Ud. está aquíHanukah, festival de independencia

Hanukah, festival de independencia


Publicado por: David Salischiker el 12 Diciembre 2011

Bookmark and Share
Autor: 
David Mandel
Fuente: 
Mi Enfoque #397 - 09/12/2011 - www.mandeldavid.com

 

Los ultra-ortodoxos no reconocen al Estado de Israel. Su reacción va desde ignorarlo hasta considerarlo blasfemia y herejía, como es el caso de la secta fanática Naturei Karta.

La paradoja es que los ultra-ortodoxos celebran, al igual que todos los otros judíos, religiosos o seculares, el festival de Hanukah, que conmemora la independencia del pueblo judío y la creación de un estado, lo cual no se debió a una acción divina ni a la llegada del Mesías, sino a la lucha heroica del pueblo judío, liderado por los hermanos Hasmoneos, contra un poderoso ejército sirio.

El paralelismo entre la lucha por la independencia en el siglo 2 AEC, y la guerra de independencia en el año 1948 es asombroso. En ambos casos los judíos de Israel lucharon contra el exterminio; en el primer caso para salvar su identidad cultural y religiosa, (el rey Antiocus de Siria colocó una estatua del dios griego Zeus en el Templo, y prohibió la práctica de la religión judía y la circuncisión), y en el segundo caso para evitar su exterminación física, o, usando el eufemismo de los generales de los ejércitos árabes invasores, para no "ser echados al mar".

¿Por qué los ultra-ortodoxos miran con desdén la independencia judía de 1948 pero celebran con alegría la independencia judía del siglo 2 AEC? Este hecho es aún más difícil de entender si tomamos en cuenta que los descendientes de los Hasmoneos, que pertenecían a la casta sacerdotal de la tribu de Levi, se declararon reyes, lo cual fue en contra de la profecía de la Torah, "El cetro no se apartará de Judá [la tribu del rey David] ni de entre sus pies el bastón de mando hasta que llegue el verdadero rey [Dios] quien merece la obediencia de los pueblos", (Génesis 49:10), y también contradijo la promesa de Dios a David, "Tu casa y tu reino durarán para siempre delante de mí, tu trono quedará establecido para siempre", (2 Samuel 7:16).

Peor aún, los Hasmoneos, demostrando un pragmatismo no existente en los ultra-ortodoxos de hoy, modificaron unilateralmente la interpretación del mandamiento de honrar el sábado según el cual está prohibido efectuar cualquier labor. Esto, hasta la guerra de los Hasmoneos, incluía no luchar en sábados, y dejarse masacrar sin defenderse. Los Hasmoneos cambiaron la interpretación y dijeron que era permitido luchar en el sábado para defenderse (aunque no para atacar).

Volviendo a la pregunta que hice más arriba, lo que los ultra-ortodoxos celebran en Hanukah no es la independencia del pueblo judío, sino el milagro del aceite en el Templo. Los Hasmoneos liberaron el Templo, lo purificaron de todos los ídolos paganos y prendieron un aceite puro, cuya cantidad era suficiente para un solo día pero duró ocho.
 

Su voto: Ninguno Promedio: 3.3 (4 votos)
Bookmark and Share