Ud. está aquíDante Caputo: "“La Presidenta tiene que retirar el entendimiento con Irán del Congreso”"

Dante Caputo: "“La Presidenta tiene que retirar el entendimiento con Irán del Congreso”"


Publicado por: David Salischiker el 15 Febrero 2013

Bookmark and Share
Autor: 
ANA GERSCHENSON
Fuente: 
El Cronista - www.cronista.com

 

El ex ministro del Gobierno de Alfonsín considera que el acuerdo es garantía de impunidad porque Irán “no va a entregar a nadie” ante la Justicia argentina. Pide la renuncia del canciller Héctor Timerman por ocultar información

Politólogo, ex diputado y canciller emblemático del alfonsinismo, Dante Caputo regresó a la Argentina luego de siete años de trabajo como secretario político y consultor de la OEA. Alejado definitivamente de la UCR, dedica sus horas a la escritura y el análisis internacional. En diálogo con El Cronista, se sumó a quienes piden la renuncia de Héctor Timerman y aseguró que Irán “no va a entregar a nadie” ante la Justicia argentina.

–Como ex canciller, luego de las declaraciones del gobierno iraní ¿cuál es su primera observación?
–Ha habido una voluntad deliberada de mostrar una realidad que no existía, el entendimiento se quiso presentar como un bloqueo del proceso judicial y no sólo no lo era, sino que es un grave retroceso y además ahora hay falsedad ante la opinión pública. El canciller ha querido confundir, y no lo ha logrado. Espero que la señora Presidenta tome, ante estos errores no sólo técnicos del canciller, la decisión que corresponde.

–¿Lo dice porque Timerman aseguró que habría indagatorias para los iraníes implicados?
–Es muy grave. Ocultaron la versión inglesa del entendimiento para que no apareciera la palabra preguntar y pudieran utilizar la palabra indagar. Pero apareció la versión inglesa con la consecuente repercusión en Irán y ha traído claridad sobre sus intenciones, porque Irán no acepta la palabra interrogar.

–El acuerdo sigue firmado, de todas maneras.
–La Presidenta tiene que retirar el entendimiento del Congreso. Lo puede hacer sin demasiado costo, alegando que hay una aclaración del lado iraní que cambia la percepción que se tenía del texto. Punto.

–¿Qué consecuencias genera su aprobación en el Congreso?
–Una de las cuestiones que estaba prevista en el texto firmado entre los cancilleres, era que tuviera aprobación parlamentaria, no es ni habitual ni normal que así suceda. La diferencia entre lo que se había firmado en Etiopía y lo que la Presidente ha hecho ahora es que esto se va a convertir en ley de la Nación. Antes comprometía a un Gobierno ahora compromete a la Nación argentina.

–El oficialismo tiene mayoría parlamentaria para aprobarlo...
–El problema del entendimiento, además de lo que dice es lo que no dice, porque llegado el momento hay un dictamen de la comisión de la verdad, pero Irán no se compromete a entregar a nadie ante la Justicia Argentina o someter a un juicio. No se compromete porque va en contra de las leyes iraníes y no se compromete porque no quiere hacerlo, y la Argentina acepta que no se comprometa. Irán hará lo que quiera hacer, el problema es lo que yo acepto, firmo, comparto y además lo convierto en ley. Espero que quede claro un dato, si este es el camino abandono a los otros. Si digo ‘voy a seguir lo que está contenido en el dictamen de los 5 juristas’ a eso me someto. El señor Ahmadineyad habrá mostrado las pruebas de buena voluntad para resolver el tema. ¿Y después voy a abrir la causa de vuelta? ¿Voy a ir al Consejo de Seguridad a decir que Irán agredió a Argentina? ¿Con qué cara? ¿Con qué argumentos? Además le pongo el sello de la Nación Argentina a través de una ley. Ese es el tema, una vez que se hace ley, es aceptar lo que venga, el acuerdo con Irán es casi la impunidad.

–La Presidente mencionó como antecedente el caso Lockerbie ¿Cree que hay puntos de contacto con esta Comisión de la Verdad?
–Es el único posible antecedente, pero no pasó por un entendimiento ni mucho menos por una ley, y estamos hablando del famoso Pan Am 103, el avión que hizo estallar Kadafi.

–¿La Presidenta lo mencionó?
–Se entregaron las dos personas, una murió, pero eran personas menores porque la concepción de todo esto había sido del propio Kadafi, y el tema se resolvió con la aceptación de culpa y con una importante indemnización para cada familiar de las víctimas. A partir de ahí se cambió la historia y Kadafi fue recibido por Occidente.

–¿Cree que Irán podría entregar a alguno de los acusados por la Justicia argentina?
–Acá no se va a entregar a nadie. Es que el procedimiento judicial no se ejerce, no es cierto lo que dicen los considerandos de la ley que fue enviada. Por una razón muy elemental y sencilla que no puede ser desconocida por el Poder Ejecutivo. La Constitución iraní y las leyes de Irán, en nombre de la protección de los derechos individuales de sus ciudadanos, prohiben o no aceptan de hecho que un ciudadano iraní comparezca ante un tribunal extranjero. –No es lo que dice el Gobierno...

–Por supuesto, va a viajar el señor Canicoba Corral, que es a los efectos formales, como si viajara Usted o yo. Para lo que sucede, no es juez, es alguien que viene de la Argentina, no está declarando ante la justicia argentina sino ante alguien invitado por la Argentina, en Teherán ¿No nos preguntamos por qué se hace en Teherán y no en un tercer territorio?

–Pero habrá una Comisión de la Verdad...
–Esto no es un paso hacia la acción de la justicia, esto bloquea la acción de la justicia. La Comisión de la Verdad las veces que se ha practicado está destinada a dar algo a cambio de la justicia que no pudo ser hecha. Siempre una Comisión de la Verdad se lleva adelante cuando no se podía castigar. Cualquiera que se revise, desde El Salvador, entre la guerrilla y los responsables de la represión, en Sudáfrica entre los responsables del Apartheid donde se mató durante años a la mayoría negra, y termina con una comisión de la verdad para mostrar quienes son los responsables y hay un cierto mea culpa de los responsables, y punto. No hay justicia.

–¿Cuánto pesa en el acuerdo el flujo económico que generan las exportaciones a Irán?
–El comercio con Irán se ha multiplicado en el Gobierno kirchnerista, pero está esta traba irresuelta (ndr: la investigación del atentado a la AMIA) para ser socios comerciales plenos. Argentina exporta 1200 millones de dólares e importa 20 millones, así que tiene una balanza comercial notoriamente superavitaria. Brasil está exportando 2600 millones de dólares. Es probable que la Argentina pueda aumentar el comercio. Si usted toma la declaración de Ahmadineyad hecha a la agencia Fars, es por lo menos sorprendente. Dice: primero que se haga la verdad sobre esto, después se habla de comercio. La secuencia es al revés. No es que Irán diga yo quiero comprarle más porque preciso, y la Argentina se sienta y dice primero aclaramos lo de la AMIA y después hablamos de comercio. La Argentina fue a buscar más comercio y Ahmadineyad le dijo que lo que quieren es aclarar lo que para ellos constituye una mancha en la ONU y en el escenario internacional.

–La Presidenta dijo, sin embargo, que no se ocupa del comercio...
–Por supuesto, la Presidenta en su intervención del jueves pasado por cadena nacional, dice ‘yo no me ocupo del comercio’, pero sí se ocupa del comercio, como cuando fue a Vietnam a ver las posibilidades de comercio, fue a Qatar ¿Cómo que no se ocupa? Cuando tiene la posibilidad de mostrar algún éxito comercial lo hace. La hipótesis de que Argentina quiere conseguir mayores ventas yo no la descartaría.

–Si se convierte en ley el acuerdo, ¿cuáles ve como consecuencias internacionales a futuro?
–Es lo grave, porque muchas cosas que ha hecho este gobierno serán desandadas cuando deje el poder. Pero esto es una ley ¿Por qué la necesidad de convertirlo en ley? Ahmadineyad no cree lo que firma el Gobierno argentino, por eso le pide que sea ley. Cuando alguien le pide que un memorándum de entendimiento se convierta en ley le está diciendo que no le alcanza su firma, quiero la firma de la institución más importante de su país, que es el Congreso. Es decir, los negociadores argentinos no son creíbles ante Ahmadineyad, por eso la ley.

 

Sin votos aún
Bookmark and Share