Ud. está aquíEntrevista a Daniel Belinky, flamante vicepresidente de Maccabi Mundial: “El honor a la memoria de Guiora nos obliga a esforzarnos aún más”

Entrevista a Daniel Belinky, flamante vicepresidente de Maccabi Mundial: “El honor a la memoria de Guiora nos obliga a esforzarnos aún más”


Publicado por: Agrun el 09 Junio 2014

Bookmark and Share
Autor: 
Iton Gadol
Fuente: 
Iton Gadol

 

El ex presidente de FACCMA Daniel Belinky, de Argentina, fue elegido recientemente como vicepresidente de Maccabi Mundial para América Latina y en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN) explicó los retos a superar en esta nueva etapa: “Pasé de liderar una institución con 40 mil afiliados, a participar de un movimiento con casi medio millón de integrantes en todo el mundo… el desafío es enorme”. Durante el lunes por la noche FACCMA realizará un Lejaim (brindis) por la flamante designación.

En los últimos días hubo una importante visita suya a Maccabi Mundial, ¿qué ocurrió en el encuentro y quienes fueron?

Todos los años en Maccabi Mundial hay una reunión mundial de todos los países con todos los delegados. Allí se tratan diferentes temas, como el resultado de las Macabeadas del año pasado, viendo cómo se va tratar la próxima, temas generales y administrativos. Este año tenía una connotación especial que, desgraciadamente, pasó a ser mucho más especial, que es que había elección de autoridades. El presiente anterior fue Guiora Esrubilsky, que falleció en diciembre, e iba a ser reelecto para los próximos cuatro años. Esto hizo que el contexto cambiara y que la elección pasara a ser algo preponderante. Casi no iba a haber elecciones y estaba todo resuelto en una continuidad muy buena para el movimiento. No fue una elección reñida porque enseguida se armó un consenso. El vicepresidente que lo reemplazó en los últimos cinco meses fue elegido para continuar, Leo Dan Bensky. Es un macabeo de Finlandia con muchos años de participación en el movimiento, que va a dirigir los destinos de la presidencia en el 2014-2018. Además, y ahí había cinco candidatos para ocupar tres plazas de vicepresidente que representan, en general, a organizaciones de todo el mundo, se eligieron a Toni Wolfman del hemisferio norte, a Tom Goldman por Australia y yo tuve el honor de ser elegido por Latinoamérica.

¿Cómo está Latinoamérica después de la actividad de Guiora?

Siempre Latinoamérica tuvo una fortaleza y riqueza de contenido que es envidiada por el mundo entero. El fallecimiento de Guiora nos golpea, pero la inercia del movimiento en América Latina continúa y, en honor a su memoria, va a redoblar y obligarnos a esforzarnos aún más en función de todo lo que dejó encaminado.

Está llegando Maccabi como vecepresidente con una trayectoria no menor: ha regido los destinos de FACCMA en Argentina, es un hombre que conoce el mundo macabeo sociodeportivo, creo que es un continuar esta tarea. ¿Cómo vive esta designación?

Con gran alegría y responsabilidad. Conducir FACCMA para mí fue un honor y representó un desafío importante y pudimos tener la FACCMA de hoy en día, con una generación menor a la que yo tenía. Queríamos aggiornar y dejar paso a dirigentes jóvenes y eso sucedió. El compromiso ahora es que ya no es sólo por Latinoamérica, sino que es mundial. Si de repente hay algún problema, inconveniente, gestión en otro lado, me toca. Ya es un panorama donde, si bien represento a América Latina y mi corazón está acá, no es la única zona geográfica que me va a tocar.

Hay dos momentos destacados. Uno fue cuando en una plaza en Viena se hizo un acto con autoridades de la ciudad, donde el régimen nazi tuvo lugar, el otro es una macabeada en Berlín que se realizará próximamente.

El acto tuvo un discurso de Guiora muy emotivo, en Austria, donde ocurrió una de las masacres más grandes de la historia. Además, para nosotros, lo que va a ocurrir en Alemania es muy fuerte.

Ante estos dos hechos tan trascendentes, ¿cuál es su opinión?

La Confederación Europea organiza sus macabeadas y toca en Alemania en 2015. Donde inclusive FACCMA ha sido invitada a participar por la importancia que tiene en el mundo que está trabajando la conducción actual. Además tenemos a fin del año que viene, y eso es a nuestra zona, los panamericanos en Chile.

¿Cómo se imagina su trabajo día a día?

El desafío es muy grande porque la organización también es muy grande. Pasar de una organización como FACCMA con 40 mil afiliados a través de las instituciones adheridas, a participar de un movimiento con casi medio millón de integrantes en todo el mundo… el desafío es enorme. Hay que hacerlo paso a paso. Vamos a ir avanzando en la medida de las posibilidades, sin acelerar tiempos sino tratando de crear distintas posibilidades. Me provoca el fluir de la adrenalina la gestión. Acá hay para divertirse sin límites.

¿La familia acompaña?

Absolutamente. Elena (su mujer) es parte de esto y los amigos de Maccabi Mundial son sus amigos porque tiene la trayectoria del 95, cuando se hizo el panamericano y vinieron asociaciones centrales. Son sus amigos hace 20 años y en cada encuentro están presentes.

¿Cuál es el mensaje a sus pares regionales?

En función de todo lo que me conocen de América Latina tengo un agradecimiento profundo por la confianza que me están brindando. Todos los países integrantes del movimiento son los que estuvieron de acuerdo en que la postulación de América Latina en mi persona era lo mejor para el movimiento. También mi compromiso a no defraudar. Después a la conducción de FACCMA, que tenía la posibilidad de presentar a alguien y confiaron en mí.

Sin votos aún
Bookmark and Share