Ud. está aquíLos desafios del nuevo año

Los desafios del nuevo año


Publicado por: David Salischiker el 05 Septiembre 2010

Bookmark and Share
Autor: 
Ana Jerozolimski
Fuente: 
Semanario Hebreo. Uruguay / PorIsrael.org

 

Sería bueno poder dar la bienvenida al nuevo año judío, el 5771 que está por comenzar, sin tener que abrigar tantas esperanzas de que éste nos traiga mejores noticias que el que inminentemente se termina. Sería bueno-¿e ingenuo?- decir que para el próximo año ansiamos simplemente felicidad y salud, alegrías familiares y poder disfrutar de la vida.

Tal como están las cosas, es imposible limitarse a eso. El mundo que nos rodea, o mejor dicho el mundo en el que vivimos, hace imperioso que pensemos más allá de la dicha personal, de la satisfacción profesional y los pequeños grandes momentos de todos los días en nuestra vida particular.

 

El pueblo judío lidia con no pocos desafíos. El antisemitismo, plaga que cobró millones de vidas inocentes en la Segunda Guerra Mundial, oscureciendo los cielos de Europa, no ha desaparecido. Siempre tuvimos renuencia a destacar demasiado la cantidad de incidentes antisemitas que se registran en distintas partes del planeta, ya que nos pareció injusto que extremistas radicales logren dar el tono, que parezca que consiguen quitar normalidad a la vida judía, multifacética y productiva en el mundo todo.

Pero hay que hallar el punto de equilibrio. Y es imprescindible estar atento, ser consciente, estar listo..No sólo para defenderse, Dios no permita, de un ataque contra la integridad física de un judío en cualquier parte del globo, sino también para saber repeler ataques contra la condición judía misma. Y estar atento significa también saber, enterarse, informarse, saber responder...Es que hoy en día, muchos antisemitas se encubren bajo la máscara del antisionismo, concentran en Israel las culpas de la humanidad y alegando que lo que critican es una política determinada, quitan de hecho legitimidad a la existencia misma del Estado judío y su derecho a defenderse. Eso es antisemitismo.

Siguen existiendo por cierto los antisemitas “tradicionales”, los neo nazis y extremistas de derecha. Pero están los “nuevos”, aquellos que creen que por presentarse como “progresistas” realmente lo son, aunque apoyen a regímenes oscurantistas y a terroristas, en su campaña contra la única democracia de Oriente Medio, Israel.

Y lo que es peor todavía, el antisemitismo de hoy está a menudo íntimamente ligado al radicalismo islámico, por lo cual se entrelaza directamente con el conflicto político entre Israel y los palestinos.

Se equivocan los judíos que en cada crítica a Israel ven antisemitismo y se equivocan los antisemitas si creen que lograrán ocultar su verdadera condición por presentarla engañosamente como “legítima oposición a las políticas de Israel”.

Es oportuno, aquí, recordar un interesante y emotivo discurso pronunciado en el año 2003 por el General Liber Seregni al ser galardonado con el “Premio Jerusalem” por la Organización Sionista del Uruguay. Es bueno mencionarlo justo ahora, poco antes que sea el Presidente de la República José Mujica, quien recibirá este galardón.
La creación del Estado de Israel significó para mí y en la historia un cambio cualitativo del compromiso y la relación con los judíos y el pueblo de Israel. Hasta entonces la relación había sido sobre todo la defensa del pueblo judío. A partir del 48 la obligación, el compromiso, fue con la defensa del pueblo de Israel amenazado, no reconocido, totalmente amenazado desde sus primeros tiempos".

Y agregó: "Desde la creación del Estado de Israel y porque no fue reconocido explícitamente por todo el universo, se mantiene una larga lucha, una larga lucha por la paz" "...la paz será posible si y solamente si, como decíamos en las propuestas matemáticas, hay un reconocimiento explícito de cada una de las partes sobre la realidad de la existencia de la otra. Palestinos reconociendo de manera rotunda y definitiva la existencia del Estado de Israel y el condigno reconocimiento de los israelíes y del Estado de Israel de la existencia de un Estado palestino, ambos libres, soberanos, para desarrollar cada uno su vida en el respeto a los demás".

Para el nuevo año, esperamos que ese hermoso y justo planteamiento del General Seregni, se cumpla en toda su plenitud. Que no se ponga en duda más la legitimidad de Israel. Que sean libres y soberanos, en mutuo respeto, israelíes y palestinos.

Pero eso también está relacionado a que Israel pueda vivir en paz en general, sin que se cumplan designios destructivos como los que llegan desde la República Islámica de Irán.

De esto deriva un deseo para el 5771, que mucho tiene que ver con los hechos de estos días. Es simbólico que se reanudan las negociaciones con los palestinos tan solo unos días antes de comienzo del nuevo año. Más simbólico todavía es que casi en la víspera, haya sido cometido un atentado tan terrible como el de la zona de Hebron, con cuatro civiles israelíes asesinados.

Es un deseo difícil el que pedimos: que se halle la fórmula que permita llegar a la paz, que permita a Israel poder tener confianza y dar pasos hacia la creación del estado palestino independiente, sin arriesgar por ello su seguridad. Hoy en día, a decir verdad, suena casi a acto de magia....Ojalá nos equivoquemos.

Y dado que no podemos, sería inmoral, terminar un mensaje de Rosh Hashana con un tono sombrío, queremos ver también la mitad llena del vaso. Recordemos cuánto empuje hay en el mundo judío en general y en Israel en particular. Tengamos presente cuánto se sigue creando, estudiando y avanzando en las sociedades libres, cuántos judíos aportan a sus respectivos países, cuánta creación cultural, artística, cuánta investigación científica y cuánto avance médico hay en Israel.

Eso no hará desaparecer los problemas ni tampoco minimiza las cosas que están mal entre los propios judíos o dentro de Israel. Pero sí pone mucho en proporción, recuerda que no es todo negro, que no todo está mal y que hay mucho de lo que enorgullecerse.

Esperemos que el 5771 traiga paz a Israel y sus vecinos. Que sea portador de estabilidad a todas las comunidades judías del mundo, en cercana relación con Israel y como parte integral de sus respectivos países.
Y muy especialmente, a la colectividad judía del Uruguay, que sea éste un año de acercamientos, dentro y fuera de la misma.
 

¡Feliz 5771!

Difusion: www.porisrael.org

 

Su voto: Ninguno Promedio: 1.5 (8 votos)
Bookmark and Share