Ud. está aquíElecciones AMIA. Juntos por AMIA: "No podemos avalar la conformación de un padrón fraudulento y clientelista”

Elecciones AMIA. Juntos por AMIA: "No podemos avalar la conformación de un padrón fraudulento y clientelista”


Publicado por: Anónimo el 23 Marzo 2016

Bookmark and Share
Fuente: 
Iton Gadol

 

 

Itongadol.- Iton Gadol entrevistó a Pedro Buki y Sergio Brukman de AMIA es de Todos y Jorge Szczapowy y Ariel Grun de Plural JAI | Judaísmo Amplio Innovador, como representantes del Frente Juntos por AMIA. Este frente decidió no presentar una lista para las elecciones a realizarse el 17 de Abril del corriente año, denunciando “maniobras y manejos oscuros” del padrón electoral.


¿Cuál fue el motivo de la decisión de Juntos por AMIA de no presentar la lista?

El motivo principal es la falta de claridad en la conformación del padrón y la negativa por parte del BUR a dar respuesta a nuestros constantes pedidos de aclaración e información.

¿A qué se refieren con “falta de claridad” en el padrón?

Hay muchos puntos que no se condicen con un manejo transparente del padrón eleccionario. En principio, la diferencia abismal de la cuota promedio del común de los socios ($58, 68) y el promedio de los asociados “en bloque” del BUR ($5,89). Una diferencia de 10 a 1.

¿Qué son los asociados “en bloque”?

Que qué bueno que lo preguntes porque es un tema central en nuestro reclamo. Hay más de 8000 socios que sus cuotas se abonan en pocas direcciones (10, todas relacionadas a personas o instituciones cercanas al BUR donde se abonan la cuotas de a miles de asociados en cada dirección). Todos estos asociados abonan cuotas que son irrisorias. Como te comentábamos recién, en una proporción de 10 a 1 con respecto al común de los socios. Esto no solo es obsceno, sino que demuestra una falta total de responsabilidad por el resguardo del patrimonio de la Mutual. Por otra parte, las cuotas del común de los socios son constantemente actualizadas mientras que los de sus asociados quedan congeladas en valores mínimos para permitir el reenganche a precio vil luego de no pagar la cuota por 2 años. Esto genera un perjuicio patrimonial directo a la AMIA, que se traduce en menos fondos para educación y acción social, por ejemplo. Todo gracias a la “moratoria de amigos” que no fue extendida al resto de los asociados.

¿Podrían aclarar lo de la “moratoria de amigos”?

Nosotros te podemos aclarar a qué nos referimos pero sería muy importante que el BUR y quienes los acompañan en esta CD, aclaren el por qué de esta decisión. Todos estos asociados que te mencionábamos se beneficiaron con una moratoria en la que, pagando entre 2 y 8 cuotas, se condonaban las deudas, quedando en condiciones de votar en las próximas elecciones. Esta moratoria, que se manejó de manera secreta y sin darlo a publicidad al resto de los asociados, vulnera el principio democrático de igualdad de los asociados. Es tan grave la falta de ética en el manejo que estamos convencidos de que los primeros que deberían apoyar este pedido son los mismos asociados del BUR, exigiendo de sus autoridades transparencia, ética y probidad en la función. En AMIA necesitamos socios que voten, no votos que se asocien.

¿Hicieron algún reclamo? ¿Qué respondió la CD?

Hicimos varios reclamos formales a la actual CD con fecha 29 y 30/12/2015; 26/2/2016 y 8/3/2016 (que están todas a tu disposición). Pedimos aclaraciones, solicitamos la información acerca de cuándo y cómo se informó de estas moratorias e incluso pedimos que se extienda al total de los asociados. Nunca recibimos aclaraciones pero sí una respuesta negativa a nuestro pedido de igualar las condiciones. Insistimos con estos pedidos hasta último momento. Hicimos todo lo posible para llegar a estas elecciones con un padrón real y que represente la igualdad de los socios ante la institución. Pero fue imposible recibir respuesta.

¿Cuándo notaron estas irregularidades?

¿Las del padrón? Al recibir el padrón oficial por parte de la CD de AMIA, el 25 de enero de 2016. El resto de nuestros reclamos por la falta de claridad en diversas áreas de la institución las estuvimos denunciando desde nuestra posición en el RAT durante toda esta cadencia. Lamentablemente, el BUR y sus aliados (Avodá y UC) nunca dieron quorum para tratar los pedidos de Asambleas extraordinarias que solicitamos ni dieron cuenta de las situaciones confusas que se generaron a nivel administrativo, presupuestario y, por sobre todas las cosas, ético. Tengamos en cuenta que AMIA no es una marca en el calendario. No queremos que la gente la recuerde sólo los 18 de julio o cuando, lamentablemente, tienen que gestionar el sepelio de un ser querido. Nosotros nos comprometimos en las últimas elecciones a trabajar durante los 3 años, que fue lo que hicimos. El problema es que cuando no tenés interlocutor válido, la tarea se hace imposible.

¿Y por todo esto se arriesgaron a no presentar lista y quedar afuera de las elecciones?

Permitinos una corrección. No nos arriesgamos a quedar afuera: decidimos estar afuera para no convalidar un padrón fraudulento y clientelista que no refleja la realidad, que intenta manipular la conformación societaria simplemente para perpetuar a un grupo minoritario en el manejo de la AMIA. Una mutual que, por lo emblemática e histórica y por representar a gran parte de nuestra comunidad, no puede aferrarse a tácticas de la política más sucia y retrógrada que conocimos en nuestro país. No nos engañemos más: declararte religioso no te exime de cumplir con todas las normas éticas. Cuando la forma es más importante que el fondo, estamos en problemas y no podemos permitir que toda la comunidad se vea salpicada por los errores de unos pocos inescrupulosos.

Ustedes presentaron una nota explicando su decisión, ¿qué dice esa nota?

En principio que esperamos lograr una institución transparente, plural e inclusiva, profesando el respeto por los estatutos, la ley y por sobre todo, la ética y la hombría de bien, que siempre deben estar presentes en el espíritu y decisiones de aquellos que tienen una función dirigencial, sea cual fuere el ámbito de aplicación. Que no presentamos lista para no convalidar una situación quees, por lo menos, irregular, ni las maniobras -oscuras, confusas e ilegítimas- por parte de los integrantes de la Comisión Directiva con el fin de habilitar la participación de asociados que les son afines para que les aseguren el voto, hecho que atenta contra la misma institución. Como socios que vemos vulnerados nuestros derechos y que sospechamos que se atentó contra el patrimonio de la institución, solicitamos inicialmente que desde AMIA se intervenga de manera urgente y se instruya la correspondiente investigación interna en relación al ejercicio de las funciones de las autoridades de la mutual, y del modo en el cual han sido asignados los recursos de la misma en este último tiempo. De este modo, se podrá corroborar en forma fehaciente que los intereses de la mutual han quedado relegados a un segundo plano, favoreciendo los intereses de un grupo de integrantes de la asociación. Lo que pedimos, en este punto, es que la instrucción recaiga sobre asociados idóneos que no sean parte de la Comisión Directiva y que sea nombrado un miembro instructor por cada agrupación política. Esto, claramente, debe ir asociado a una suspensión temporaria de las elecciones hasta que todos estos temas sean aclarados.

¿Qué opinión les merecen las declaraciones del Rab Levin?

Nos producen una mezcla de tristeza, vergüenza e indignación. Nos llama la atención que el Sr. Levin, un líder religioso, apele a la mentira, la tergiversación y el engaño, mezclando conceptos con el único fin de asegurarse el poder en una institución que siempre representó a todos los sectores, hasta que el BUR se hizo con el poder. Cuando menciona a las personas que se asociaron desde FACCMA, Samuel Levin llamativamente olvida referirse a los cientos de solicitudes que fueron denegadas en base a criterios discriminatorios. Desde las agrupaciones que formamos Juntos por AMIA hemos respetado los derechos de todos y esperamos el mismo trato. En relación a que “hace 50 años que se hace lo mismo”, creemos que en principio es una mentira pero incluso si fuera cierto, la cotidianeidad de lo ilegal no lo hace aceptable. Es tan grave como justificar la corrupción en base a las acciones de gobiernos anteriores.

¿Qué le dirían al Rab Levin?

El Sr. Levin tiene una oportunidad única de demostrar que realmente le preocupa la comunidad y no sólo perpetuar a la ortodoxia en el poder. Que suspenda las elecciones, basadas en un padrón endeble y no representativo. Son tantas las falacias que esgrime que se nos hace difícil ver reflejadas en sus palabras a un hombre de raigambre religiosa y que debería ser un ejemplo para quienes lo siguen. En definitiva: ya no le pedimos que sea sincero con nosotros pero por lo menos que haga un esfuerzo e intente ser sincero con sus propios seguidores.

 

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)
Bookmark and Share