Ud. está aquíEl problema de ser Secular

El problema de ser Secular


Publicado por: Javifenix el 09 Agosto 2012

Bookmark and Share
Autor: 
Mauricio Zieleniec
Fuente: 
mensuarioidentidad.com.uy


Este sábado cenando con una pareja amiga, me llamó la atención cuando comentamos por qué la mayoría de los que aportan económicamente a las instituciones ortodoxas judías en nuestro país, no acompañan dicha creencia religiosa.

Como es posible que bajo una vivencia y pensamiento secular, se solidarizan con lo más polarizado de la creencia religiosa judía. Fue en ese momento que intercambiamos diversas ideas y encontramos dos opciones posibles. La primera que comentó mi comensal fue que hay un complejo de ser judío y no acompañar la observancia religiosa, por lo tanto para compensar su deuda-complejo, es que se ayuda con amplitud económica a la ortodoxia y termina siendo eso un “alivio”.

Por otra parte, yo pensaba que sin descartar dicho planteo, hay un espacio gigante donde el peso de la tradición religiosa en todas sus dimensiones continúa en el presente, de generación en generación y se trasmite con prácticas, con ejemplos o en el silencio de palabras; eso significa que HAY UN TEMOR QUE, SIN LA RELIGIÓN JUDÍA, NO HAY JUDAÍSMO.

El sionismo había suplantado parte de dicho temor (fue el primer acto (no religioso) secular del judaísmo en siglos, alejado de lo religioso), pero ahora vuelve a aparecer nuevamente en el imaginario colectivo, el pensamiento donde solo el judaísmo tiene continuidad con las formas ortodoxas.

Con las explicaciones compartidas que nuestro judaísmo es obra de sincretismos, tanto en lo religiosos que comienzan desde nuestra historia antigua, pasando por lo cultural, en su sentido más amplio; nada pudo convencerlo a mi amigo de mesa. Incluso el comentario que hice respecto a mi nuevo matrimonio; con una esposa de origen griego, que me cocinaba el pan con el mismo nombre de Jalá trenzada como lo hacía mi Bobe, ella dice que es griego y yo digo que es profundamente judío... pero no bastaron muchos otros ejemplos, que somos parte de sincretismos, en muchísimas comportamientos y pensamientos nuestros…

No importa dicho suceso, lo relato porque nos enfrentamos con muchos seculares que no saben como transitar por caminos de nuestra identidad judía, excluyendo lo religioso.
Aunque respeto todas las posturas y cuestiono solo a los fundamentalistas judíos, hay una realidad: “no se tiene un posesionamiento claro de cómo “ser” judío sin religión”. No es un tema teórico, es una dimensión emotiva, es un vacío a lo que es trascender después de vivir; es quizás una “pulsión” de vida o de muerte; son tradiciones milenarias, ritos y ceremonias que están impregnadas en nuestra identidad. (1)

El espacio SECULAR no estableció claridad y formas comunitarias como ceremonias, símbolos, ritos etc. en forma satisfactoria. No nos asustemos puesto son esas, las formas humanas de transmisión de contenidos e ideas o pensamientos. No es problema de discursos, el ser humano es más complejo que lo racional, lo racional es insuficiente.

Nada es fácil de resolver, ni para los seculares, ni para los que creen en algo superior… sin integración a la institucionalidad religiosa ( ceremonias, ritos, etc.).

La identidad judía humanista es mayoritaria en nuestras comunidades, pero la instrumentación de esa identidad es liderada por formas ortodoxas; esa contradicción es una de las principales dificultades y contradicciones dialécticas que arriba mencionábamos. (Soy secular y me caso en una Jupá ortodoxa) No tengo claras todas las respuestas, solo señalo que sin un proyecto sistémico, no cambiaremos el curso de los acontecimientos.
 

(1) Gracias a tener espacios abiertos, el judaísmo se integro en el devenir del mundo, y eso le permitió su continuidad, no fue el dogma de las escrituras, sino la adaptación a los nuevos contextos. En esta contradicción dialéctica Hegeliana, tenemos por un lado: el dogma ortodoxo (tesis), por otro la apertura marcada simbólicamente por Spinoza (antitesis) y finalmente un judaísmo que continúa en forma pluralista y cambiante (síntesis).

 

Su voto: Ninguno Promedio: 3.8 (5 votos)
Bookmark and Share

Mientras que en los países anglosajones ya hay opciones para los que somos seculares, en Latinoamérica seguimos 2 infructíferas vías... o camuflarnos entre la ortodoxia, o la total y completa alienación de la comunidad. Creo que ya es hora de construir una alternativa, aprendiendo de experiencias análogas en otros países.
Gracias por la reflexión. Somos más de los que parecemos, ¿venceremos la culpa alguna vez?