Ud. está aquíReferente del reformismo: “El espacio igualitario es la unidad del pueblo con dos expresiones diferentes del judaísmo”

Referente del reformismo: “El espacio igualitario es la unidad del pueblo con dos expresiones diferentes del judaísmo”


Publicado por: Anónimo el 10 Febrero 2016

Bookmark and Share
Fuente: 
Iton Gadol

Itongadol /AJN (Por Julieta Cravero).

El director ejecutivo del Movimiento de Judaísmo Reformista y Progresivo de Israel, Rabino Gilad Kariv, expresó su emoción y alegría luego de que se aprobara esta semana la creación de un espacio de oración igualitario en el Muro de los Lamentos y asentar la disposición en la ley israelí, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias.

El plan adoptado por el Gabinete colocará la plataforma de oraciones no ortodoxas en la zona del Arco de Robinson, en el extremo sur del Muro, mejorando significativamente su estado actual. En la sección igualitaria se mezclarán los géneros pero incluirá un espacio único de oración de mujeres, según lo exigido por la organización Mujeres del Muro. Este espacio será totalmente accesible y visible para todos los visitantes del Muro, en la entrada principal al sitio.

¿Cómo recibió la noticia del acuerdo aprobado para designar un área de rezo para judíos no ortodoxos en el Muro de los Lamentos?

Primero de todo nosotros estuvimos profundamente involucrados en la negociaciones y sabíamos que el gobierno iba a votar el domingo, por ende fue muy emocionante saber que tras tres años de negociaciones tuvimos éxito en llegar a un acuerdo. Es un logro histórico.

¿Cuál es la importancia del acuerdo?

Tuvimos éxito en llegar a un compromiso. Hubo una habilidad de llegar a un acuerdo, de encontrar un modo de ser sensible hacia las necesidades y sentimientos de todas las partes involucradas. Eso solo es un logro muy importante. Además, esta es la primera vez que el gobierno israelí y su legislación reconocen una práctica religiosa no ortodoxa. Parte del acuerdo no es solo la construcción de un lugar físico en el sitio sagrado, sino el pequeño reconocimiento que ha dado paso a un estilo de vida judía no ortodoxo.

¿Por qué cree que se tardó tres años en llegar a un compromiso como este?

Creo que estamos tratando un tema muy sensible, no es un secreto. El tema tiene muchas intenciones, reúne muchas emociones y puntos de vista ideológicos. Se tuvo en cuenta toda la sensibilidad del asunto. Para nosotros era muy importante dejar en claro que el acuerdo debía cubrir el total reconocimiento de nuestro status y un lugar físico en el Muro de los Lamentos. Fue muy importante insistir en que haya dos plataformas de plegaria, no solo una. Estas pertenecen al mismo lugar y cualquier persona podrá entrar y verlas. Es vital reflejar al sitio con dos lugares de devoción. Es la unidad del pueblo con dos expresiones diferentes del judaísmo. Es por eso que tomó un tiempo llegar a un acuerdo.

¿Qué respuesta obtuvo de los ciudadanos israelíes tras la decisión?

Creo que el público general, los medios y la mayoría de los políticos de Israel respondieron de manera muy positiva. Este acuerdo fue un momento para hablar sobre la diferencia ideológica en el judaísmo. Los políticos ultraortodoxos no apoyaron la iniciativa y sus medios fueron muy negativos, por supuesto. Pero ellos no reflejaron a la mayoría que le dio la bienvenida.

¿Cuál es su mensaje para aquellos que no apoyan el acuerdo?

Si es para los ultraorotodoxos, puedo decir que el público israelí ya no está dispuesto a aceptar la idea de que hay solo una manera de expresar el judaísmo. La mayoría de los israelíes quiere poder expresarse con distintos modos de vida. La gente espera que los líderes religiosos promuevan el respeto mutuo y hagan compromisos.

Ustedes han estado luchando para el reconocimiento de todas las comunidades y denominaciones por muchos años, ¿qué sigue tras este logro?

La gente debe entender que este acuerdo no termina nuestro trabajo sobre el espíritu de Israel. Este solo es un logro y todavía hay cosas sobre las que queremos avanzar. El desafío principal que tenemos en frente nuestro es asegurar la capacidad de todos los israelíes de poder expresar sus creencias y permitir que las parejas jóvenes puedan ser casadas por rabinos reformistas o conservadores. Queremos también ser totalmente reconocidos en el sistema educativo judío. Los estudiantes tienen distintas denominaciones judías y comunidades, pero sigue habiendo desacuerdos. Hay un sentimiento de que hay esfuerzos lentos hechos por personas que luchan para que esto ocurra. El acuerdo que alcanzamos muestra que cuando uno combina una campaña pública con un creciente interés del pueblo judío de la Diáspora en el tema, y una la red política sofisticada, se puede llegar eventualmente a logros de este tipo. Vamos a seguir trabajando sobre estos esfuerzos.

 

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
Bookmark and Share