Ud. está aquíUna visión cultural, no religiosa, del judaísmo

Una visión cultural, no religiosa, del judaísmo


Publicado por: David Salischiker el 22 Noviembre 2011

Bookmark and Share
Autor: 
Jana Beris
Fuente: 
www.argentina.co.il / Semanario Hebreo de Uruguay

 

El Dr. Efraim Zadoff (foto), educador y estudioso de la historia judía, enfoca el judaísmo como una cultura desde una perspectiva no religiosa. En este marco, fue un paso más allá de un mero enfoque personal, y decidió dedicarse al rol de "rabino secular". Es un tipo singular de liderazgo y apoyo a quienes desean guía judía, pero no desde el punto de vista de la práctica ortodoxa.

Este es el diálogo que mantuvimos con él para comprender el singular mundo en el que está inmerso.

- Dr. Zadoff, comencemos con las cartas de presentación, para aquellos lectores que no lo conocen; su trayectoria, ya desde Argentina...
- Nací en Buenos Aires en 1948, en el mismo mes que se declaró el Estado de Israel. Además de los estudios oficiales, cursé estudios judaicos basados esencialmente en el hebreo y en una visión comprehensiva del judaísmo como cultura desde una perspectiva no religiosa. Me recibí de moré de escuela primaria a los 16 años y a los 20 me gradué en la Midrashá Ivrit como moré de estudios judaicos secundarios. Al mismo tiempo me dediqué a la enseñanza del hebreo y del Tanaj; fui madrij y jazán en un movimiento juvenil conservador, y también comencé a incursionar en la escritura y la publicación en hebreo. En mayo de 1969 hice aliá y me radiqué en Jerusalén donde estudié primer y segundo título en la Universidad Hebrea. El doctorado lo hice en la Universidad de Tel Aviv. En estas universidades recibí la formación profesional en mi pasión de siempre, la historia judía.

- Quisiera abordar ante todo algo que no menciona: su actividad en el movimiento de judaísmo humanista. En la nueva publicación del Movimiento de Judaísmo Humanista de Israel, aparecen en la tapa varias fotos, bajo el título "las nuevas caras"... rabinos seculares... usted entre ellos. Mi impresión es que inclusive judíos no observantes, no religiosos, dirán que hay una contradicción intrínseca en la frase "rabinos seculares", ¿no?
- Es cierto. Esta es la primera reacción de las personas cuando escuchan el nombre de este título. Ante todo debemos analizar el término "rabino". La primera definición de este concepto data del siglo II de la e.c. en la Mishná - Tratado de Avot, se define a un "rav" como maestro. Con el tiempo el rol de rabino fue ampliándose y con el correr de los siglos se convirtió en líder espiritual, conocedor e interpretador de las fuentes. En nuestros días la función del rabino es la de ser un guía espiritual y un organizador comunitario en el sentido más amplio del concepto. Un rabino se ocupa de ayudar a los judíos a desarrollar su vida espiritual, cultural y vital de acuerdo a sus necesidades y sus convicciones respecto a la cultura judía. Los orienta y ayuda a celebrar los eventos de su vida como ser nacimientos, comienzo de la adultez, casamientos, y realizar ceremonias de sepelio y duelo. También instruye a vivir los eventos del calendario hebreo.

- ¿Por qué adoptar el término "rabino", tan ligado a la religión, para algo que no es estrictamente religioso? O sea... se puede ser guía, autoridad intelectual y hasta apoyo espiritual... ¿pero rabino, si no sos religioso?
- Originalmente el rol de rabino no tiene necesariamente relación con el culto religioso. Por un lado el rabino es un funcionario comunitario. Por el otro, las expresiones religiosas de la cultura judía no precisan la presencia de un rabino sino la de un minián (10 judíos) - sólo varones para los religiosos ortodoxos, y también mujeres para los religiosos conservadores y reformistas. Pero la presencia de un rabino para realizar actividades de culto, como ser rezar, o ceremonias vitales, aún las más formales como el casamiento, no es necesaria.
¿Por qué utilizar el término "rabino"? Esta es la denominación en la cultura judía de un "guía, autoridad intelectual, quien brinda apoyo espiritual" como dices. ¿Por qué no utilizarlo entonces?

- Quizás debería haber comenzado por aquí... ¿Cómo explicaría qué es el judaísmo humanista? ¿Me equivoco si es un intento de mostrar la riqueza del judaísmo pero no sólo desde el punto de vista religioso sino cultural?
- Ante todo debemos definir Humanismo. Es una visión de la realidad humana en la cual el hombre es el único soberano sobre su vida. De su actuación depende todo y no hay ninguna fuerza superior por encima de él que regule o controle su vida. Por lo tanto carece de sentido el pedir u orar a una supuesta fuerza superior para que beneficie a los que siguen unas disposiciones determinadas por seres humanos invocando una fuerza superior o castigue a los que las transgreden. El judaísmo humanista es el que valora la interpretación del mismo como cultura interpretándola desde una perspectiva no religiosa, como creación cultural hecha por el ser humano.

- ¿Pero hay también un intento de destacar algo negativo en el camino religioso o simplemente de resaltar otras aristas del judaísmo?
- En este sentido el principio que rige es el que se expresa en el libro del profeta Habacuc (cap. 2, versículo 4): "El justo vivirá en su fe". Que es la base del pluralismo. Cada uno está en su pleno derecho de mantener sus creencias siempre y cuando estas no nieguen las del prójimo ni preconicen su agresión.

- ¿Dónde está la fe en Dios en el judaísmo humanista? Habrá judíos que digan que sin eso, no hay judaísmo en su sentido más tradicional.
- Para responder seriamente a esta pregunta habría que analizar a qué definición judía de Dios uno debe referirse. A la bíblica que se refiere a un Dios que habla, se enoja, tiene atributos antropomórficos (manos, brazos, nariz, etc.); a la del Talmud, en la cual se dice que Dios no debe entrometerse en la legislación de los hombres; en la de Maimónides, que la única definición que formuló de Dios es que no se lo puede definir, etc.
Es cierto, hay judíos que dicen que sin Dios no hay judaísmo. Les pregunto: ¿a qué Dios se refieren? Mi sugerencia es no entrar en esta polémica que implicaría decirle al prójimo en qué debe creer o dejar de creer. En mi perspectiva, lo que determina es cuál es la fuente de autoridad para el comportamiento individual y social. Y en una sociedad racional humanista la fuente de autoridad es la razón humana para el bienestar de los hombres.

- ¿Tiene en su haber alguna vivencia especial que pueda tomar como la razón por la cual se acercó al judaísmo humanista?
- Por un lado soy de carácter racionalista y no creo en la existencia de una fuerza superior. Como historiador, veo que lo que ocurre a los hombres es el resultado de sus acciones y no de la acción de fuerzas trascendentales. Por el otro, mi cultura es la judía desde el comienzo de su expresión escrita en el compendio de libros llamado Tanaj y desde entonces hasta el presente. Me siento parte de la historia del pueblo judío y me identifico con la ideología sionista. El judaísmo humanista organizado me permite expresar esta pertenencia de acuerdo a mi idiosincrasia sin hacer concesiones como ser aceptar rezos que para mí carecen de sentido. El judaísmo humanista ofrece a los judíos no religiosos la posibilidad de mantener una vida judía activa y ofrece una alternativa positiva ante la opción de abandonar toda relación con el judaísmo visto como una religión. Es decir es una opción valedera y positiva ante la asimilación.

- Desde su perspectiva especial ¿qué significan estos días que el pueblo judío vive ahora, al comienzo de un nuevo año?
- El calendario hebreo es mi calendario y el que rige a mi país. En este calendario hay hitos que combinan la naturaleza con los mitos y la historia de mi pueblo. Finalizamos un año y comenzamos otro evaluando lo qué hicimos, anhelando que las cosas buenas perduren, que se acaben las perjudiciales y que el futuro sea mejor para el bien de los judíos y de toda la humanidad.

- ¿Le parece que es más "fácil" ser judío de acuerdo a la corriente humanista? No se exige el cumplimiento de preceptos y normas estrictas... ¿o me equivoco y sí hay mitzvot del judaísmo que están incluidas en los "deberes" de esta corriente?
- No creo que el tema en la decisión u opción por uno u otro camino se lo puede definir en el ámbito de la facilidad. Tal vez en Israel es más fácil que en la diáspora; pero si le preguntas a un religioso te dirá que el observar todos los preceptos que le indican las leyes religiosas es muy fácil. Creo que el punto de partida es el mundo espiritual y las creencias de cada uno. El judío humanista considera que el hombre es soberano y responsable absoluto y único de sus actos y que de él y de su entorno depende cómo se desarrollará su vida, y también de la casualidad. No hay fuerza superior que lo premie por cumplir ciertos reglamentos ni que lo castiga por transgredirlos. Son los hombres los que se ocupan de esto. Tampoco hay alguien a quien se deba solicitar que haga llover o soplar el viento. La fuente de autoridad es la sociedad humana cuando su principio es el beneficio universal. Por lo tanto, su deber de comportarse de acuerdo a las leyes destinadas a beneficiarlo y para el beneficio universal de las personas es respecto a su sociedad ya que fueron establecidas por la misma. No asesinar, o ser benevolente y justo con los trabajadores (en el caso de un empleador), o ayudar al que sufre o carece de recursos para vivir decentemente, ser cuidadoso con la naturaleza y respetuoso de los animales, y muchos otros principios que también los profetas israelitas de la época bíblica los preconizaban, son principios que emanan de un consenso en la sociedad para que sus miembros vivan mejor y sean felices en sus años de vida, que comienza con el nacimiento y finaliza con la muerte.

Una investigación que hizo justicia

- Hace poco nos encontramos en Yad Vashem, en un acto en el que por primera vez fue reconocido como Justo de las Naciones (Jasid Umot Haolam) un diplomático ecuatoriano cuya familia llegó a la ceremonia de descubrimiento de la placa en su memoria. También el vicepresidente de Ecuador concurrió especialmente para rendirle homenaje. Su rol en esto fue clave. ¿Cómo llegó a él?
- Una vez le conté a un conocido que estaba finalizando la edición de la Enciclopedia de la Shoá y me contó la historia de su abuelo que ayudó a un cónsul de Ecuador en Estocolmo a salvar judíos. Cuando le pedí más información me dijo que tenía documentos pero que no podía realizar una investigación. Este tema me resultó un desafío importante y dediqué cuatro años de trabajo parcial y ad honorem en la realización de la investigación sobre la actuación del Dr. Manuel Antonio Muñoz Borrero. Como resultado de la misma presenté un alegato a la Comisión de Justos de las Naciones de Yad Vashem en nombre de cinco familias de sobrevivientes que se salvaron gracias a los pasaportes ecuatorianos que emitió Muñoz Borrero. En mi investigación demostré que estos pasaportes salvaron la vida de 75 judíos.

- Justamente en la Enciclopedia sobre la Shoá, que usted ha editado, hay explicaciones a fondo sobre el rol latinoamericano y de la península ibérica en este tema de salvamento de judíos durante la segunda guerra mundial. ¿Cuál es el cuadro que podemos pintar al respecto de cómo actuó Latinoamérica y cómo actuó España (mejor separarlos)? Y, por separado, qué justos del mundo hay, para resumir, de América Latina, España y Portugal?
- Es correcto separar la actuación de América Latina y de España y Portugal. Todos los países impusieron limitaciones a la inmigración de judíos aunque América Latina lo hizo más tarde que otros países de occidente. De todos modos Iberoamérica ayudó a salvar las vidas de decenas de miles de judíos; a veces gracias a funcionarios y diplomáticos que movidos por sentimientos humanitarios o por interés económico permitieron la inmigración o el tránsito de judíos y en algunos casos como el mencionado, emitieron documentos de sus países que sirvieron para proteger la vida a algunos cientos de judíos. En mi enciclopedia podrás encontrar a Justos de las Naciones de España como Ángel Sanz Briz, de Portugal como Arístides de Souza Mendes o de Brasil como Luis Marins de Souza Dantas. Desde la publicación de la enciclopedia, en 2004, se incorporaron José Arturo Castellanos de El Salvador y el mencionado Muñoz Borrero de Ecuador.

Bodas judeo humanistas

- Efraim, usted ha conducido bodas en el marco de su rol como rabino secular. Me gustaría preguntar algunas cosas al respecto, comenzando por el tipo de parejas que se dirigen a usted para ese momento tan especial en sus vidas. ¿Se las puede caracterizar?
- Es muy dificil hacer una caracterización que abarque a todos. Cada pareja es un mundo por si misma. Sin embargo, puedo decir que hay parejas en las que uno de los dos es hijo sólo de padre judo por lo que la halajá religiosa no lo reconoce como tal. En cambio yo sí, por lo que los caso con mucho gusto. Hay también parejas en las que los dos son reconocidos por la halajá como judíos pero por principio no están dispuestos a casarse por el rabinato o en una ceremonia religiosa alternativa - conservadora o reformista. Todos ellos se casan en el exterior por casamiento civil porque, lamentablemente, en Israel no existe esa opción. Para ellos la ceremonia que les ayudo a realizar es solamente por sus sentimientos judíos y por afirmación de su identidad ya que no les brinda ningún beneficio legal.

- ¿Por qué optan por este camino? Hay jupá, hay ketubá... ¿cuál es entonces la diferencia?
- Sí, hay jupá y la ketubá la redactan ellos mismos. Este documento, en vez de ser el tradicional que asegura el sustento y los bienes materiales de la mujer por parte del hombre, es un acuerdo entre ambos miembros de la pareja en el que declaran su amor y cuál es el fundamento de comprensión y amistad sobre el que basarán su matrimonio y la familia que brindarán a sus hijos.

- ¿Le parece que la necesidad de esta corriente del judaísmo humanista, secular en esencia, surge por problemas como exagerado rigor de la ortodoxia o simplemente porque hay gente que quiere mantener tradiciones sin definirse como religioso?
- Creo que ambas respuestas son correctas. Pero la mayoría tiende a la segunda posibilidad: no son religiosos, su visión del judaísmo es de una cultura que ellos reconocen como propia pero de acuerdo a su interpretación - no religiosa. Y la ceremonia que les ofrecemos, es una interpretación cultural, no religiosa y humanista de la ceremonia religiosa.

- Claro está que toda pareja que quiere formar un hogar, desea que éste sea construido en base a valores positivos para criar en su seno hijos que sean personas de bien. También quienes recurren a usted como rabino secular, como guía en el marco del judaísmo humanista. ¿Cuál es el valor agregado como pareja judía? O sea ¿qué significa para jóvenes que se casan recurriendo a usted, el crear un hogar judío?
- Ellos están muy conectados con la cultura judía, que en los marcos humanistas no religiosos en Israel está más cercana a la vida cotidiana que a la de los judíos de la diáspora. La ceremonia con citas del Tanaj (Biblia hebrea), de la literatura hebrea moderna y con menciones claras de la historia y las tradiciones judías, es un fiel reflejo de como ellos viven su judaísmo. Su decisión es formar un hogar judío y educar a sus hijos como miembros del pueblo judío y esta ceremonia les da el marco fundacional.

Su voto: Ninguno Promedio: 4.5 (2 votos)
Bookmark and Share