Ud. está aquíTwitter: Las redes sociales como herramientas, tanto del bien y la comunicación como del mal y del odio

Twitter: Las redes sociales como herramientas, tanto del bien y la comunicación como del mal y del odio


Publicado por: Anónimo el 15 Enero 2016

Bookmark and Share
Autor: 
Leonardo Feiguin

 

De acuerdo al períodico británico "Birmingham Mail" el ponzoñoso trabajo del cyber hacker de Birmingham Junaid Hussain está siendo continuado por sus amigos yihadistas bombeando más de 90,000 mensajes en Twitter por día. El "rey" hacker fué muerto en un ataque de un dron de los Estados Unidos contra el Estado Islámico en Siria el pasado mes de Agosto de 2015. El twiteaba bajo el alias Abu Hussain al-Britani y abandonó Gran Bretaña hace dos años perseguido por la policía. Ahora los expertos de la organización no gubernamental con base en los Estados Unidos Counter Extremism Project (CEP) dicen que sus esfuerzos de "cyber guerra’ están siendo tomados por nuevos reclutas que vienen a reemplazarlo como jefe propagandistico del IS.

El tema reaparece cíclicamente cuando se discute la importancia, o mejor dicho, la utilidad de los avances científico tecnológicos en nuestra sociededad.

En mi juventud, cuando todavía padecíamos en Argentina la más cruel dictadura de nuestra historia, un hombre que nos guiaba en nuestros primeros pasos por la política era Guillermo Estevez Boero, quien decía que la electricidad podía servir para torturar un detenido y para salvar un enfermo en un hospital, según quien la utilizara. En ese momento no había un avance tecnológico como el actual pero vale la comparación, ya que la tecnología es solo una herramienta, un elemento que es bueno en principio porque mejora las posibilidades de la humanidad, pero su uso es resorte del libre alberdrío de quien lo haga.

La red social Twitter ha sido reiteradamente criticada por organizaciones que luchan contra el terrorismo por no colaborar con los esfuerzos para eliminar el odio y la incitación a la violencia que realiza sistemáticamente ISIS y es nuestra obligación hacerlo notar y convocar a todos los que tengan acceso a limitar, atacar y desenmarscarar estas prédicas de muerte.

Leonardo Feiguin.

 

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (2 votos)
Bookmark and Share