Ud. está aquíAtentado a la AMIA - 17 años - Discurso de Familiares y Amigos de las Víctimas - 18 de Julio de 2011

Atentado a la AMIA - 17 años - Discurso de Familiares y Amigos de las Víctimas - 18 de Julio de 2011


Publicado por: David Salischiker el 18 Julio 2011

Bookmark and Share
Autor: 
Sergio Burstein - Familiares y Amigos de las Víctimas
Fuente: 
Iton Gadol - 18/07/2011

 

Desde el país de las palmeras al de la nieve

es nuestro inmenso dolor el que nos mueve.

Y allí donde nuestra sangre haya caído

brotarán nuestro valor, nuestro heroísmo.

Estamos aquí!

Estas son estrofas del Himno de los Partisanos. Y como ellos, nosotros Estamos aquí!

Aquí! Que es donde debemos estar, porque “Aquí cayó nuestra sangre”.

Aquí, se detuvo el tiempo en nuestras vidas, junto a 85 personas maravillosas, irrepetibles, únicas, nuestros familiares y amigos, los que fueron masacrados un dia como hoy, un lunes 18 de julio a las 9 y 53hs.

Sentados ante la hoja en blanco, pensamos en qué decir, en cómo transmitir nuestro sentimiento, el reclamo, la esperanza. Pensamos qué hacer para seguir cuando aún necesitamos respuestas. Porque preguntas tenemos, y muchas.

Cada vez nos cuesta más no reiterar los mismos conceptos, los mismos recuerdos, nuestro enojo, nuestra impotencia, nuestra rebeldía. Como si fuera un deja vú que no para de repetirse en nuestras cabezas.

Estamos aquí por ellos, Nos invade la ansiedad de que llegue la hora en que logremos saber. Saber la verdad. Pero mientras tanto, son ellos los que nos llaman, los que nos interpelan, los que necesitan y no admiten ser olvidados.

Son ellos los que quieren saber POR QUEPorqué los masacraron.

Y a la vez, nos resulta difícil despojarnos y hacer como si ya no fuéramos nosotros, los que hace 17 años lloramos por sus ausencias. Los que intentamos no estremecernos y quebrarnos ante el LACERANTE Y DESGARRADOR SONIDO DE LA SIRENA.

Como si pudiéramos no vivir más esta pesadilla que empezó hace 17 años y que continuará hasta el último día de nuestras vidas. 

Solo renunciaríamos a ESTAR AQUI si el tiempo volviera atrás y hoy, ellos, estuvieran presentes junto a nosotros.

Pero somos los mismos, los que seguimos al igual que los partisanos alzando nuestra voz. Sus nombres retumban permanentemente en nuestra memoria, los repetimos día a día en nuestras mentes y en nuestros corazones.

Estamos aquí  por ellos, para evitar que los sigan matando, una y otra vez sin piedad, con la indiferencia, el olvido y la falta de justicia.

Y porque no olvidamos, Estamos aquí!, porque nos rebelamos contra el uso miserable de nuestros familiares asesinados, nos rebelamos ante la impunidad, la corrupción y la complicidad, nos rebelamos ante la mentira y la hipocresía.

Leíamos en nuestra juventud, que no son los cobardes los que vencen los obstáculos. La valentía es la primera virtud del hombre.

Vivir peligrosamente es vivir como ser humano; en cambio vivir tranquilamente en el no te metas es vivir como ganado sentenciado al matadero.

Los hombres valientes hacen los pueblos fuertes. Sólo los pueblos fuertes hacen la historia. Ustedes y nosotros que Estamos aquí, estamos escribiendo la historia.

Y cuando hablamos de construir la historia, pienso en nosotros, en Memoria Activa, en APEMIA, los que fuimos el escollo para que no triunfara la mentira y que la causa AMIA siga más viva que nunca, aunque esto a muchos les pese.

Estamos aquí y seguimos a voz en cuello expresándoles nuestra verdad, porque guardar silencio nos haría cómplices de aquellos jueces, fiscales, dirigentes comunitarios, abogados, policías o políticos que aun pretenden enterrar la verdad.

Estamos aquí, porque, según comentó un vicepresidente de una de las dos instituciones mas importantes de la comunidad, nosotros tenemos la mente “fantasiosa y calenturienta” como única respuesta a nuestras palabras desafiantes.

“Calenturientas”, comentó ese dirigente devenido en lingüista, quien debería apelar a la retórica de la justicia y no al lenguaje de sus propias fantasías perversas.

Si con algo fantaseamos es que en el atentado no perdimos a 85 personas que formaban parte de nuestras vidas, y que con ellos, se nos fueron hace 17 años, nuestras propias vidas.

Y afirmamos! Nuestras fantasías se vinculan con poder volver a recordarlos en toda su dimensión.

Todos los días rogamos a Dios que ésta sea una quimera fruto de una mente fantasiosa y ojala calenturienta, pero sus muertes, son una triste y dolorosa realidad.

Sabemos que hay dirigentes en la comunidad que quieren un rumbo distinto, que están comprometidos con la verdad y no con los amiguismos. Dejen ya entonces de actuar en forma corporativa, eleven su voz, no sean cómplices, dignifiquen la causa, dignifiquen a la dirigencia comunitaria.

Aquí en este palco, no tienen lugar los dirigentes comunitarios que enviaron a un empleado a pedirle al embajador de EEUU que presione al fiscal y así evitar que siga investigando a los encubridores del atentado, como lo revelaron los cables de Wikileaks.

Un empleado que actúa como presidente comunitario y un presidente comunitario que no habla. Porque desde que esta negociación palaciega, oscura y vergonzante, salió a la luz hace siete meses, ni la institución ni ese presidente salieron a desmentirla.

Al no lograr coaccionar al fiscal terminaron haciendo una presentación en la justicia esgrimiendo argumentos que lo único que buscan es seguir dilatando la posibilidad de llevar a juicio oral y público a los procesados por encubrir el atentado.

Calificaron la actuación del juez Ariel Lijo como bochornosa y escandalosa. No nos sorprende esta actitud, si es el juez de instrucción que, entre otros, procesó por encubrimiento o por el pago de los 400.000 dólares, a Galeano, a Beraja, a Mullen, a Barbaccia, a Anzorreguy, a Palacios, y a Menem.

Si, Menem, el que siendo presidente ordenó encubrir el atentado a la AMIA y por ello esta procesado, el mismo que aun conserva su cargo de senador y lo que es peor probablemente renueve su mandato, ESTO SI QUE ES UNA VERDADERO DISPARATE, ES UNA VERGÜENZA. Debería tener una banca, pero en la cárcel

A quienes eligen permanecer del lado de Galeano y cuestionan las resoluciones de la Suprema Corte, del juez Canicoba Corral o del juez Lijo.

A quienes justifican a los fiscales Mullen y Barbaccia y critican o amenazan al fiscal Nisman.

A esos señores les exigimos que renuncien a la querella y se vayan de la causa. No sigan haciendo más daño.

Entendemos que prioricen la amistad, las obligaciones sociales y políticas, o tal vez hasta las comerciales, incluso hasta el cholulismo.

Si en definitiva a ellos les mataron un edificio, pero a nosotros… pero a nosotros, nos asesinaron a nuestros familiares.

Por eso al igual que los partisanos. Estamos aquí!... Estamos aquí! Donde cayó nuestra sangre.

Queridos amigos, les aseguramos que nada logrará evitar que el año próximo a más tardar, dos Tribunales Orales, juzguen a cada uno de los acusados por los delitos cometidos tanto por la participación en el atentado, como en la investigación.

Justicia mediante, sabremos el grado de responsabilidad que tuvo cada uno de ellos, y así terminarán donde deberían estar hace ya mucho tiempo, EN LA CARCEL, cumpliendo las penas que les correspondan.

Poco tiempo atrás estuvimos en España con los familiares del 11M, con el juez instructor y con la fiscal de la causa. ¡Qué envidia!, los funcionarios y la presidenta de los familiares sentados uno junto al otro, en la misma mesa de debate.

Esa escena muy pronto la viviremos aquí. La diferencia es que si bien estaremos sentados con el juez y los fiscales de instrucción, ellos estarán detrás de un vidrio, en el banquillo de los acusados.

Estamos aquí y no nos preocupa si nuestras palabras perturban o favorecen a tal o cual partido político, no somos nosotros los responsables de sus acciones.

Estamos aquí, con la tranquilidad de conciencia que nos da, el que JAMÁS produjimos ningún hecho que no fuera orientado en la búsqueda de la VERDAD.

Estamos aquí como Familiares y Amigos, pero esto no significa dejar de ser ciudadanos que tenemos nuestras propias vidas. Nadie nos quitará el derecho de pensar y tener las relaciones personales, sociales o políticas que queramos, por más inventos y maquinaciones que intenten instalar para desprestigiarnos.

Relaciones personales que JAMÁS…. JAMÁS condicionaron nuestros reclamos o reconocimientos que como agrupación realizamos en estos 17 años.

Estamos aquí convencidos que con la VERDAD tendremos JUSTICIA y con ella la PAZ. La PAZ que tanto necesitan las victimas, nosotros, la sociedad toda.

Esta profunda convicción nos motivó a repudiar públicamente el nombramiento del Fino Palacios como jefe de la policía metropolitana, por parte del jefe de gobierno porteño.

Su policía favorito estaba implicado en el encubrimiento del atentado más sangriento que sufriera la Republica Argentina.

Y sufrimos las consecuencias. Mediante una asociación ilícita, escucharon ilegalmente mis conversaciones con ellos, con mi familia, con ustedes, con todos.

El tiempo y la justicia nos dieron la razón en ese reclamo. Esta actitud de no callar, hizo que ese jefe de gobierno porteño nos odie y nos desprecie.

El nunca merecerá nuestro respeto. El que nunca tuvo por los muertos en la AMIA.

Pretendió minimizar esta actitud ofreciendo una candidatura dilecta a un miembro de nuestra propia comunidad, al que le asiste el derecho insoslayable de ser candidato.

Pero no podemos tolerar que por resentimiento o por política de campaña, nos descalifique etiquetándonos como funcionales o asociados a los poderosos.

Es el mismo que cuando acudimos en busca de ayuda, nos mintió y nos dio vuelta la cara. Alguien que desde Memoria Activa —con quien compartimos el mismo dolor y la misma lucha—logró acumular poder con el solo fin de satisfacer ambiciones personales sin importar si utilizaba y hería la memoria de quienes fueron asesinados.

Porque le dijimos que CON EL ATENTADO, NO…CON LAS VÍCTIMAS, NO…CON LOS FAMILIARES, NO, EL nos hizo saber que tiene la lista de nuestros nombres, haciéndonos sentir como en la terrible epoca del gobierno militar y las listas negras. (>> es el nombre del libro que hizo Pepe Eliaschev sobre los K)

Estamos aquí para denunciar la bajeza de un oscuro y amoral seudo periodista que utilizó la memoria de las víctimas para denunciar un acuerdo espureo utilizando información de incierta procedencia, y que reconoció no saber si era cierta aun ante la justicia.

Ofende a una profesión que jamás podrá ejercer dignamente porque no es ni digno ni creíble. Tampoco llega a ser un operador, porque es un títere al que se le ven los hilos.

Hay Pepe, que bajo caíste, como periodista sos patético, no hay mucha diferencia entre vos y el aforista religioso, utilizan el miente, miente que algo quedará ya sin ningún tipo de escrúpulo.

Utilizan a las víctimas, desprestigian y atacan a los Familiares, niegan la verdad, a los dos años del atentado abandonan y proponen enterrar la causa en la Plaza Lavalle, o siguen denunciando sin pruebas acuerdos económicos entre el gobierno e Irán utilizando los muertos en la AMIA como moneda de cambio.

Estos personajes nunca quisieron, ni pudieron entender que nuestra lucha está basada en principios que no se negocian de ninguna manera. Quizás ellos si estén  acostumbrados a hacerlo.

Para los dos todo vale, la cuestión es seguir con el kiosco a costa de los asesinados.

Estamos aquí! para denunciar a Luis D´Elia, supuesto vocero de Irán que entrevista y defiende prófugos de la justicia y se relame en sus mentiras, para luego pretender una banca en el Congreso, utilizando métodos que rayan lo extorsivo, con el único propósito de saciar sus mezquinos intereses.

No es difícil adivinar por qué ha quedado tan lejos de la gente decente que en los últimos años ha buscado comprometerse con una causa como esta, que es la de todos los argentinos, que no aceptan la traición.

Ya no hay lugar para quienes representan el terror en cualquiera de sus dimensiones y ya nada los exculpa de haber abandonado a las víctimas y a nosotros los que queremos la justicia como fin en si mismo.

Si  la causa no tuvo mayores avances fue merced a la resistencia de un gobierno como el de Irán que ampara, premia y celebra el terror como política de estado.

Ayer Irán envió un mensaje en el que expresa su deseos de cooperar con el gobierno argentino para que se haga toda la luz sobre el atentado contra la AMIA, dio el pésame a los familiares de las víctimas y lamentó que aún no se haya encontrado a los culpables.

Da asco tanta hipocresía, no necesitamos el pésame del estado iraní, menos aun de un negador del Holocausto que tiene como fin el eliminar a todos los judios del mundo, Ahmadineyad el nuevo Hitler.

No necesitamos solidaridad y pésames, entreguen a los ocho prófugos de la justicia por su presunta responsabilidad en el atentado a la AMIA si realmente quieren que esta causa se resuelva.

Sus funcionarios tienen las manos llenas de sangre, pero no como las de los heroicos rescatistas que intentaron salvar a las victimas del odio irracional, sino como criminales que son.

El gobierno nacional en estos últimos cuatro años en las Naciones Unidas ha denunciado duramente y con firmeza la actitud de Irán que protege a estos asesinos reclamados por la justicia argentina por idear, planificar y llevar adelante el atentado a la AMIA.

Ningún país miembro de este organismo puede ignorar este hecho que no entristeció solo a los argentinos sino a la humanidad toda.

Aun así, la Cancillería de Bolivia, invitó hace poco al prófugo de la justicia argentina, el Ministro de Defensa iraní Ahmad Vahidi a inaugurar una nueva Escuela de Defensa del ALBA.

Fue recibido con honores por el presidente Evo Morales quien estrechó su mano. Mano teñida por la sangre de 85 personas asesinadas en la AMIA entre las que se encuentran, oh paradoja, seis ciudadanos bolivianos.

Mas allá de las disculpas, Evo Morales, hace tiempo que coquetea con Ahmadineyad, el embajador de la muerte, ambos admitieron que "estarán juntos en todas las circunstancias, forjando una alianza incondicional a todo nivel".

Estamos aquí! por respeto a las victimas, para reafirmar el reclamo a nivel internacional por parte del ex presidente y de la actual presidenta. Decir que no sabían quién era Vahidi es inaceptable. NO LES CREEMOS.

Contra el terrorismo y contra quienes albergan a terroristas hay que actuar con firmeza y sin concesiones de ninguna índole. Nuestro gobierno debe reclamar con firmeza por este hecho, más aun cuando el responsable es el gobierno de Bolivia, un país hermano.

Pero no nos quedamos solo en la denuncia y en el reclamo sino que para que situaciones similares no se repitan, le proponemos a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que lleve adelante en foros internacionales nuestra propuesta para que a ningún prófugo por delitos de lesa humanidad le asista la inmunidad diplomática, herramienta que en este caso, solo garantiza impunidad.

Estamos aquí doloridos pero orgullosos, porque no bajamos la mirada, porque tenemos dignidad, porque nunca tiramos la honra a los perros, porque reconocimos nuestros errores y no sucumbimos en la necedad de defender la mentira.

Estamos aquí, y expresamos lo que sentimos, resultado de lo vivido en estos largos 17 años. Estamos comprometidos con la verdad y nunca medimos las consecuencias personales que nos ocasione el luchar por conocerla.

Aquí no hay espacio para los caprichos o escenas histéricas, somos los que asumimos nuestros compromisos y cumpliremos siempre con la promesa y la palabra empeñada con ellos, los únicos importantes.

A 17 años, una vez más decimos, que nos robaron la vida, pero no les vamos a entregar el alma. ¡VAMOS A SEGUIR LUCHANDO! ¡JAMAS OLVIDAREMOS! ¡JAMAS PERDONAREMOS! ¡JAMAS CLAUDICAREMOS!

Por eso ESTAMOS AQUÍ!... AQUÍ!...DONDE CAYÓ NUESTRA SANGRE.

Para finalizar quiero leerles un mail que recibí pocos días atrás.

Que haces, Pa? Como va?

Che, al final no me pasaste el discurso... Si tenés ganas soy toda ojos para leerlo.

No se que estarás poniendo, si te sirve o te inspira, hoy pensaba en que este año, aparte de cumplirse un aniversario más, se cumple la mitad de mi vida en que me quitaron a mi vieja.

No se si están los que la revisan así como yo, pero este año se cumplen 17 años del día en que yo tenía 17 años y una bomba hija de puta me saco a mi mamá.

Este año se cumple la mitad de mi vida en la que vivo sin justicia.... Vivo sin el amor y la Cia de mi vieja!

No se, sorry si fui catártica, pero quería compartirlo.

Besos, Romi

Yo quería compartirlo con ustedes.
Muchas gracias.
 

Sergio Burstein

Su voto: Ninguno Promedio: 3.7 (3 votos)
Bookmark and Share