cuánto estuvo en el viejo mundo, pero a su regreso la gente lo quiso homenajear y le ofrecieron una demostración en el principal salón de la localidad.

Los judíos hacen barullo!

LOS JUDÍOS HACEN BARULLO

Hace cosa de setenta años – yo era un chiquilín entonces– leí algo que me impresionó, aunque en su momento menos que años después: un trabajo del poeta español antifranquista León Felipe y que se titulaba algo así como “¿Por qué habla tan alto el español?”
Y decía que era un viejo defecto de raza, una enfermedad crónica. Si alguien encuentra ese trabajo, lo recomiendo calurosamente.
Tres veces, dice León Felipe, tuvieron los españoles que desgañitarse en la historia: la primera cuando se descubrió el nuevo continente: – ¡Tierra! –¡Tierra!–¡Tierra!

EL MAGUEN DAVID

EL MAGUÉN DAVID (ESCUDO DE DAVID)

HISTORIA – SIMBOLISMO – LEYENDA

El Maguén David (Escudo de David) consiste en dos triángulos equiláteros superpuestos en forma de estrella. Era usado en la antigüedad como figura mágica por muchos pueblos. También en la antigua Palestina, donde se han encontrado sellos con el Maguén David de hasta unos 2800 años de antigüedad.

KONST FURN

KONST FURN

Estaba hojeando el Diccionario Ídisch-Español y Español-Ídisch, de Winocur y Konstantinovsky, edición argentina del año 1931, cuando saltó ante mis ojos la definición “forn”: “Ir en coche u otro vehículo”. De inmediato resonó en mi mente la frase resignada de mi padre: “konst furn”, en su pronunciación ucraniana del ídisch: “puedes viajar, puedes conducir...”

¡gracias, viejo!

¡GRACIAS, VIEJO!

La primera colaboración mía que vi impresa era un modesto suelto en el boletín literario porteño “La Voz del Libro” en octubre de 1942. Yo tenía quince años y mi entusiasmo fue tal que cuando mi hermano Isidoro rechazó el ofrecimiento de corresponsalía del semanario “El Tiempo” de Concordia, me ofrecí a aceptarlo. Y desde 1942 a 1952 actué como tal en mi pequeño pueblo natal; y varios años más tarde seguí colaborando con el periódico.

José Trumpeldor

JOSÉ TRUMPELDOR (1880 – 1920)

Rebuscando en mis montañas de papeles encuentro un viejo cuaderno que empecé a escribir a los siete u ocho años: Sucesos Mundiales. Ahí anotaba brevemente lo que sucedía en el mundo en fechas relacionadas con mi familia.
Hace exactamente un siglo que vino mi padre a la Argentina desde su Ucrania natal, solo y sin documentos, corrido un poco por la pobreza y otro por la experiencia de uno de sus hermanos mayores: héroe de la guerra ruso-japonesa de 1904/05 y que después, en la del 14, cayó prisionero de los alemanes y murió en un campo de concentración.

CANTONISTAS y JAPERS

CANTONISTAS Y JAPERS

A raíz de mi nota sobre José Trumpeldor, un par de corresponsales me pide una ampliación del tema de los cantonistas, que les resultó una sorpresa total, e incluso preguntan por el origen de la palabra. No lo sé: pienso que viene del alemán Kantonierung, acantonamiento.
Supongo que habrá una historia documentada, quizás en ídisch, pero no la conozco. Los datos que poseo son tomados de historias y enciclopedias, que los mencionan quizás sin profundizar mucho.