Ud. está aquíLa renuncia del "Fino" Palacios

La renuncia del "Fino" Palacios


Publicado por: admin el 02 Septiembre 2009

Bookmark and Share
Autor: 
Leonardo Feiguin
Fuente: 
Plural JAI

 
A los pocos días de asumir la conducción de una fuerza efectivamente operativa, en medio de versiones sobre su resistencia a dimitir, presiones de su jefe y amigo Mauricio Macri quién, sin embargo, será amigo pero no tonto, y abrumado por las presiones, se vió obligado a pedirle, por medio de un tercero, que resigne las pingües ganancias que le reportarían las licitaciones y demás negocios generados por la creación de una institución totalmente nueva (y necesaria, dicho sea de paso) como la Policía Porteña.
 
 

 Independientemente de las causas que se le imputan relacionadas con las irregularidades del  atentado a la AMIA, sobre Palacios pesan cargos diversos, desde haber tenido participación en los hechos que conmovieron en diciembre de 1991 a la Argentina, la intercepción de llamadas telefónicas con los secuestradores de Axel Blumberg, como así también el haber escrito un libro en donde reivindica los procedimientos del terrorismo de estado, y obvia en su relato sobre genocidios toda mención de la Shoá.
 
Ahora bien, frente a un hecho político de tanta envergadura, debemos festejar en primer lugar porque significa que se ha evitado que alguien que puede ser procesado, elevado a juicio y, por lo tanto, tal vez condenado por delitos en las causas que se le imputan relacionadas con las irregularidades cometidas durante la investigación del atentado a la AMIA perjudicando las investigaciones de la masacre ocurrida en julio de 1994 que han lastimado a nuestra comunidad y a toda la sociedad, sea el responsable de conducir en sus primeros pasos a una entidad de seguridad destinada a velar por la seguridad de los vecinos de nuestra ciudad.
 
En segundo lugar debemos analizar las causas de esa renuncia. Seguramente se anotarán una multiplicidad de factores, sectores políticos opositores al Gobierno de la Ciudad se movilizaron para protestar pero, aún QUIENES LO INTEGRAN SABEN que eso no ha conmovido nunca hasta ahora al Jefe de Gobierno. También se opusieron instituciones defensoras de los derechos humanos como las Madres de Plaza de Mayo (línea fundadora), Abuelas de Plaza de Mayo, el CELS y otros, pero la verdad es que al Ingeniero Macri nunca sus protestas lo han hecho cambiar un milímetro sus posiciones políticas.
 
Un tercer factor que presionó contra esa designación fué el gobierno nacional, tal vez por convicción, tal vez por conveniencia al ser Macri un potencial opositor al kirchnerismo. Cualquiera sea la razón, nunca sus peleas con los Kirchner han movido al Pro y a su conductor a cambiar de parecer.
 
Y por último, estamos nosotros. La comunidad judía. Las organizaciones de los judíos argentinos.
 
Hay versiones que el propio Macri, consciente de lo irritante de su designación, habría hablado con los dirigentes de instituciones centrales, quiénes le habrían asegurado una moderada oposición, sólo decir que era inoportuna, que hubieran preferido que fuera luego del Aniversario del atentado, que no iban a opinar, etc., cosa que no nos consta pero, sea como sea, las tibias declaraciones de AMIA y DAIA de primeros momentos contrastaron con la firme y, al principio solitaria, posición de PLURAL JAI que luego fue creciendo en cantidad y calidad: familiares de diversas organizaciones, instituciones comunitarias de todo tipo y finalmente las propias instituciones centrales comunitarias se manifestaon públicamente en contra de la designación. Y mucho más.
 
Participamos juntando firmas en forma virtual contra su designación, apoyamos los sitios en que se repudiaba al "Fino" Palacios y se difundía su "currículum", participamos en las mesas que en las calles de la ciudad sumaban voluntades para su destitución. Los grandes medios de prensa nacionales y comunitarios se hicieron eco de nuestra opinión, y tal como veo las cosas, si bien la decisión de pedirle la renuncia ha sido la sumatoria de esfuerzos y voluntades, la posición firme y decidida de la comunidad judía argentina, liderada por  Familiares de las Víctimas del atentado a la AMIA, Plural JAI y otras organizaciones comunitarias, fué un elemento esencial en esta lucha inclaudicable por la verdad y la justicia.
 
Queda un largo camino por recorrer a fin de arribar a las dos premisas mencionadas: “Verdad y Justicia”.
 
PLURAL JAI está comprometida con ambas de manera irrestricta. 
 

Su voto: Ninguno Promedio: 4.7 (3 votos)
Bookmark and Share