Ud. está aquíEl argentino que recorre el mundo enseñando idish

El argentino que recorre el mundo enseñando idish


Publicado por: Javifenix el 03 Julio 2012

Bookmark and Share
Autor: 
Daniel Berliner
Fuente: 
Iton Gadol

 

Itongadol/AJN.- Abraham Lichtenbaum, director general de la Fundación IWO, es sin duda sinónimo de ídish. Y para justificarlo solo hay que revisar su agenda que incluye una larga gira por el mundo enseñando a jóvenes el idioma del pueblo judío. En una larga charla con la Agencia Judía de Noticias (AJN), Lichtenbaum confirmó que para la UNESCO, el idish es "un idioma en riesgo", pero para él una nueva generación viene detrás apoyada con un importante recurso como es la red de Internet y las nuevas tecnologías. Además informó sobre las nuevas actividades de la fundación y el acto que se realizará el próximo 18 de julio con motivo del 18º aniversario del atentado a la AMIA. Abraham Lichtenbaum, director general de la Fundación IWO, es sin duda sinónimo de ídish. Y para justificarlo solo hay que revisar su agenda que incluye una larga gira por el mundo enseñando a jóvenes el idioma del pueblo judío.

En una larga charla con la Agencia Judía de Noticias (AJN), Lichtenbaum confirmó que para la UNESCO, el idish es "un idioma en riesgo", pero para él una nueva generación viene detrás apoyada con un importante recurso como es la red de Internet y las nuevas tecnologías.

Antes de partir con destino a Lituania donde dará un curso de verano de tres semanas, Lichtenbaum destacó el crecimiento del interés de los jóvenes judíos y no judíos por el ídish.

Para el profesor, el interés por el idioma depende de los alumnos. "El israelí porque para el estudio de literatura hebrea necesita dos cursos de literatura ídish y mi curso está reconocido por las universidades. El alumno polaco que quiere investigar la historia de Polonia si no sabe ídish no accede a los documentos originales. Entonces aprenden y quedan enamorados del ídish, escriben doctorados. Por eso, cuando no esté, sé que quien lo sigue es un alumno mío", dijo.

Tras su viaje a Lituania, Lichtenbaum estará tres días en Hamburgo para luego armar las valijas y embarcarse a Montreal, Canadá, para el Festival Klezmer y finalizar la gira en Toronto.

"Esto lo vengo haciendo desde hace doce años, en Nueva York o en Europa. Este año me toca ir a Nueva York", relató.

Al explicar su trabajo, Lichtenbaum precisó que en el postgrado dicta cursos de perfeccionamiento a aquellos docentes de ídish europeo. "Son estudiantes que vienen de distintas universidades del mundo desde Estados Unidos, Suecia, Italia, Israel y Francia, vienen de todo el mundo", puntualizó.

En su mayoría son estudiantes que consiguen una beca, que gracias al aval del profesor argentino acceden al curso de tres semanas.

-¿Cuántas personas dictan estos cursos en el mundo?

-"Debemos ser como cuatro de la Argentina y otros doce del resto del mundo. Estamos comunicados porque están en París, Tel Aviv, Jerusalem… Cada uno hace lo suyo pero en el mundo ídish la comunicación es fluida vía Internet", relató Lichtenbaum.

A la hora de hablar del objetivo de estas actividades, el director de la Fundación IWO afirmó: "Estamos dejando formadores de docentes en ídish. Para cuando mi generación se apague quedarán 50 alumnos diseminados por el mundo con los que estoy en contacto permanente. Tengo alumnos enseñando en Bruselas, París, Polonia, Alemania, Washington, Los Angeles, Israel y Japón", comentó.

-Usted decía que la UNESCO dijo que el ídish es un idioma en riesgo…

-"Sí, pero no es un idioma que esté en extinción. El ídish como idioma es una lengua franca de comunicación (…) hay grupos que lo siguen manejando y en las universidades", aclaró.

No obstante, Lichtenbaum admitió que el ídish en Latinoamérica "no está bien". "La Argentina es el foco del ídish parlante y de alumnos de ídish", consideró.

El director del IWO comentó que tres o cuatro alumnos que asisten al curso de la fundación en la Argentina van a seguir con la difusión de la lengua judía.

Hay 120 alumnos que estudian ídish en un nivel interesante en el IWO, en los cursos que están a cargo de Ester Szwarc, quien es la directora Académica de la fundación.

Más allá de la actualidad que afecta a este idioma, el ídish ya fue rescatado en la década del ’80, cuando se vio "un serio riesgo de desaparición" a partir del cierre de periódicos y revistas.

"El tema del ídish tiene que ver con la segunda generación que no fue educada en ídish. Se puede achacar las culpas a cualquiera, desde el sionismo hasta la asimilación, pero no hay un solo factor. Es cierto que en la casa se dejó hablar ídish y en la escuela se dejó de enseñarlo.

Creo que no se puede dejar de lado mil años de historia de un pueblo y el ídish ocupa mil años de creatividad judía en el mundo, es tan galútico como el Talmud de Babilonia", enfatizó el profesor.

Lichtenbaum apuntó que "Israel es el centro de la vida judía, pero en las culturas judías el ídish ocupa un lugar, no es el lugar de las luchas ideológicas, solo ídish y el hebreo es clericalismo, ese es un error histórico y de analfabetismo judío".

Al analizar el nivel de la educación judía en la Argentina, Lichtenbaum consideró que "está pasando por una agudísima crisis". "Lo digo como educador y me duele, pero hoy en día me hago varias preguntas sobre la educación judía contemporánea: ¿Si es educación? ¿Si es judía? y ¿Si realmente es contemporánea?", dijo.

"En este momento existen escuelas para judíos y dudo seriamente del contenido judaico de la escuela", agregó.

El IWO y el aniversario del atentado a la AMIA

Para la Fundación IWO, el 18 de julio de 1994 es un día que marcó un antes y después, ya que el terrible atentado a la AMIA puso en duda la continuidad de su importante biblioteca, el archivo judío más grande de la Argentina, que quedó sepultado entre los escombros tras el estallido del coche bomba que asesinó a 85 personas y dejó cientos de heridos.

Con motivo del 18º aniversario del atentado a la AMIA, la fundación realizará el 18 de julio, a las 15 horas, un acto en la Biblioteca del Congreso de la Nación con la proyección de documentales.

"Esta semana empezamos a trabajar con chicos de sexto grado del nivel primario de escuelas judías y no judías haciendo una actividad educativa sobre lo que es la biblioteca, el rescate de los materiales y una obra que va a ser publicada en un libro alusivo. En esta actividad participan profesionales, docentes y voluntarios de la fundación IWO", contó Lichtenbaum.

La biblioteca de la Fundación IWO funcionaba al momento del ataque terrorista en el tercer piso del edificio de la AMIA de la calle Pasteur 633.

Tras la tragedia se rescataron 32.000 periódicos y revistas de todo el mundo; 9.000 fotografías; 2.100 discos de vinilo —entre los que estaban los primeros tangos en ídish—; 700 afiches de cine y teatro, algunos de cien años de antigüedad. También 120 pinturas (parte de la colección del pintor polaco Maurice Minkowski); 38 estatuas y 17 instrumentos musicales de valor histórico.

Actividades de la Fundación IWO

En cuanto a las actividades de la Fundación IWO, Lichtenbaum confirmó que se realizará un taller literario. Se trata de un taller de escritura en castellano, dado por el poeta Rabinovich que se dictará una vez por semana. "Va a ser un taller literario de expresión y vamos a publicar la obra, es una forma de acercar gente a la escritura", comentó el director de la Fundación.

En tanto que el 30 de septiembre, la fundación realizará una jornada de vivencia y de estudio acerca del ídish y las culturas judias.

De acuerdo a lo anticipado por Lichtenbaum, la jornada que se llevará a cabo en la Universidad Maimónides terminará con una actividad de Sucot.

"Durante todo el día se dictarán talleres en ídish y en castellano a los que puede asistir toda la familia. Habrá talleres para niños, talleres para gente que sabe ídish, gente que no sabe ídish y quiere escuchar sobre la cultura judía en castellano y un taller para principiantes en ídish para empezar a despuntar el vicio", comentó.

 

Sin votos aún
Bookmark and Share