Ud. está aquíHasta cuando seguir encubriendo

Hasta cuando seguir encubriendo


Publicado por: Anónimo el 14 Marzo 2016

Bookmark and Share
Autor: 
Elias Sporn

 

El pasado 4 de marzo la mayoría de los factores políticos de la comunidad dieron comienzo a charlas con el BUR para posibilitar un gobierno de unidad y tal vez de esta manera evitar una elección y volver a pacificar la relación entre ortodoxos y no ortodoxos. Esta reunión se dio con la apertura del diálogo con las palabras de Tommy Saiegh (actualmente en ejercicio de la presidencia de AMIA) y utilizado un término que nos hizo pensar que esto podría transformarse en una realidad, esta palabra era “generosidad”, donde cada uno de los presentes debía ceder algo en sus posiciones para llegar a un acuerdo.

La propuesta original resultó ser por parte de la no ortodoxia, bastante generosa ya que por haber sido la primer minoría (tomándola en forma independiente) ya que obtuvieron en el 2013 el 42% de los votos y la no ortodoxia sumada el 58%, se ofreció la presidencia de la institución y luego proporcionar el RAT y la Comisión Directiva en función a estos mismos porcentajes.

El martes 8 de marzo continuó la reunión esperando tener una respuesta a dicha propuesta, pero no la hubo. Se trasmitió por parte del nuevo interlocutor del BUR que si bien esos habían sido los porcentajes de la elección pasada para la actual elección el bloque religioso había incrementado su masa societaria fuertemente y que suponían que esta vez ganarían con una mayoría absoluta.

A estos comentarios se le transmitió que lamentablemente en el padrón suministrado por la AMIA se registraban una serie de hechos que no lo hacen muy transparente, ya sea el caso de 1537 socios que se inscribieron el 13 de abril de 2014 y nunca abonaron ninguna cuota, o 4590 socios que pusieron al día sus cuota al 1º de diciembre de 2015 abonando solo 3 cuotas en los últimos 3 años por medio de una moratoria que no fue difundida al común de la masa societaria, o los 8127 socios que abonan en 10 domicilio de pago un promedio de cuota de $ 5, 89 causándole un deterioro al patrimonio de la AMIA de alrededor de $1.400.000 anuales si tomamos como base una cuota mínima de $20 (esto habida cuenta que la cuota promedio del resto de la base de asociados en condiciones de votar - unos 17.125 asociados – paga un promedio de $ 58,68). Estos reclamos, lejos de que el interlocutor del Bloque Unido Religioso entendiese que dicho padrón era impugnable se manifestó diciendo “si es necesario judicializarlo haremos las consultas al Dr...”. Independientemente de la solicitud que se le hiciera para que entendiese que el término que utilizó resultaba de una dureza inusitada, se le pidió que retransmita esto al Rab. Levin y que nos diesen una respuesta el día 9 antes de las 17 hs. para proseguir con las actividades que cada factor llevaría adelante.

Esta respuesta no se hizo esperar, por un lado la emisión de un comunicado del Bloque Unido donde dice “inéditamente la AMIA comenzó a respetar Shabat, Jaguim y Cashrut”...

“Se mantuvo la autonomía ante fuertes presiones políticas y periodísticas, que como en el caso del memorando internacional con Irán, pretendieron arrastrar a la comunidad en perjuicio de los intereses de todo Am Israel”...

“Aún no fue posible avanzar en muchos otros aspectos, como educación, apoyo mas consistente a instituciones de Tora” …

“No da lo mismo ganar con la primer minoría que tener la fuerza de los votos necesarios para producir los cambios que el iaadut de la Argentina necesita”.

Todo esto no entendiéndose que la AMIA es una mutual. Pero lo más grave fue la respuesta recibida por uno de los miembros de la mesa, dejando grabado en su celular el propio Rabino Levin tildando a quienes trataban de tender un puente sobre la grieta generada de entregadores y antisemitas y que no quería saber nada con ninguno…


Señor Levin, señores miembros del BUR, lo más valioso que la Torá me ha enseñado es el valor de la palabra y el respeto.


Señor Levin, el fin no justifica los medios, mas aún cuando estos medios ni son éticos ni han sido trasmitidos en la Torá ni en las Leyes de este País y Ud. lo sabe perfectamente.


Señor Levin, hasta cuando debemos seguir encubriendo y trasformarnos en cómplices.


Señor Levin, lamentablemente no puedo decirle Rab porque Rab es un maestro y no siento que me este enseñando absolutamente nada.


Señor Levin, quiero una comunidad unida, no sometida; quiero la diversidad de pensamientos, no la monocromía del negro; quiero una AMIA para todos incluidos quienes manifestaron su voluntad de conversión al judaísmo; quiero que la Argentina vuelva a exportar morim a toda América; quiero seguir defendiendo al ortodoxo así como al que no lo es ante cualquier agresión.


Señor Levin, tan difícil es que entienda que ambos queremos que la comunidad crezca y se consolide y que para eso debemos respetarnos mutuamente.

 


Elias Sporn
Socio de AMIA
Honrado con pertenecer al RAT

 

Su voto: Ninguno Promedio: 2 (5 votos)
Bookmark and Share