Ud. está aquíLa institucionalidad comunitaria en un encuentro organizado por Plural JAI

La institucionalidad comunitaria en un encuentro organizado por Plural JAI


Publicado por: David Salischiker el 31 Marzo 2012

Bookmark and Share
Autor: 
Dra. Mirta Goldstein
Fuente: 
Para Plural JAI

 

El Encuentro organizado por Plural JAI | Judaísmo Amplio Innovador  "Los próximos 10 años de la comunidad judía en Argentina", del cual tuve el honor de ser moderadora, tuvo varios aciertos. El primero responder a una necesidad comunitaria de diálogo y acercamiento para analizar los problemas que estamos atravesando. El segundo es que no se habló de cada institución en particular sino que se abordó un tema a mi entender muy importante: la institucionalidad, es decir, las formas y modelos que las instituciones adoptan para accionar y su ética de trabajo.  El tercero es que fue un encuentro donde primó la "con-versación" -reunión de múltiples versiones-  por sobre el disenso, por lo cual se pudo mirar hacia el futuro. Desde estos puntos de vista fue un éxito.
Me gustaría poder incluir todos los aportes en una reseña, mas ante la imposibilidad de hacerlo solo mencionaré algunos significativos que seguramente se retomarán en próximos encuentros.

Abrió la actividad Luis Grynwald con una invitación a suamarse  a recrear los modelos institucionales. Esta intervención dió lugar a que surgieran distintos conceptos de comunidad en intersección con los de colectividad y congregación. Estas diferencias se deben a que en el interior y en el Gran Buenos Aires algunas instituciones cumplen diversas funciones y servicios a la vez: club social, templo, escuela, etc.

Otro concepto importante vertido en el encuentro fue el de "socialización" con el cual se quiso expresar la necesidad -no solo de nucleamiento- sino de reconstruir las redes de asistancia y transmisión, de acuerdo a las formas de recibir la información de los más jóvenes.

Se virtieron distantas maneras de entender la centralidad: como un paraguas unificador o como un organizador que debe dejar espacio para que cada comuna se desarrolle. En todo momento se rescató la convicción respecto de un judaísmo y una comunidad plurales e inclusivas, comentario ratificado por Leonardo Feiguin.

En la introducción manifesté que este encuentro partió del dabate interno de los miembros de Plural JAI los cuales por haber transitado ese camino nos animamos a extenderlo y convocar a todos los sectores y representantes comunitarios. Expresé que: "Este encuentro surgió de poner trabajar el paradigma "inclusión-exclusión" nos solo a los grandes acontecimientos sociales, sino a la vida cotidiana de los grupos y las instituciones, gracias a lo cual tomamos consciencia de los prejuicios que anidan en nosotros, tales como suponer que planificar y proyectar equivalen a destruir lo anterior cuando en realidad se trata de valorar lo que tenemos para relanzarlo y legarlo a las nuevas generaciones."

Diana Sperling introdujo la historicidad del concepto de comunidad y las distintas formas de construir centros de participación. Mirta Kupferminc se refirió a un modo de participación comunitaria que implica estar situado en los bordes: ni del todo adentro ni del todo afuera, para poder crear. Dardo Esterovich sugirió la importancia de que los  pensadores judíos asesoren y se comuniquen con los dirigentes y viceversa, para no caer ni en el pragmatismo ni en el intelectualismo. Ariel Grun destacó la importancia de no dilatar las acciones cuando éstas son necesarias y José Adaszko ratificó la posición de Plural JAI de hacerlo.

Claudia Kraitzman habló de la "hermandad" muchas veces destruída por las discordias internas. Jorge Elbaum expresó la necesidad de que se legitime en actos cotidianos y permanentes la representatividad institucional.

Fabián Galante se refirió a  la importancia de la escuela judía que acerca a los padres a la participación comunitaria, idea con la cual estuvieron de acuerdo otros delegados de la educación.

Los periodistas presentes se refirieron a los acontecimientos históricos argentinos que afectaron directamente a las instituciones y los presidentes de varias de ellas contaron sus dificultades y sus logros. Guillermo Borger, presidente de AMIA, relató los aciertos de esta mutual en materia de cultura, apoyo social y laboral, lo cual fue reconocido por todos los participantes como la necesidad de continuar en ese camino.

Cerró el evento Raul Stolarza invitando a continuar con este modo de trabajo.

En síntesis, considero que fue un encuentro productivo, al que seguirán otros a los cuales se integrarán muchos nuevos invitados con el objetivo de consolidar una comunidad potente, inclusiva y enriquecedora.
 

Su voto: Ninguno Promedio: 4 (1 vote)
Bookmark and Share